Lo que debes conocer sobre la lactancia materna

La leche materna es, sin duda, el mejor alimento infantil que existe; es el más equilibrado y contiene todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo del recién nacido.

La leche materna tiene beneficios en el reforzamiento del vínculo madre e hijo, aporta proteínas y calorías en la nutrición del recién nacido y aportar en la disminución del riesgo de futuras infecciones del bebé. Ahora una nueva investigación comprobó que también protege al recién nacido de las bacterias resistentes a los antibióticos.

La investigación fue publicada en la revista científica Nature Communications y fue elaborada por científicos de la Universidad de Helsinki (Finlandia). La conclusión del estudio fue que los bebés que son amamantados durante al menos seis meses tienen menos bacterias resistentes a los antibióticos en sus intestinos si los comparamos con los bebés amamantados por un tiempo más corto.

El estudio científico llegó a este resultado luego de analizar la cantidad y la calidad de las bacterias resistentes a los antibióticos en la leche materna y el intestino que une a la madre y el hijo.

La leche materna protege a los recién nacidos de las bacterias resistentes a los antibióticos
Más de 200, 000 recién nacidos mueren en el mundo por las bacterias resistentes a los antibióticos. Estas matarán más personas que el cáncer para el 2050, según estudio de la Universidad de Helsinki.

La leche materna es la primera vacuna que tiene el recién nacido, el bebé.

“Recordemos que la leche humana es la primera vacuna que recibe un bebé en los primeros minutos apenas nace”, comentó para un medio digital, el señor, Jorge Abel Salinas, jefe de pediatría de la Clínica Internacional, al resaltar las varias virtudes de la leche materna en un recién nacido.

El también ex ministro de Salud señala que otras investigaciones anteriores incluso comprobaron que la leche materna es capaz de manejar una programación metabólica que es suficiente para prevenir que el niño, cuando sea adulto, desarrolle enfermedades no transmisibles.

Entre este tipo de afecciones están el sobrepeso, la obesidad, el síndrome metabólico, la diabetes, los problemas de colesterol y los problemas cardíacos.

“Todos los bebés deben recibir leche de su mamá, en forma exclusiva, por lo menos hasta los 6 meses de edad, e inclusive pueden utilizarla más allá de los dos años. Después de los seis meses la leche materna es buena, es necesaria, aunque probablemente no sea suficiente, por eso usamos alimentación complementaria”, enfatiza el pediatra Abel Salinas.

Beneficios de la lactancia materna

El calostro de los primeros días, de la leche materna, tiene un alto contenido en proteínas y es el alimento perfecto para satisfacer las necesidades del recién nacido. Esta leche de apariencia entre blancuzca y amarillenta, y es rica en nutrientes y anticuerpos que el bebé necesita justo después de nacer.
Además, su composición cambia conforme crece el bebé, de modo que satisface las necesidades en sus diferentes etapas de desarrollo.

Proporciona gran cantidad de defensas inmunológicas y estimula el desarrollo de su propio sistema inmunológico. El calostro contiene una sustancia llamada inmunoglobulina A secretora, la cual forma una capa protectora sobre las membranas mucosas en los intestinos, nariz y garganta del bebé, precisamente las partes más susceptibles a virus, bacterias e infecciones.

Ayuda a reducir la absorción de bilirrubina y los problemas de ictericia. Si el bebé ingiere la leche materna suficiente, eliminará el excedente de bilirrubina a través de las heces.

Tiene un efecto laxante, se digiere fácilmente y es por eso que el bebé hace constantes deposiciones, lo que facilita la estimulación del sistema digestivo.
Se digiere y asimila con gran facilidad. Esto previene incomodidades en el bebé relacionadas con su insipiente sistema digestivo, incluyendo diarrea, estreñimiento y cólico.

