Como un gran aporte académico fue calificado el libro “El ejercicio de la Abogacía y sus riesgos respecto al delito de lavado de activos en el Perú”, escrito por los destacados docentes, Jorque Márquez Rosales y Alfredo Pérez Bejarano, este último integrante de la Facultad de Derecho de la UCV.

El texto no solo trata de generar conciencia sobre la ilícita actividad por la cual las organizaciones criminales tratan de insertar en el sistema económico legal todos los recursos generados de sus prácticas delictivas, sino que además propone y plantea políticas de prevención, investigación y mejoramiento de algunos conceptos y normativas regulatorias.

“Es necesario entender y comunicar a todos los interesados en la materia, incluido los estudiantes, que el delito de lavado de activos es un delito de repercusiones internacionales. Nosotros acá en Perú lo estamos viendo muy claramente con el tema de Odebrecht. Es necesario entender también cuáles son sus alcances para que los jóvenes estudiantes puedan analizar con mejores herramientas los últimos pronunciamientos de la jurisprudencia nacional”, indicó Alfredo Pérez Bejarano.

“El ejercicio de la Abogacía y sus riesgos respecto al delito de lavado activos en el Perú” está dividido en tres grandes capítulos. El primero de ellos describe y explica el fenómeno de manera global. El segundo aborda el sistema preventivo implementado en Perú, seguido de la legislación penal, infracciones y sanciones. El tercero plantea algunos supuestos respecto a la posible exposición, vinculación y cobro de honorario ilícito por parte de los abogados tras ejercer la defensa de personas acusadas y procesadas por el delito de lavado de activos. Este último tema aún está siendo debatido en Europa y Estados Unidos.

“Para saber cómo aplicar mejor la ley, el estudiante tiene que conocer su realidad, saber cuáles son las tendencias y cómo estamos a nivel internacional. Muchas veces olvidamos los principios, garantías y derechos que amparan a toda persona investigada o procesada por el delito de lavado de activos, esta omisión origina que los imputados recurran a organismos internacionales y terminamos perdiendo los casos por carecer de estrategias”, señaló Alfredo Pérez Bejarano.

El autor explica también que no existe un plan de trabajo articulado sobre cómo combatir de manera eficiente a las organizaciones criminales dedicadas al lavado de activos. En Estados Unidos, por ejemplo, luego del 11 de septiembre, la lucha contra el blanqueo de capitales se intensificó, pues este delito está ligado, también, al financiamiento del terrorismo internacional.

Comentarios