El proyecto de ley que declara a los medicamentos, productos biológicos y dispositivos médicos como parte esencial del derecho a la salud y dispone medidas para garantizar su disponibilidad posibilitará que los productores e importadores comercialicen más los fármacos genéricos y disminuyan sus precios.

Así lo manifestó el representante (i) de la OPS/OMS en el Perú, Rubén Mayorga-Sagastume, quien argumentó que no existirá el nombre de ‘marca’ que genere un gasto adicional en la promoción del fármaco y que la prescripción se ceñirá a lo establecido en la ley; es decir, el profesional recetará estrictamente en genérico.

“El que el precio sea menor al que luce un nombre de marca específico genera mayor competencia y los productores e importadores comercializarán más medicamentos en DCI (denominación común internacional)”, precisó en declaraciones al diario oficial El Peruano.

El representante (i) de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud en el Perú se refirió también sobre los conceptos de que los medicamentos genéricos no tienen la misma eficacia que los productos de marca.

“Para la OMS, medicamento genérico no es solo el que está expresado en denominación común internacional, sino todo aquel que, luego de vencida la patente, se vende con nombre en DCI o con algún nombre de marca, pero que cumple con los requisitos de seguridad, eficacia y calidad demostrada por el innovador”.

La mejor manera de contar con medicinas de calidad en los países es promoviendo una autoridad reguladora de medicamentos sólida, competente e independiente, que pueda garantizar los fármacos idóneos para su población, aseveró.

Comentarios