La transformación digital, una oportunidad extraordinaria para las empresas

En tiempos en los que la tecnología viene revolucionando diferentes aspectos del sector empresarial, diversas compañías buscan estar a la vanguardia implementando herramientas que les permitan empoderar a sus clientes para brindar experiencias únicas, además de agilizar sus diferentes procesos internos como es la gestión documental.

La facilidad de conexión a nivel global de que disponemos a través de diversos dispositivos usados para la comunicación, las transacciones comerciales y el intercambio de datos de forma rápida, fiable y eficiente; el poder tecnológico actual destacado por un sinnúmero de recursos para recopilar, organizar y analizar datos en la nube; la innovación digital que ofrece nuevas soluciones con Inteligencia Artificial, Robótica, Tecnología de alta precisión así como otras áreas tecnológicas que salen al mercado cada día, conforman un escenario en donde la decisión de iniciar el proceso de transformación digital es lo más “natural”.

La transformación digital es una oportunidad extraordinaria para las empresas que les permite aprovechar la conectividad, las tecnologías digitales y la innovación para llegar más lejos y hacer más rentable su operatividad, consolidar su modelo de negocio y mantener las ventajas competitivas.

Consiste en la reinvención de una organización a través de la utilización de la tecnología digital para mejorar la forma en que esta entidad se desempeña y sirve a quienes la constituyen. Por ello, es necesario que las compañías empiecen a migrar hacia el mundo digital desde sus gestiones internas hasta la experiencia de compra de sus usuarios o consumidores. Incluye un cúmulo de aspectos, tendencias, herramientas, datos, agentes impulsores del cambio, etc.

 

La transformación digital ayuda a las empresas a aprovechar la tecnología y la innovación.

Oportunidades en la transformación digital

Las principales ventajas de la transformación digital para cualquier directivo es que le permiten convertir los datos en información útil y práctica para entender la situación actual de su negocio y hacia dónde dirigir la organización de cara al futuro.

La transformación digital se basa en la recopilación de datos, su organización y análisis. A partir de la información significativa se definen estrategias con herramientas tecnológicas avanzadas. Por ello, la empresa evoluciona e implementa acciones que enriquecen el modelo de negocio y sus resultados.

Para nadie es un secreto que el tiempo es dinero en los negocios. Aprovecharlo es un aspecto crítico. Con la transformación digital las empresas acceden a herramientas tecnológicas capaces de entregar datos en tiempo real y además hacer predicciones. Se agiliza la capacidad de reacción ante los cambios del entorno.

A nivel interno en las empresas, abrazar la transformación digital aumenta la automatización de procesos y por tanto alivia las cargas de trabajos repetitivos.

Se facilita comunicación interna entre los colaboradores y desde luego, mejora la eficiencia.

La conectividad influye también en la mejora de la fluidez de las relaciones con audiencias externas. Más diálogo, más transparencia y mayores recursos para rediseñar los procesos centrados en los nuevos paradigmas, aquellos que ponen al cliente como el núcleo de los negocios.

La transformación digital permite convertir los datos en información contextualizada, útil y práctica para ser aprovechados cuando se toman las decisiones en una organización.

La revolución digital ha asistido al nacimiento de nuevos hábitos de consumo que han transformado a nuestro cliente en un cliente digital, con nuevas necesidades y una manera distinta de relacionarse en el mercado. Ello, unido a las infinitas posibilidades que nos brinda la información digital, permite a la cualquier empresa colocar al consumidor en el centro de su estrategia de negocio, mejorando su propuesta de valor y ofreciendo al cliente una atención personalizada y adaptada, y una calidad de servicio superior.

La transformación digital es un proceso, más que necesario, imprescindible para todas las empresas, y supone una oportunidad única para el crecimiento de cualquier compañía. De hecho, la digitalización tiene un impacto directo en el desarrollo empresarial, tanto a nivel cuantitativo como a nivel cualitativo.

Finalmente , otra clara consecuencia positiva respecto de la implementación de las nuevas tecnologías en la estrategia empresarial es el aumento de la eficiencia en los procesos tanto externos (producción, logística, inventario, calidad y mantenimiento) como internos (la toma de decisiones de las empresas). Con todo, la digitalización se convierte en una palanca para la reducción de costos en casi cualquier sector.

Fuente: Internet

Click aquí: “Curso de Digitalización de Documentos”.
Click aquí: “Como iniciar la transformación digital de mi empresa”.

Comentarios