¿Qué es y cómo puedes hacer un currículum vitae?

Un currículum vitae o CV podría considerarse como una lista resumida que plasma tu formación académica, experiencia profesional y habilidades para un determinado puesto de trabajo. Suena sencillo pero, a lo cierto es que, tanto los profesionales como los que buscan su primer empleo se encuentran con dificultades en el momento de elaborar este documento.

Tanto si estás desempleado como si tienes trabajo pero aspiras a otro puesto mejor, debes tener un buen currículum.

El CV sigue siendo un documento clave para acceder a las empresas y debes cuidarlo al máximo. El principal objetivo de un currículum ahora mismo es que llame la atención, que resulte atractivo y que sea diferente al resto. Te damos todas las claves sobre cómo hacer un currículum de trabajo profesional perfecto.

El currículum vitae sigue siendo una herramienta fundamental para encontrar trabajo y darte a conocer como profesional. Es la primera impresión que se van a llevar las empresas sobre ti y te conviene que sea inmejorable.

Escribir un currículum vitae, con la información idónea, la redacción correcta y un formato adecuado no es fácil pero tampoco imposible.

Redactar, escribir un buen currículum puede resultar muy útil para conseguir la entrevista de trabajo que, tal vez, te lleve a acceder al trabajo soñado.

Esta realidad implica que a la hora de hacerlo, debes seleccionar y elegir los datos y hechos más relevantes de tu carrera profesional y académica, de tus habilidades e incluso de tu personalidad y, además, presentarlos de tal manera que tu CV sea el escaparate perfecto para demostrar que eres la persona idónea para desempeñar el puesto de trabajo que está en juego.

En un primer momento puede resultar complicado entender cómo “venderte”, pero ésta es la principal tarea que debes plantearte a la hora de determinar cómo va a ser tu CV.

Recuerda que el objetivo de cualquier currículum vitae es el de CONVENCER al potencial empleador de que vale la pena concederte una entrevista y así conocerte.

Es fundamental tener presente que tu CV tiene que destacar entre la multitud de escritos que llegan como respuesta a una oferta de trabajo. Un currículum vitae ganador ha de captar la atención de los responsables del proceso de selección y convencerles, de manera clara y concisa, de que mereces una oportunidad.

¿Características que debe tener un buen currículum vitae?

Todo el mundo puede escribir un currículum, pero hacer un BUEN CV implica pensar y valorar muy bien una serie de características, tales como:

  • La legibilidad: La información que aportas debe resultar fácil de leer sin que haya que descifrar lo que quieres decir en cada frase. Cuando tu currículum vitae llegue a la mesa del reclutador, un exceso de información, datos farragosos y sin un orden claro o un formato inadecuado pueden hacer que vaya directamente a la papelera. Una buena legibilidad en el cv es vital para que tu candidatura sea, al menos, considerada.
  • El diseño: No solo importan los datos que reflejas en tu cv, también la forma en la que los presentas influye a la hora de entrar en una primera criba. Existen distintos tipos de formatos y elegir el que mejor se adapte a tu perfil es fundamental para lograr centrar la atención en tus virtudes y no en las carencias que puedas tener.
  • Su formato y estructura: Igual que tienes distintos modelos de currículums según tu nivel de estudios y experiencia, también debes elegir la estructura concreta. Tienes tres tipos de cv atendiendo a su estructura básica:
    Cronológico: El mejor si buscas empleo en un sector en el que has desarrollado tu          carrera de una manera continuada y ascendente.
    Funcional: Más centrado en las propias habilidades que en tiempo trabajado. Buena        opción, por ejemplo, para aquellos que ha desarrollado parte de su actividad laboral        por cuenta propia y para los que han tenido periodos de inactividad.
    Combinado: Como su nombre indica es una estructura que combina elementos de los      dos anteriores (cronología y habilidades), una buena elección para aquellos los que        buscan cambiar de sector profesional.
    Teniendo en cuenta estos tres estructuras básicas debes recordar, a la hora de preparar el currículum que necesites, ya sea un cv profesional, de estudiante o sin experiencia que es fundamental redactarlo de tal manera que despierte el interés y la curiosidad de cualquiera que pueda leerlo.

Tu currículum debe destacar entre cientos de candidatos y conseguirlo depende de dedicar el tiempo y esfuerzo necesario a su elaboración.

¿Qué extensión debe tener un currículum vitae?

Son cientos los currículums que llegan con la intención de formar parte de un proceso de selección y el responsable de ese proceso dedicará un tiempo mínimo a cada uno de ellos. Captar su atención en cuestión de segundos es fundamental.

