¿Cómo mejorar el rendimiento escolar de los hijos?

Las calificaciones es uno de los temas que más preocupa a los padres después de la salud, pues tienen la obligación de ayudarles a mejorar el rendimiento en su institución educativa.

A pesar de que cada niño es un mundo existen técnicas que podemos utilizar en el hogar, estrategias adecuadas para estimular su cerebro y sacar el mejor rendimiento.

Es importante adquirir inteligencia emocional, países como los estados unidos cuentan con una gran tradición en Inteligencia Emocional, se ha constatado los beneficios que esta disciplina tiene en los niños, y no solo en el ámbito académico sino también en el personal. Esperemos que en no mucho tiempo se le dé la importancia que tiene.

Cada estudiante es un mundo y cada uno tenemos formas diferentes de asimilar nuevos conocimientos, entender la materia, memorizarla o resolver los problemas. Es necesario conocerse a uno mismo y aprovechar nuestros años de formación para averiguar cuál es la forma idónea para realizar nuestras tareas académicas diarias y prepararnos para los exámenes. Juegan muchos factores como las horas en las que cada uno es más productivo, el uso de uno u otro método para memorizar, etc.

Lo importante no es resolver un problema matemático sino resolver un problema en general, lo primero te hará listo y lo segundo le hará más feliz.

Para ayudar a mejorar el rendimiento escolar de los niños necesitamos inculcar en ellos unos valores, hábitos y estrategias de estudio, que les servirán toda su vida escolar. Cuanto antes lo hagamos mejor serán los resultados.

Tener una muy buena base en la educación obligatoria es muy importante con lo que hemos de asegurarnos de que los niños sean capaces de entender y resolver la materia y sepan ser felices.

¿Cómo mejorar el rendimiento académico en los niños?

  • Hábitos de estudio en casa: Escoger un buen lugar de estudio. Debe ser un sitio sin distracciones, bien iluminado, silenciosa y acondicionado con todo lo que pueda necesitar para que pueda hacer tus tareas y estudiar.
  • Crear rutina de estudio. Para conseguirlo es necesario establecer un horario. Que el niño aprenda que hay tiempo para todo, y que puede jugar. Así aprenderán también a gestionar su tiempo.
  • Ayúdale con sus deberes pero no se los hagas. Los niños deben hacerse responsables de sus tareas, pero si tú se lo haces no habrá aprendido nada y será peor para él. Si no dominas la materia busca a alguien que sí pueda hacerlo (profesor particular, amigo o hermano más mayor…).
  • Motívale. El aprendizaje comienza en casa hay que promover la motivación por aprender.
  • Enséñale estrategias de aprendizaje. Muchos niños usan las técnicas inadecuadas al estudiar o directamente no utilizan ninguna por desconocimiento. Lo ideal es enseñarles técnicas como el subrayado, los esquemas, resúmenes… que pueden ayudarle a aprender mejor.
  • Mantén comunicación fluida con su profesor/a todo el curso. Así si hay cualquier problema se podrá atajar lo antes posible. Su profesor/a puede aconsejarse sobre técnicas o estrategias para mejorar en casa.
  • Crear plan de estudio. Con un calendario cerca donde se vea claramente plazos para entrega de tareas y exámenes le servirá para organizarse mejor.
  • Crea metas accesibles. Para que al ir cumpliéndolas consigan automotivación y ganen en seguridad. Después de puede ir subiendo el nivel de dificultad para que suponga un reto.
  • Refuerza sus logros. Prémiale cuando consiga buenas notas.
  • Con estudiar mucho no es suficiente: Muchos niños pueden estudiar mucho y no asimilar conceptos, por eso son tan necesarios los hábitos y trabajar en aquellos puntos que le puedan impedir asimilar correctamente lo aprendido. Si existe alguna razón a mayores que pueda estar interfiriendo en su rendimiento (trastornos específicos del aprendizaje, factores emocionales…) habla con un especialista.
  • Tener una buena actitud:  Inculcarles el tener una actitud positiva, de superación y constancia en el estudio es tan importante como el sentido de la responsabilidad. Un buen estudiante ha de ser consciente de sus errores y faltas e intentar enmendarlos y superarse a sí mismo. Es por tanto esencial estar motivado, ser constante, fijar tus objetivos y ser flexible en cuanto a cómo conseguirlos debiendo, como ya hemos dicho, cambiar de método si el que llevamos a cabo no nos funciona correctamente.
  • Normalizar la lectura: No cabe duda de que poseer el hábito de la lectura da como resultado mejores estudiantes en el sentido de que ésta nos facilita la comprensión, la recepción de nuevas ideas, fomenta la imaginación y nos ayuda con la concentración entre otras muchas ventajas.
  • Subrayar, hacer esquemas y resúmenes: A la hora de memorizar materia para demostrar nuestros conocimientos en un examen o para afianzar aquello que hemos aprendido, tanto el subrayar como los esquemas y resúmenes nos ayudarán y facilitarán el trabajo memorístico. Tan sólo debes de tener muy en cuenta que es muy importante en primer lugar leerte la materia y entenderla, sólo entonces serás capaz de destacar las ideas más importantes y plasmarlas en un esquema o resumen.

