Cómo organizar la mesa de centro

Las mesas de centro son, al igual que los sofás y el resto de muebles de salón, una pieza imprescindible en cada sala de estar. Sin embargo, a menudo las mesas de centro quedan relegadas a un segundo plano y olvidamos que sin estas elegantes piezas, el conjunto general del salón no está completo. Este mueble, además de ser práctico, aporta estilo y elegancia a nuestros salones. Podemos encontrar mesas de centro de diferentes diseños, colores materiales… ¡Todo para una casa con estilo!

Las mesas de centro deben adaptarse al estilo del resto de muebles de nuestro salón para contribuir a la imagen en conjunto de este espacio.

Ya sean redondas, ovaladas o cuadradas, de superficie mate o brillante, de madera, plástico, metal o cristal: las mesas de centro ofrecen una amplia selección de modelos, diseños, colores y formas. El diseño de una mesa de centro debe estar en consonancia con el resto del interiorismo, y a gusto personal de cada uno.

¿Das vueltas y vueltas a los objetos que tienes sobre la mesa de centro pero no te convence ninguna composición? Cuando descubras el método tendrás siempre una mesa de centro de colección.

El siguiente vídeo te muestra una serie de ideas de cómo colocar distintos accesorios y decorar tu mesa de centro. Estudia bien el método. Por cierto, es importante tener en cuenta la estación climática, así tu decoración será más acertada.

Hay dos maneras de integrar una mesa de centro en el conjunto de muebles de la sala de estar:

Por un lado, el estilo, la forma y el color de la mesa deben combinar a la perfección con el conjunto de la habitación y el resto de mobiliario.

Por otra parte, la mesa de centro puede ser la pieza que rompa con el estilo general con un diseño totalmente diferente al resto: una mesa centro de estilo rústico en un interior moderno crea un contraste interesante y elegante a la vez, dando un aire diferente al salón con un resultado totalmente encantador.

Las mesas de centro no tienen por qué ser las únicas mesas del salón. En salones amplios amueblados con sillones y sofás de gran tamaño, una mesa de centro sola puede pasar totalmente desapercibida. Si la acompañas con una mesa auxiliar con un estilo y diseño similares, el conjunto general del salón se verá mucho más armonioso y completo.

Cada vez más diseñadores de interiores se animan a crear sus diseños para las mesas de centro, y es que estos muebles pueden dar mucho juego. La mesa de centro es la perfecta compañera para los sofás de la sala y mientras que las mesas de comedor, pese a poder ser de diseño, tienen que guardar algunas formas básicas y comunes, en las mesas de centro de diseño los diseñadores pueden dejar volar su imaginación: mientras tenga una base superior plana es suficiente, ¡el resto puede variar!

Una clave que dan los expertos en decoración para que un estilo quede genial es que no parezca demasiado estudiado. Pero lo cierto es que está todo más que pensado. Tanto que hasta hay fórmulas (sí, como en clase de física o química) para decorar una mesa de centro perfecta. Y esta fórmula magistral es la de los cuadrantes.

Divídela en cuatro partes iguales y coloca dos objetos de mayor superficie en los opuestos para que el peso visual quede equilibrado. Reparte objetos más pequeños en los otros dos, sin llenarla demasiado para que la composición ‘respire’.

¡Y listo! Ya puedes esperar que tus invitados noten la diferencia.

Fuente: Internet

Click aquí para saber: “Estilos de decoración de salas”.
Click aquí y lee:”Cómo hacer una mesa de centro con tablero grueso”.

Comentarios