Cómo el consumo excesivo de azúcar en las bebidas afecta la salud

Según un estudio del Instituto Karolinksa de Estocolmo en Suecia, publicado en el British Medical Journal, existe una razón lógica por la que es importante limitar la ingesta de bebidas azucaradas en el organismo. Los investigadores siguieron los hábitos alimenticios de más de 42 mil hombres suecos mayores de 12 años, en donde encontraron que aquellos que bebían al menos dos bebidas azucaradas al día tenían un 23% más de riesgo de sufrir una insuficiencia cardíaca.

“El mensaje para llevar es que las personas que regularmente consumen bebidas azucaradas deben considerar limitar su consumo para reducir su riesgo de insuficiencia cardíaca”, dijo la co-autora del estudio, la doctora Susanna Larsson del Instituto sueco.

Fernando Nebbia, presidente del Centro Azucarero Argentino, comenta que “el azúcar de hoy son las grasas del ayer. Usan este alimento como chivo expiatorio para culpar los desórdenes alimenticios de las personas, pero aún no pueden parar con la epidemia de la obesidad. La culpa al azúcar viene desde hace rato”. Una de las explicaciones más importantes de la investigación es que cuando el corazón no posee la suficiente fuerza para bombear la sangre y el oxígeno adecuado para darle sustento al cuerpo, es allí en donde aparece el síntoma más claro para entender que se está sufriendo insuficiencia cardíaca. En Estados Unidos (el país con más obesidad en el mundo) casi 6 millones de personas viven con este tipo de enfermedad.

El azúcar puede generar tantos problemas en la salud como cualquier otro alimento. El problema no es el azúcar, sino la falta de educación para su correcto consumo. Las bebidas azucaradas son las causantes de diabetes y obesidad en el mundo.

Por otro lado, ante cada nuevo avance tecnológico y el envejecimiento tardío de la población, más personas sobreviven a los ataques del corazón o viven más tiempo con la presión arterial alta. En la actualidad, muchas de ellas pueden tener un corazón defectuoso sin saberlo, por lo que es fundamental realizar un control médico con habitualidad.

Efectos del alto consumo de azúcar

El consumo excesivo de bebidas azucaradas afecta el corazón, hígado y cerebro. Teniendo como consecuencia la obesidad. El azúcar es altamente adictiva y su abuso puede irritar al páncreas.

“El azúcar es un gran inflamatorio. El problema es que es altamente adictivo. Tiene una relación directa al hipotálamo, que es el centro de las adicciones en el cerebro. Aquí se produce que, llegado un momento, necesites algo dulce para levantar el día”, comenta la nutricionista ortomolecular Martina Gómez.

Los efectos que muy pocos conocen o se han interezado en averiguar es que las bebidas azucaradas deshidratan nuestras células e inflaman todo: corazón, hígado y cerebro. Por tal razón es que cuando terminamos aquella bebida (azucarada, gaseosa) tenemos una sensación de más sed y por tanto buscamos tomar otra y otra.

Cuando la bebida azucarada logra inflamar el páncreas, este se resiste a producir la hormona conocida como: insulina, la cual promueve en las células el uso de glucosa (azúcar de la sangre). Es entonces cuando se elevan los niveles de azúcar. “La obesidad hace que el páncreas con el tiempo se agote. Inicialmente, hay una resistencia a la insulina, pero luego esta producción de insulina se va a traducir en una disfunción pancreática y la persona puede terminar desarrollando diabetes”, afirma Miguel Guillén, endocrinólogo de la Clínica Ricardo Palma.

Por otro lado, las células de una persona obesa se llenan de grasa y las arterias de su corazón y cerebro se alteran. “La obesidad se considera una patología porque puede producir enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, dislipidemia (elevación de grasa en la sangre, colesterol alto o triglicéridos), infartos, hígado graso, artrosis, cáncer, entre otros”, agrega Guillén.

Sufrir de obesidad significa que las células del cuerpo están deshidratadas y deben ser hidratadas con una alimentación saludable.

El índice de masa corporal (IMC) es el indicador que descarta o afirma esto. Se mide en base a una fórmula (peso [kg]/ estatura [m2]) que involucra la talla y el peso. Algunas páginas en internet ayudan a realizar la matemática.

Por ejemplo: Una persona adulta que mide 1.70 metros y pesa entre 60 y 73 kilos, tendría un índice de masa corporal entre 20 y 24.9, lo cual está dentro del promedio. Sin embargo, si el paciente pasa los 74 kilos tendría sobrepeso. Si excediera los 82 kilos estaríamos hablando de obesidad.

El consumo de azúcar y la obesidad en la población peruana

El Perú es el tercer país con mayor índice de obesidad en la región. Según el informe presentado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) las cifras son de espanto: el 32% de los niños entre 5 y 11 años tiene obesidad, el 45% de los adultos jóvenes (20 y 29 años) y el 70% de los adultos (30 y 59 años) padece el mismo problema. El estudio en el que se basan estas cifras es del año 2015.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que el exceso en el consumo de azúcar produce un gran impacto sobre la salud, pues fomenta la aparición de caries, el aumento de calorías en la dieta y contribuye al sobrepeso, la obesidad y la diabetes tipo 2.

En países de habla hispana, México es campeón en obesidad. Seguido de Chile, en segundo lugar; y de Perú, en tercer lugar”, comentó en su momento Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias.

La nutricionista Sara Abu-Sabbah agregó cifras que son altarmantes sobre el consumo de azúcar. El peruano consume al año 19 kilos y medio de azúcar en promedio. Esta cantidad no considera el azúcar que ya se consume intrínsecamente en los alimentos procesados. “En este caso, el consumo anual puede subir a 21 o 22 kilos por persona en el Perú”.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que una persona debe consumir al día, entre 6 a 8 cucharaditas de azúcar. Pero tan solo un vaso de gaseosa contiene en promedio 7 cucharaditas de azúcar.

Según estudios nacionales, el 32% de niños peruanos entre 5 y 11 años tiene obesidad. El yogurt uno de los productos optan casi todas las madres como una “solución” al desayuno rápido. Solo los envases personales de yogurt que los niños llevan en la lonchera contienen hasta 6 cucharadas de azúcar y un caso similar sucede con los vasos de bebidas gasesoas.

El incremento del impuesto a las bebidas con alto contenido de azúcar dictado por el gobierno en nuestro país, busca frenar un grave problema de salud: la obesidad. Dicho incremento será del 25% en lo que respecta a la tasa del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC).

Pueden surgir muchas ideas para sugerir e implementar medidas con la finalidad de “tratar” de evitar el consumo de bebidas azucaradas, pero sería mucho mejor educar y concientizar a las personas  sobre lo daniño que son. Si las personas vieran lo que pasa en sus órganos cuando consumen azúcar, sobretodo azúcar refinada, se asustarían y dejarían de consumir.

Es importante saber que el aporte nutricional de las gaseosas es nulo, así que su consumo no aporta nada al ser humano.

¿Cuántas bebidas gaseosas se toma al día?, ¿Cuánta azúcar consumirá de ahora en adelante?, ¿Podré prescindir del azúcar en mi vida? Si la respuesta a esta última pregunta  es SÍ, lo felicitamos, pero si la respuesta es NO, quizás estamos hablando de un problema.

Haga el esfuerzo, su salud está en juego.

Fuente: Internet

Click aquí: “¿Cuándo es necesaria una terapia psicológica familiar?”.
Click aquí para ver el vídeo: “Qué Pasaría Si Dejas De Comer Azúcar Durante Una Semana”.

Comentarios