La transformación digital y el sector hotelero

La industria hotelera no escapa a la transformación digital. El avance de la tecnología cada vez más “Smart”, da lugar a una condición del mercado: Si los hoteles no se encuentran presentes digitalmente no existirán para los usuarios. Las empresas de este rubro tienen que ir encaminándose a la transformación digital si no desean perder gran parte de su mercado.

La mayoría de los viajeros o pasajeros, buscan información en la red antes de realizar alguna compra, quieren saber lo que hay al respecto del producto o servicio que deseen adquirir como opiniones, lugares y más.

Compañías de todo el mundo han visto ya el gran potencial de la innovación adaptada al sector turístico, lo que supone una verdadera revolución para el sector hotelero que busca cada vez más adaptarse a el nuevo paradigma digital para ofrecer la mejor experiencia al cliente.

Los grandes cambios que han generado todas las innovaciones tecnológicas en el día a día de las empresas han supuesto una revolución en la calidad y forma de los servicios que las cadenas hoteleras ofrecen a sus clientes.

Tenemos casos ya exitosos en el mundo de como el uso de datos para la predicción de comportamientos de compra, preferencias, etc… ha encontrado en los hoteles un campo de experimentación que ha convertido las habitaciones de las mismas en auténticas capsulas del tiempo en las que el cliente puede pedir casi cualquier cosa solo con su voz.

El hotel Hilton McLean de Virginia con “Connie”, el primer robot conserje del mundo, o el hotel Ecclestone Square de Londres con su espejo anti-vaho que se convierte en televisor, son solo algunos de los muchos ejemplos del potencial y adaptabilidad que tienen las innovaciones con los detalles más pequeños.

El Big Data ha tenido un papel muy importante en conocer mejor al cliente permitiendo a los hoteles una mayor personalización y creando puntos de contacto específicos.

Aplicando las distintas innovaciones, el Hard Rock Hotel de Ibiza se ha colocado a la vanguardia en España gracias a la implantación de la tecnología wearable en su servicio. Con la creación de la pulsera inteligente o VIB (Very Important Bracelet) permite a sus huéspedes realizar acciones tan dispares como abrir su habitación, acceder a otras zonas de las instalaciones, comprar cualquier producto e incluso hacer check-in y check-out de forma instantánea.

El interés de los clientes por las últimas novedades tecnológicas fue lo que llevó al NH Collection Madrid Eurobuilding a incluir un laboratorio tecnológico en cuatro de sus habitaciones bautizado como “Living Lab”. En él la cadena permite conocer de primera mano la tecnología holográfica 3D y los sistemas de videoconferencia de última generación.

La bóveda LED desarrollada por Fractalia instalada en el hall del NH Eurobuilding en Madrid.

Esta tecnología instalada en el NH Eurobuilding en Madrid, realizada con tecnología LED semitransparente, proyecta imágenes de los techos de la Capilla Sixtina, placeres gastronómicos, imágenes temáticas de acorde a las fechas señaladas como Halloween, Navidad o Nochevieja, etc….

Próximamente se podrán ver desde dicha bóveda LED NH Eurobuilding en Madrid, los amaneceres y atardeceres en tiempo real gracias a las cámaras web instaladas en la azotea del edificio. 

Existen otras opciones que apuestan por aplicaciones más transgresoras. Ese es el caso del hotel Blow Up Hall 5050 situado en Polonia. Construido como una boutique, el edificio funciona como experimento artístico que busca fusionar la tecnología con el lujo más vanguardista.

En él, el huésped es tratado como “obra de arte” y nada más entrar su imagen es proyectada sobre el suelo y las paredes. Las instalaciones no cuentan con recepción y cada invitado es provisto de un iPhone que hace las veces de guía.

La cadena Best Western con su tour Best Western Virtual Reality Experience que recorre sus más de 2.000 hoteles, está demostrando el potencial de la realidad virtual en la interacción con los clientes.

Cadenas de hoteles como las de la empresa Shangri-La, esta usando la tecnología que permite recorrer todas sus instalaciones antes de la reserva, implicando así al potencial cliente de una manera más emocional.

La cadena de hoteles Shangri-La ha decidido apostar por la realidad virtual para transportar a sus potenciales huéspedes a las propiedades que tienen distribuidas a lo largo del planeta. 

El turismo se encuentra dominado por la demanda y son los turistas los que deciden qué, cuándo y cómo desean las cosas.

La mejora de los servicios hoteleros se debe dar gracias a la innovación, esta ha llegado a tener una relevancia tal que hasta se podría decir que es obligación para diferenciarse de la competencia y adaptar así la experiencia a cada cliente pues es una potente herramienta para generar valor añadido y sobre todo influye a la mejora de la experiencia del viajero.

El futuro del sector hotelero está en comprender que es el cliente el principal valedor de todos los servicios.

Fuente: Internet

Click aquí: “Ventajas de la digitalización en los restaurantes”.
Click aquí: “Carta digital con pedido Tabletech para Hoteles”.

Comentarios