Perú espera aumentar este año el número de turistas extranjeros entre 8% y 9%, gracias al incremento de las conexiones aéreas, internas y externas, que facilitan a los visitantes viajar a distintas zonas del país.

La conectividad es clave, según explicó hoy a Efe la subdirectora de Promoción de Turismo peruana, Sandra Doig, quien destacó en primer lugar los vuelos regionales de Cuzco a Iquitos o Trujillo, en el interior, o a Bogotá y Santiago de Chile en el exterior.

Las conexiones regionales “nos ayudan muchísimo”, destacó Doig, ya que los turistas extranjeros, que suelen llegar a Lima y luego viajan a Cuzco para conocer esa ciudad y Machu Picchu, pueden luego volar a otras zonas, especialmente la Amazonía o las playas del norte, sin pasar por la capital.

Además, las aerolíneas de bajo costo de América Latina están ayudando mucho al turismo regional, y algo más de la cuarta parte de los 4.1 millones de visitantes que entraron al país en 2017 (aún no hay cifras finales del año pasado) eran chilenos.

Doig, responsable de la presencia de Perú en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), avanzó que, gracias a estas nuevas conexiones, que han permitido abrir más destinos al turismo exterior, se prevé cerrar 2018 con un incremento aproximado de un 8.9% en el número de visitantes extranjeros y que el aumento de 2019 iría en una línea similar del 8% y 9%.

Además de la coincidencia en Cuzco y Machu Picchu, indicó que los turistas latinoamericanos se interesan más por las playas, mientras que los de América del Norte y Europa optan por el turismo de naturaleza y aventura en la Amazonía, que abarca más del 60 % de la superficie del país.

Comentarios