De acuerdo a un estudio que se viene desarrollando en la facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad Nacional de Trujillo (UNT), la flor de Maracuyá cuenta con principios activos que utilizados en el ámbito farmacológico serían capaces de contrarrestar algunos síntomas de la esquizofrenia.

Angie Arce, estudiante de doceavo ciclo de la carrera de farmacia y bioquímica de la UNT, se encuentra realizando una investigación sobre los efectos sedantes de la flor de maracuyá con el fin de atenuar algunos signos de la esquizofrenia que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una enfermedad mental que afecta a más 21 millones de personas en todo el mundo.

Este proyecto es guiado por el docente Dr. Julio Campos, responsable del laboratorio de farmacología quien señaló que para extraer los alcaloides y flavonoides que son los principios activos, las flores y hojas de maracuyá son sometidas a un proceso de secado, liofilización (pulverización a base de presión de aire) y extracto elcalónico.

Actualmente la sustancia prototipo está siendo aplicada en roedores (ratas) bajo estrictas medidas de seguridad y protección animal según el manual de ética de la facultad.

Esta investigación contó además con el apoyo de la estudiante polaca Karolina Smoliñska proveniente de la Universidad Médica de Gdansk quien acompañó el desarrollo del proyecto durante tres semanas gracias al intercambio estudiantil propiciado por la Asociación Científica de Estudiantes de Farmacia (ACEF).

Comentarios