No hay una extensión que sea siempre la más adecuada, porque dependerá del puesto de trabajo al que aspiras, pero la habitual es la de una hoja A4. La misma extensión es válida para la carta de presentación de autocandidatura con la que, tal vez, quieras completar el currículum. Esta funciona como un extra perfecto para explicar, con más detenimiento, algún detalle sobre proyectos específicos realizados, o experiencias importantes para el puesto de trabajo.

Cualquier información extra que desees incluir (diplomas, certificados…) debes adjuntarla como un anexo y no explicarla en el currículum.

Esto no quiere decir que no puedas hacer un currículum vitae más largo. Hay excepciones. Todo depende de que la información que aportes sea fundamental y resulte realmente relevante para el puesto al que optas.

¿Qué debes tener en cuenta al momento de elaborar un currículum vitae?

  • Debes tener un buen “titular” en el que destaque claramente tu nombre y la información de contacto.
  • Redacta una pequeña introducción similar al objetive o summary statement en inglés. Selecciona muy bien la información que ofreces en ella. Se trata de elegir el formato de resumen o sumario más adecuado. Esta introducción es clave para despertar el interés del seleccionador y lograr que continúe leyendo tu candidatura.
  • A la hora de escribir tu cv debes hacerlo de manera que, en cada línea, demuestres que puedes ser un valioso activo para esa empresa que busca a un nuevo trabajador, dejando claro porqué eres el candidato ideal. A la hora de redactar, un buen consejo es utilizar en lo posible y a lo largo de todo el CV verbos en tiempo presente (no en voz pasiva).
  • Utiliza keywords o “palabras calve” a lo largo de tu CV. Es decir dale la mejor forma posible y un impulso extra usando palabras que ayuden a reforzar lo que eres, saber hacer y puedes hacer así como a comunicar tus aspiraciones a la hora de buscar empleo. Hazlo situando estratégicamente palabras claves que aparezcan en el propio anuncio de oferta de empleo. No conviene abusar de esas palabras esenciales que definen el futuro trabajo, basta con incluirlas en el momento adecuado como “enlace” entre tus cualidades y los requerimientos de la oferta de empleo.
  • Optimizar tu currículum, es decir obten toda la información que puedas sobre la compañía de la que te gustaría formar parte. Investiga qué requisitos pueden ser necesarios para cubrir el puesto ofertado. Toda esta información te será de máxima utilidad. Utilízala a tu favor y enfoca tus cualidades de manera que resulten ideales para el futuro trabajo.
  • Añade valor a tu candidatura y refuerza tu perfil: Puedes agregar las secciones descriptivas como:
  • Habilidades y aptitudes.
  • Objetivo profesional.
  • Idiomas.
  • Actividades de voluntariado.
  • Intereses personales.
  • Premios y reconocimiento.
  • Publicaciones.
  • Prácticas o Becas.
  • Certificaciones.
  • Referencias

Éstas son algunas de las posibles secciones adicionales y, si crees oportuno inclúyelas por su interés y relevancia, es aconsejable no solo enumerar datos, sino hacer una breve descripción de cada una de las actividades descritas especificando la fecha en la que fueron desarrolladas.

Finalmente, haz siempre un repaso final de tu currículum vitae una vez terminada su elaboración, cuidando los siguientes aspectos:

  • Reviza lo relacionado a la alineación, márgenes o espacios entre líneas, poniendo especial cuidado en que el margen izquierdo se mantenga igual en todo el texto.
  • Tipo de letra, que favorezca una lectura sencilla y facil. Comprueba que has utilizado la negrita, la cursiva o el subrayado de forma correcta, sin abusar, pero consiguiendo que cumplan su función y logren destacar algún aspecto o dato concreto de tu currículum. Así, lograrás centrar la atención del responsable del proceso de selección en aquello que realmente te interesa.
  • Debes asegurarte de que la estructura sea ordenada y clara.
  • Reviza los encabezados, títulos y subtítulos y no utilices más de dos tipos distintos de fuentes tipográficas.
  • Haz una prueba de lectura, es decir, relee tu currículum para confirmar que el resultado es el que tú quieres. Es aconsejable que también lo lea una segunda persona, un compañero o un profesor, que puedan hacerte alguna buena sugerencia o detectar algún fallo.

Con tu CV listo y una carta de presentación apropiada ya estas en preparado para presentarte al trabajo de tus sueños.

Fuente: Internet

Click aquí: “Conoce las trampas a las que tienen afrentarse los emprendedores”.
Click aquí para ver el vídeo: “¿Cómo armar un CV ganador?”.

Comentarios