¿Por qué tener un Seguro de Vida?

Tómate un momento para pensar sobre tu situación económica personal. ¿Estás ahorrando suficiente para la jubilación? Si tienes carga familiar, ellos ¿podrían sobrevivir económicamente sin tu ingreso? Si tu respuesta a alguna de estas preguntas es “no”, debes saber que no eres el único.

La realidad es que cada vez menos personas están ahorrando lo suficiente para el futuro, sin mencionar que tampoco están protegiendo lo que ya tienen. Por eso preguntarse cuándo y por qué tener un Seguro de Vida es muy oportuno.

La reacción más común ante la mención de un Seguro de Vida es generalmente de rechazo o de aplazamiento. Nadie siente que es hora de pensar en su propia mortalidad y es muy fácil encontrar una excusa para ni siquiera considerar tal situación: “No tengo planes de morirme todavía”, “soy joven y tengo buena salud”, “mi cónyuge podrá hacerse cargo de los chicos”, “mis padres pueden ayudar”, suena un poco cruel pero bastante común también, “nadie se va a hacer rico a cuenta mía, ni va a venir otra persona a disfrutar los beneficios de mi muerte…”.

Piense en lo que tendría que enfrentar su familia si usted no está, y cómo podría hacerles más fáciles esos momentos difíciles.

La buena noticia es que desde ahora puede sentar las bases para la seguridad financiera familiar del futuro tomando decisiones informadas.

Sin importar cómo se desee llamar esta protección, el Seguro de Vida es simplemente eso, una protección económica para los seres queridos y debe considerarse prácticamente sólo cuando hay una necesidad de cuidar de la familia o de los compromisos que se han contraído. Básicamente el uso y razón de un Seguro de Vida es sustituir en el seno familiar el producto o las facilidades económicas que usted aporta, como su sueldo, su trabajo, sus cuidados, etc.

Esto pone en el mismo nivel, tanto a quien provee el ingreso familiar, como al cónyuge que cuida de la casa y de la familia. Si dejaran de existir los aportes de uno o del otro, el sobreviviente necesitaría suplirlas de algún modo. Es tan duro para una esposa tener que salir a trabajar porque su esposo fallece, como para un esposo que queda viudo tener que cuidar de los chicos y continuar su trabajo simultáneamente, por usar ejemplos de situaciones familiares estereotipadas.

Si bien es posible que quien sobreviva pueda hacerse cargo de la mayoría de las necesidades, seguramente no será suficiente y al final muchas cosas terminan sacrificándose. Es en este momento que contar con el apoyo de un ingreso adicional es más una tranquilidad mental que una manera de hacerse rico.

Pero aún, si nadie depende de usted, es posible que tenga interés en dejar aquello por lo que tanto ha trabajado a alguien querido o a una organización que en su nombre pueda hacer buen uso de los recursos. Por eso, muchas personas aprovechan los beneficios de un Seguro de Vida para crear una herencia. Y en muchos casos, hasta para poner en manos de sus herederos los medios para proteger otros legados igualmente valiosos.

Por último, muchas personas encuentran que es una forma de ahorro, siempre y cuando elijan un seguro de vida de tipo permanente (o como se le conoce en inglés whole life insurance), en el que una porción de las primas de los primeros años de cotización se invierten y en un momento determinado pudieran servir de colateral para un préstamo o como una forma de ahorro.

Estos últimos años, la seguridad financiera de muchas personas y sus familias se ha visto altamente perjudicada.

Por que tener o contratar un Seguro de Vida

En resumen, un seguro de vida es un beneficio que usted obtiene para su familia y seres queridos y que le permitirá lograr alguno, varios o todos de los siguientes objetivos:

  • Reemplazar el ingreso que usted produce en caso de su fallecimiento.
  • Tener fondos para los gastos inesperados de funerales o similares arreglos.
  • Crear una herencia para sus seres queridos.
  • Pagar los impuestos de sucesión..
  • Tener un instrumento financiero que le facilite ahorrar, invertir o tener un colateral para préstamos.

A continuación te mostramos cuatro razones por las que es importante tenerlo:

1. Tus dependientes económicos estarán protegidos: Ya sea que tengas hijos; o tus padres, hermanos o pareja, tendrán la certeza de que siempre tendrán un respaldo económico en caso de que llegaras a faltar.

2. Tienen cobertura en caso de accidente o enfermedad que te impida trabajar: Aunque la idea más común sobre los seguros de vida es que ese dinero no vas a poder usarlo mientras vivas, la mayoría de este tipo de seguros cuentan con una cobertura en caso de que sufras algún accidente o enfermedad que te impida trabajar.

3. Cobertura de gastos imprevistos: Aunque tu familia cuente con buena economía si faltas, el seguro ayuda a solventar otros gastos imprevistos que surgen a raíz del fallecimiento del sostén de la familia como pueden ser los gastos funerarios o los impuestos por sucesión.

4. Es una necesidad, no un lujo: Este producto nunca ha sido más accesible, hay pólizas para cada presupuesto, ya que la suma por la que quieres estar asegurado la eliges tú.

Es normal que por miedo no te cuestiones sobre la necesidad de tener un seguro de vida, sin embargo ahora que estás informado recuerda que siempre es mejor prever estas situaciones para no poner a tus seres queridos en una situación financiera difícil.

Fuente: Internet

Click aquí: “Todo sobre un Seguro Oncológico”
Click aquí: “Estudio revela que tener seguro de vida no es importante para peruanos”

Comentarios