¿Se puede mejorar el aprendizaje con el uso aparatos tecnológicos en los niños?

El uso de las tecnologías puede ser beneficioso a la hora de estudiar para reforzar aprendizajes en distintas materias escolares y en la búsqueda de información en los niños más grandes, no obstante el uso de estos aparatos en los niños debe ser restringido e idealmente comenzar a usarlos después de los 6 años de edad, ya que mientras más pequeños se inician en el uso de los aparatos tecnológicos menos se desarrollan las habilidades sociales. Es por esto que el uso del computador, televisión, tablet y/o celulares no debe ser mayor a dos horas diarias e idealmente que este tiempo sea parcelado durante el día y bajo supervisión de los padres.

No se les debe sobreexigir a los niños con tareas y actividades académicas

Es cierto que los niños deben enfocarse en estudiar, pero lo cierto también es que es relevante que los niños tengan tiempo para la entretención y el ocio, en este tiempo es recomendable que los pequeños puedan relacionarse con pares de la misma edad y tengan la capacidad de elegir qué actividad realizar. Actualmente se cuenta con poco tiempo para las actividades de recreación, ya que la mayor parte de los padres tienen extensas jornadas laborales, pero debemos considerar que el ocio es fundamental para el desarrollo adecuado de nuestros hijos, es por esto que es recomendable que tanto niños como adolescentes tengan espacios para la recreación después de llegar del colegio.

Es aconsejable que los padres participen en actividades de recreación con sus hijos, ya que de esta manera estarán desarrollando un vínculo más cercano con los niños, que les permitirá tener mayor confianza entre padres e hijos, por lo menos 30 minutos diarios al juego y recreación familiar.

Los psicopedagogos, indican que es importante saber organizar estos tiempos, durante el año escolar sobre todo se deben establecer horarios fijos diarios, para estudiar, realizar tareas, así como disfrutar de la diversión y el descanso.

¿Por que debes estudiar con tus hijos?

Finalmente está más que demostrado por las psicopedagogos que el interés y la actitud de los padres influye positivamente en la conducta de los hijos frente a los estudios, lo que no debe confundirse con padres haciendo de profesores particulares de sus hijos, es importante dejar en claro cuál es el papel que deberían tener los padres en este punto para que sea beneficioso para ambos, ellos son los responsables de inculcar y establecer los hábitos de estudios y la responsabilidad, deben acompañar a sus hijos al momento de estudiar, guiarlos en dudas que se presenten, tener paciencia, mucha paciencia ya que los niños tienden a tener un comportamiento negativo frente al estudio con sus padres, lo que al final hace que los padres terminen estudiando por ellos, y lamentablemente es un error cada vez más recurrente.

Fuente: Internet

Click aquí: “Cómo enseñar los valores a los hijos”.
Click aquí para ver el vídeo: “Ayuda a tu hijo a mejorar sus calificaciones”.

Comentarios