Más del 60 % de niños entre 6 y 11 meses de edad recibe tratamiento oportuno contra la anemia, un 28 % más que el 2018, resaltó el director general de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública, Gustavo Rosell, del Ministerio de Salud (Minsa).

“Hemos mejorado en prevenir tempranamente esta enfermedad. Por ello, todos los niños desde los 4 meses reciben sus gotas de hierro. A los 6 meses, son tamizados y tratados oportunamente, en todos los establecimientos de salud de manera gratuita”, agregó.

Sostuvo que “aún hay mucho trabajo por hacer, ya que recuperar a un niño afectado por la anemia no es tan sencillo porque el tratamiento tiene una duración de seis meses”. “Las madres de familia deben saber que el tratamiento contra la anemia no dura un solo mes sino seis meses, por consiguiente, no se debe dejar este proceso a fin de tener un niño sano y libre de esta enfermedad”, precisó.

Gustavo Rosell resaltó también que es importante enseñar a las mamás cómo alimentar a los niños a partir de los 6 meses, porque no solo basta con el tratamiento en gotas. Si no se alimenta bien, el menor puede reincidir en anemia.

El Minsa recordó que las propiedades de la leche materna ayudan a combatir la anemia infantil. En el caso de los menores de seis meses que reciben lactancia materna exclusiva, hay un adecuado aporte de hierro lo cual permite evitar la anemia. “De allí la importancia de promover la lactancia materna exclusiva desde antes de la gestación, resaltando los beneficios para la madre, el bebé y la sociedad”, sostuvo Rosell.

La anemia tiene efectos negativos en el desarrollo cognitivo, motor, comportamiento y crecimiento durante los primeros años de vida. Durante el embarazo, está asociada a elevadas tasas de mortalidad materna, de mortalidad perinatal, al bajo peso al nacer y a la mortalidad neonatal.

Comentarios