El Instituto Nacional de Salud (INS) del Ministerio de Salud (Minsa), alertó a los padres de familia que el consumo de dulces, golosinas en exceso durante la noche de Halloween, puede ocasionar en los niños, alergias, dolor de estómago, hiperactividad y falta de sueño.

A pocos días de esta celebración, el INS, recomendó a los padres de familia y adultos responsables, que cuando los niños salgan a las calles a pedir golosinas, les brinden alimentos que aporten beneficios nutricionales a su salud, por ejemplo, frutas (mandarinas, manzanas, naranjas, plátano etc.), que aportan vitaminas, minerales y fibra, y si los niños tienen sed les proporcionen agua para beber.

La directora Ejecutiva del Centro Nacional de Alimentación y Nutrición (Cenan) del INS, Patricia Velarde Delgado, señaló que la ingesta exagerada de azúcares en la noche de Halloween, daña la salud y la nutrición de los niños.

“Los caramelos, chupetines y otras golosinas tienen altas cantidades de azúcares refinados, muchos de estas golosinas son entregados sin control alguno, a los pequeños, quienes comienzan a consumirlos mientras recorren las calles y negocios”, agregó.

Por ello, mencionó que los padres deben revisar y controlar lo que reciben y consumen sus hijos, “ya que la mayoría de personas obsequian dulces y golosinas, que generalmente no tienen registro sanitario”.

Cabe recordar, que el consumo frecuente y excesivo de azúcares en niños puede desencadenar sobrepeso y obesidad incrementando el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y diabetes entre otras.

Comentarios