¿Por qué debe tener tu empresa una cultura organizacional?

Hoy más que nunca, las organizaciones deben desarrollar capacidades de aprendizaje que les permitan capitalizar el conocimiento y constituirse así como organizaciones inteligentes. Esta premisa se ha convertido recientemente en algo fundamental para el desarrollo de las ventajas competitivas y la supervivencia de la organización en un entorno altamente cambiante.

Las organizaciones son un elemento importante en la sociedad y es que son productores de bienes y servicios, generan empleos y motorizan la economía, las empresas se fundamentan en ideales que se expresan mediante una cultura, esta cultura es la base del día a día de los colaboradores, de los gerentes y de los directivos y es que cada organización tiene su propia cultura y por consiguiente su propio perfil.

La cultura organizacional es unos de los temas fundamentales para apoyar a todas aquellas organizaciones que quieren hacerse competitivas. Ayuda a realizar, si es que fuese necesario, el cambio organizacional como factor clave del mejoramiento continuo de las organizaciones. Las organizaciones deben estar dispuestas a cambiar su cultura de la mano con su organización funcional.

Pero ¿Qué es la cultura organizacional?

La cultura organizacional es aquel conjunto de creencias, hábitos, valores, actitudes, normas y tradiciones que se comparten en una empresa y rigen el comportamiento racional de sus miembros, la cultura une a los miembros de una organización.

La cultura de una organización constituye la base del desempeño empresarial, es por ello que el conocimiento, medición y optimización de la misma resulta tan importante a la hora de gerenciar y poder lograr los objetivos de manera óptima, se ha demostrado en diversas investigaciones y experiencias que existe relación entre la cultura organizacional y el desempeño laboral, es decir la cultura organizacional y desempeño laboral están estrechamente relacionadas.

De igual forma el desempeño de un trabajador va a depender del grado de conocimiento de la cultura en la organización, es allí donde se debe colocar un gran esfuerzo para nutrir a cada trabajador de la cultura y que por supuesto la cultura de la organización este alineada al logro de los objetivos de manera efectiva.

Una empresa que mantenga un productivo desempeño laboral será capaz de contar con niveles óptimo de producción y rentabilidad, y a medida que una empresa sea más rentable también les será a los trabajadores beneficioso laborar allí, teniendo en cuenta la cultura de retribución justa y consciente hacia los colaboradores.

Según el psicólogo social y profesor Edgar Shein, la cultura organizacional tiene 3 niveles de conocimientos:

  • Artefactos: se puede ver oír y sentir.
  • Valores: está dirigido a las metas, estrategias y filosofía.
  • Creencias compartidas: es la esencia, y ayudan a entender porque las cosas suceden de una manera particular.

Al analizar y aprender de una cultura organizacional es altamente recomendable indagar y entender estos tres niveles.


La cultura organizacional facilita la generación del compromiso con algo más grande que el interés personal de una persona al igual que sirve como un factor de control y de sensatez que guía y modela las actitudes y el comportamiento de los empleados.

Hacer a la organización más eficiente y competitiva es una meta de la gestión empresarial, es por ello que hay que contar con un manejo y conocimiento adecuado de la cultura organizacional y hacer que sume al éxito de todos en la empresa.

Por lo mismo, la gerencia con un claro conocimiento de la misión y la visión de la empresa fomenta la participación del colectivo organizacional en el logro de los objetivos. El sentido de la misión requiere que las organizaciones se proyecten a futuro. Esta manera de pensar tiene un impacto sobre la conducta y permite que una organización configure su actual comportamiento contemplando un estado futuro deseado.

Las estrategias deben ser tomadas en cuenta por la organización con el propósito de poder evaluar y reconocer los valores culturales que son necesarios para la organización y así promoverlos y reforzarlos mediante un plan de acción, el cual permite que la organización no pierda viabilidad ni vigencia en sus procesos de comunicación; considerándose la comunicación como un elemento clave para el cambio de cultura y la creación y fortalecimiento de los valores culturales necesarios para apoyar la estrategia organizacional, y enfrentar un rápido proceso de globalización y un marco de agresiva competitividad.

Las organizaciones son la expresión de una realidad cultural, que están llamadas a vivir en un mundo de permanente cambio, tanto en lo social como en lo económico y tecnológico; o por el contrario, como cualquier organismo, encerrarse en el marco de sus límites formales. En ambos casos, esa realidad cultural refleja un marco de valores, creencias, ideas, idiosincrasia, sentimientos y voluntades de una comunidad institucional.

Ciertamente, la cultura organizacional sirve de marco de referencia a los miembros de la organización y ofrece las pautas acerca de cómo las personas deben conducirse en ésta. En muchas ocasiones la cultura es tan evidente que se puede ver que la conducta de la gente cambia en el momento en que traspasa las puertas de la organización.

Uno de los más grandes desafíos tienen que afrontar las gerentes, administradores o dueños de negocio, el cual es un factor determinante para ser competitivo a todo nivel y sentar las bases para una madurez interna sostenible, consiste en traducir la visión en acciones y actividades de apoyo. Es importante identificar y delinear la forma como se va a realizar este paso de la teoría a la práctica o de la visión a la acción que implica un equilibrio entre la mejora del ambiente actual y futuro.

Fuente: Internet
Click aquí: “¿Sabes en qué se basa el modelo de gestión por procesos en una empresa?”.
Click aquí para ver el vídeo:”Hacia una nueva cultura organizacional”.

Comentarios