¿Qué es y para qué sirve la reflexoterapia?

Hay pruebas de que las antiguas culturas china e india practicaban la reflexología. Sin embargo, lo que hoy conocemos como reflexoterapia en Occidente es una práctica que se inició a finales del siglo XIX, cuando médicos de diferentes países comenzaron a compartir sus experiencias trabajando con agujas, presión, aplicación de frío y calor y vibración sobre los pies y las manos para estimular áreas reflejas, observando un impacto directo en diferentes órganos del cuerpo.

La reflexología tiene sus orígenes en la medicina tradicional china y consiste en hacer presión con los dedos de las manos en determinados puntos del cuerpo, llamados zonas reflejas, que se encuentran enérgicamente relacionados con los órganos internos del cuerpo. Estos puntos de presión se encuentran, principalmente, en los pies, las manos y la cabeza. A través de la estimulación de las zonas reflejas, se envían impulsos y señales nerviosas al resto de partes del cuerpo y órganos vitales. Por ejemplo, se pueden tratar dolores de migraña presionando el dedo gordo del pie.

La medicina tradicional china afirmaba que todas las partes del cuerpo están comunicadas entre ellas y es posible trabajarlas y equilibrar todo el organismo desde puntos concretos del cuerpo.

La rama de la reflexología más antigua y utilizada es la reflexología podal. Cada una de las partes de nuestros pies está directamente conectada con un órgano o zona concreta de nuestro cuerpo. Así, al estimular alguna de las terminaciones nerviosas, se envía una señal a la médula espinal y al cerebro, quiénes responden con instrucciones de curación a los órganos y músculos que se están trabajando a través de la reflexología podal. Al trabajar los puntos de presión de los pies, es como si se estuviera masajeando directamente la zona dañada. De esta manera, la reflexología presenta propiedades curativas y múltiples beneficios que ayudan a mejorar nuestra salud y favorecer el bienestar general.

¿Para qué sirve la reflexología?

La reflexología se utiliza para mejorar la circulación sanguínea, estimular el organismo y reaparar los desequilibrios nerviosos o patologías más comunes, entre muchos otros beneficios. En muchas ocasiones es muy difícil acceder a la zona afectada o dañada, y con la reflexología es posible estimularla y repararla sin tocarla directamente. Es una técnica terapéutica propia de la medicina alternativa muy eficaz que proporciona óptimos resultados. Es recomendable acudir a un reflexólogo y no practicarse uno mismo la reflexología si se desconocen las técnicas de presión.

La reflexoterapia es una de las terapias alternativas más estudiadas en el ámbito clínico. La reflexoterapia o reflexología de pies y manos consiste en la aplicación de presión, estiramientos y manipulación en estas extremidades para lograr un efecto concreto en la zona correspondiente del cuerpo, y reestablecer así su equilibrio. Para los terapeutas que aplican reflexoterapia, pies y manos son como un espejo del cuerpo, y cada parte del mismo se refleja en un punto concreto de la palma de la mano o planta del pie.

Hay muchas teorías que explican el porqué del funcionamiento de la reflexoterapia, pero su influencia en el sistema nervioso parece la explicación más sensata. Cualquier presión aplicada en los pies genera una señal en el sistema nervioso periférico, que alcanza al sistema nervioso central, donde varias partes del cerebro la procesan. Es en ese momento cuando es redirigida hacia órganos concretos para que relajen la tensión a la que están sometidos y autoajusten sus niveles de energía y oxígeno.

Beneficios de la reflexoterapia

Los beneficios de la reflexoterapia han sido ampliamente contrastados por diferentes estudios científicos serios. En general, se puede decir que es una de las terapias alternativas que logra una reducción del estrés de forma más rápida y duradera. Esto es así, porque manos y pies actúan como acumuladores de los niveles de tensión del resto del cuerpo. Por esa misma razón, la estimulación de puntos concretos de su anatomía es la forma más sencilla de interrumpir las señales de estrés y reestablecer el equilibrio mental y corporal.

La reflexología está encuadrada dentro de las medicinas complementarias o alternativas, y como tal sirve como coadyuvante de los tratamientos médicos, pero en ningún caso debe sustituir las recomendaciones médicas.

Entre los principales beneficios de la aplicación de reflexoterapia de pies y manos tenemos:

  • Promueve la relajación.
  • Reduce el dolor en general.
  • Mejora los casos de amenorrea (ausencia de menstruación) y los síntomas del síndrome premenstrual.
  • Mejora la circulación de la sangre, y reduce los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.
  • Complementa el tratamiento contra el cáncer en la disminución de los efectos secundarios de la medicación.
  • Contribuye a una mente positiva y mejora la respuesta emocional.
    Facilita el parto y la recuperación tras el mismo.
  • Reduce el dolor de mueles en particular.
  • Mejora la función renal y ayuda a expulsar arenilla y piedras del riñón.
  • Mejora el estreñimiento y la función intestinal.

Cómo es una sesión de reflexoterapia

Las sesiones de reflexoterapia durante entre media hora y 1 hora completa. Los pies desnudos son el lienzo sobre el que trabaje el terapeuta. Normalmente se utiliza una técnica en seco, aunque algunos prefieren usar aceites para la sesión de reflexoterapia. La reflexología de pies y manos utiliza manipulaciones mediante presión, estiramientos y movimientos metódicos. Pero el paciente puede elegir el grado de presión que desea y comunicárselo a su terapeuta.

Fuente: Internet

Click aquí: “Qué es y cómo tratar la Escoliosis”.
Click aquí para ver el vídeo: “Reflexología. ¿Cuáles son sus fundamentos?”.

Comentarios