¿Cómo evitar que el cambio de centro educativo afecte negativamente a tu hijo?

Cuando en la familia se producen cambios importantes poco nos cuesta a los adultos esgrimir la famosa frase “los niños se adaptan fácilmente”,”¡ya verás cómo no sufre al empezar el colegio!”, “seguro que en un par de días ya ha hecho nuevos amigos”.

Lo cierto es que el cambio de un niños a otro centro educativo, es un tema sensible, pues como sabemos los niños sí que sufren cuándo dejan atrás todo aquello que les proporciona estabilidad, y cuándo deben romper lazos afectivos con sus amigos, por mencionar solo unos cuantos factores.

¿Qué estrategias tenemos disponibles evitar que el cambio de escuela afecte a tu hijo?

No se trata de valorar en intensidad el grado de afectación, sino de comprender que cada uno expresará de una forma diferente el desconcierto, tristeza, inseguridad o cierto nivel de estrés. Como padre debes estar al pendiente de la forma o conducta que manifiestan, y también estar dispuestos a acompañarles y ayudarles si lo necesitan. Berrinches continuos en un niño de nueve años, negarse a salir al parque en uno de siete, tristeza permanente en uno de cinco, malhumor en uno de once, etc, pueden ser alguno de ellos.

Por esta razón compartimos algunas recomendaciones que comparten los psicopedagogos y así lograr que este proceso sea un éxito:

  • Reforzar su autoestima: Una vez decidido el cambio los motivos sólo importan para darle una orientación a cómo se abordará el tema con los niños: si los padres se han separado será necesario reforzar los lazos afectivos con el niño para que sepan que ambos le quieren, si matriculamos en otro centro debido a una situación no resuelta de ciberbullying, daremos relevancia a reforzar la autoestima del pequeño, etc.
  • Decir que “los cambios son para mejor”: Y aunque no siempre es cierto, lo que sí que es verdad es que justamente es lo que pretendemos los padres: nos mudamos para mejorar, buscamos una escuela con pedagogías que se ajusten mejor a nuestra forma de ver la educación, queremos que el cole de los niños quede más cerca del trabajo para no tener que dejarlos al servicio de guarda vespertino, etc.
  • El pequeño debe saber desde el momento en el que tomamos la decisión, qué es lo que va a suceder: Una cosa es que adaptemos el lenguaje que utilizaremos según la edad de los niños, y otra muy diferente es mentirles, y esperar a que falte una semana para el inicio de las clases para revelarles la noticia. Un lenguaje abierto sin trabas, y una actitud de apertura al diálogo, favorecerán el proceso interno del niño, y le permitirán expresar sus dudas, temores, inseguridades, sus negativas y reticencias.
  • Visitar el barrio dónde está el nuevo colegio:  Para conocer si existe algún polideportivo, parques, zonas habilitadas para senderismo, asociaciones recreativas, etc. Siempre es bueno que los niños sepan que su vida no se limita a la permanencia en la escuela, y en estos casos más aún.
  • Averiguar cuáles son los proyectos de actividades extraescolares o complementarias que se realizan dentro y fuera del colegio: Para que los niños puedan continuar desarrollando sus aficiones.
  • No indagar insistentemente “qué aprenden cada jornada”: Pues les puede causar estrés y demostrar que como padres hemos disfrutado más el hecho de haber cambiado de escuela. Hay que dejar que ellos mismo expresen como y que es lo que van aprendiendo cada día. En ves de centranos en que aprende y en temas académicos se deben preocupar de cómo se sienten, como viven el cambio, y qué podemos hacer para acceder a otras actividades como familia y organizar actividades conjuntas

En ciertas ocasiones un cambio de escuela para tu hijo es necesario o inminente por diversas razones, ya sea que tu familia necesite trasladarse de ciudad o porque la escuela actual de tu pequeño no es la mejor opción.

Adaptarse a algo nuevo es muy difícil para cualquier persona, ahora imagina lo complicado que resulta para tu hijo, quien todavía está en la etapa de la niñez o adolescencia y tendrá que enfrentarse a algo completamente desconocido día tras día.

Como padre de familia estarás convencido que un cambio de escuela es la mejor
decisión para su educación y su futuro, sin embargo los niños pueden no verlo de esa manera.

Por ello la pregunta que deben evaluar es: ¿Es el momento adecuado para un cambio de escuela?

Existen muchos indicadores de que tu hijo necesita cambiar de escuela, tales como:

  • Puede presentar problemas académicos o malas calificaciones.
  • Observas que tiene pocos amigos y está siendo parte del bullying por parte de sus compañeros.
  • Tu hijo expresa un constante descontento con la escuela en la que estudia.
  • Tu pequeño necesita algún programa de educación especial.
  • Los valores de la escuela no van de acuerdo a los de la casa o tu familia.
  • Tu hijo quizás no se ha logrado adaptar a su escuela actual.
  • Tu familia decide cambiarse de casa, de ciudad o incluso de país, en búsqueda de un mejor futuro.

¿Qué es lo que implica un cambio de escuela?

Una nueva escuela viene cargada de una gran lista de cambios que pueden preocupar a los niños, y por lo tanto como padre de familia debes prestarle especial atención a los siguientes factores empezando que por el hecho de que el cambio más fuerte, cuando se trata del área académica, es adaptarse al sistema educativo de la nueva escuela, pues cada institución tiene un estilo específico para su dinámica durante las clases. La nueva escuela puede pedir una mayor exigencia durante las horas de clase, o dejar más tarea a sus alumnos; puede también requerir el uso de nuevas tecnologías, o por el contrario tener un estilo más tradicional.

No importa cuales sean las costumbres educativas de la nueva escuela, al principio será algo complicado acoplarse a los nuevos requerimientos.

Aunque un cambio de escuela puede generar mucho miedo los niños, puedes ayudarlos a ver que puede ser la mejor opción, y que gracias a esto vivirán nuevas experiencias, conocerán amigos nuevos y tendrán una nueva oportunidad para que la educación básica sea una etapa increíble en su vida.

Fuente: Internet

Click aquí: “Escucha y toma acción ante los avisos que te den tus hijos de que alguien los está abusando”.
Click aquí para ver el vídeo: “Cómo adaptarse al cambio de colegio”.

Comentarios