La celulitis hace aparecer irregularidades (hoyuelos y bultos) en la piel, no es claro por qué algunas personas la desarrollan y otras no, pero las mujeres son mucho más proclives que los hombres a tener celulitis.

Si bien la celulitis no plantea ningún riesgo para la salud y tampoco necesita tratamiento, cuando su apariencia molesta, algunas terapias existentes pueden ayudar.

Un procedimiento no quirúrgico y conocido como criolipólisis ha sido autorizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos para reducir la apariencia de la celulitis. El método aplica terapia fría para congelar los lípidos en las células grasas y eliminarlas, normalmente es necesario realizar varios tratamientos y pueden transcurrir 3 o 4 meses hasta obtener los mejores resultados.

Otro método no quirúrgico emplea sistemas de rayo láser y radiofrecuencia, estos sistemas mejoran la celulitis después de una serie de tratamientos, pero los resultados no son permanentes y solo duran alrededor de 6 meses. Actualmente se desarrollan nuevos tratamientos con láser que tal vez ofrezcan mejores resultados a largo plazo.

Algunas personas intentan con la liposucción, en el que el cirujano introduce una sonda fina en la piel para succionar las células grasas, aunque la liposucción puede servir para moldear las zonas del cuerpo afectadas por la celulitis, no la extrae. La liposucción asistida por láser, un nuevo tipo de tratamiento que destruye las células grasas y al mismo tiempo estira la piel, podría surtir mejor efecto; no obstante, faltarían mas estudios.

Si desea realizar un tratamiento para la celulitis, lo mejor será consultar con un dermatólogo o con un cirujano plástico, ellos podrán valorar la situación y decidir qué método es el adecuado en cada caso.

Comentarios