La leche materna es la fuente de alimento natural para los bebés menores de 1 año, por tener las cantidades adecuadas de carbohidratos, proteínas y grasa proporciona las proteínas digestivas, minerales, vitaminas y hormonas que los bebés necesitan. Esta tiene anticuerpos que ayudan a evitar que su bebé se enferme, su bebé amamantado es menos propenso a enfermarse de:

  • Alergias.
  • Infecciones del oído.
  • Gases, diarrea y estreñimiento.
  • Enfermedades de la piel (tales como eccema).
  • Infecciones estomacales o intestinales.
  • Problemas de sibilancias.
  • Enfermedades respiratorias, como la neumonía y la bronquiolitis

El bebé alimentado con leche materna pueden tener un menor riesgo de padecer:

  • Diabetes.
  • Obesidad o problemas de peso.
  • Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  • Caries en los dientes.
  • La lactancia materna también es buena para usted.

Es decir, proporciona anticuerpos de la madre y alarga el periodo de inmunidad natural, que le ayudan al bebé a combatir diferentes tipos de virus, bacterias e infecciones. Pero aún más importante, debido a que provienen de la madre, los anticuerpos que se transmiten son específicamente aquellos que le permiten combatir los peligros a los que el bebé está expuesto en su medio ambiente.

La nutrición en las primeras etapas de la vida del bebé es determinante en el desarrollo del sistema inmunológico del bebé.

Además establece un vínculo único entre usted y su bebé, descubrirá que es más fácil bajar de peso, demorará el inicio de sus periodos menstruales, disminuirá el riesgo de enfermedades, como ciertos tipos de cáncer de ovarios y de mama, osteoporosis, enfermedades del corazón y obesidad, amamantar puede ahorrarle tiempo y dinero: evitará la limpieza de biberones, evitará el hecho de tener que preparar la leche maternizada (la leche materna está siempre disponible a la temperatura adecuada),etc.

Es bueno saber que la mayoría de los bebés, incluso los prematuros, pueden amamantarse. Hable con un especialista en lactancia para obtener ayuda con la lactancia.

Los cambios de sabor, según la alimentación de la madre, preparan al niño para aceptar mayor variedad de alimentos. La variedad de sabores que recibe el bebé en la leche materna lo prepara mejor para aceptar los diferentes sabores de la comida sólida.

Favorece el correcto desarrollo de la mandíbula, los dientes y el habla. El acto de succión contribuye al avance de la mandíbula del bebé alcanzando una posición apropiada alrededor de los 8 meses. Si esta succión se realiza con tetina, los movimientos que realiza el bebé son más pasivos y los músculos de la mandíbula no se desarrollan tanto. Es por ello que una correcta succión y deglución son de vital importancia para el óptimo desarrollo de las estructuras orofaciales y así prevenir alteraciones del lenguaje.

Sin  embargo se pueden dar situaciones negativas que afectan esta etapa de la vida.

Por ejemplo algunos bebés pueden tener problemas para amamantar a causa de:

  • Defectos congénitos de la boca (labio leporino o paladar hendido).
  • Problemas para succionar.
  • Problemas digestivos.
  • Nacimiento prematuro.
  • Tamaño pequeño.
  • Condición física débil.

Es posible que la mamá tenga problemas para amamantar a su bebé(s) si tiene:

  • Cáncer de mama u otro cáncer.
  • Infección o absceso mamario.
  • Producción deficiente de leche (poco común).
  • Cirugía previa o radioterapia.

La lactancia materna no se recomienda para las madres que tengan:

  • Llagas de herpes activo en las mamas.
  • Tuberculosis activa no tratada.
  • Infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) o SIDA.
  • Inflamación en el riñón.
  • Enfermedades graves (como cardiopatía o cáncer).
  • Desnutrición grave.

Los expertos dicen que amamantar al bebé es bueno para la madre y para él mismo bebé. Si amamanta por algún tiempo, no importa lo breve que sea.

Como vemos, la leche materna, es beneficiosa en muchos aspectos, de la salud del (la) bebé, a su sistema inmunológico, por ejemplo, previene de la obesidad y favorece un mayor coeficiente intelectual.

Sepa que amamantar lleva tiempo y práctica. Consiga ayuda de su familia, enfermeras, especialistas en lactancia o grupos de apoyo para tener éxito con la lactancia materna.

Fuente: Internet

Click aquí: “Qué es y cómo tratar la menopausia”.
Click aquí para ver el vídeo: “REALIZAN CONCURSO “EL REY MAMONCITO” PARA PROMOVER LACTANCIA MATERNA”.

Comentarios