Ventajas y desventajas de las computadoras portátiles

Vivimos en un mundo globalizado en constante comunicación gracias al desarrollo de las telecomunicaciones y las facilidades del Internet. Antes era común que los empleados esperaran hasta llegar a la oficina para resolver un problema de trabajo. Sin embargo, esto ha cambiado significativamente con el auge de las computadoras portátiles. Trabajar con portátiles es la tendencia.

Las ventajas y desventajas de las computadoras portátiles están muy relacionadas con el uso que se le de a estos dispositivos y con el tipo de trabajo que realicen. El uso de las laptops se ha extendido de tal forma que para muchos usuarios pueden llegar a ser más cómodos que los ordenadores de sobremesa, aunque también cuentan con la contrapartida de ser más elevados en precio. Sea como fuere, y al igual que con cualquier otro dispositivo, cuenta con una serie de pros y contras que resulta interesante conocer.

Hoy día, las laptops, cuentan con todo lo necesario para hacernos la vida mucho más fácil, a un rendimiento bueno y con la misma o mayor comodidad que si estuvieras en casa o en el trabajo gracias al avance de la tecnología al alcance de todos. Su tamaño se ha reducido considerablemente en los últimos años, y cumplen perfectamente con su función. Sin embargo siempre surge la duda acerca de si una inversión en una computadora portátil resulta más rentable que un equipo de escritorio. A continuación, despejamos todas las dudas.

Ventajas de usar computadoras portátiles

Las computadoras portátiles son más cómodas gracias a su tamaño y portabilidad. Este tipo de computadoras se caracterizan por ser pequeñas, lo que facilita su movimiento y que puedas trabajar desde cualquier parte de la empresa. Requieren de muchos menos cables, pues vienen con todas las partes de una computadora, ya integradas, lo cual los convierte en equipos bastante menos aparatosos como el uso adicional de un monitor y CPU.

Como ocupan poco espacio, nos permiten disfrutar de más lugares libres en el escritorio, lo que le dará una mejor vista y dará un toque espacioso. También podemos contar dentro de sus grandes beneficios el hecho de que pesan poco y no se harán difíciles de trasladar para poder trabajar con él desde cualquier lugar. Por ejemplo: En caso de que se halla pasado tu horario laboral y decidas llevarte el trabajo a casa, será más cómodo y fácil, debido a que tendrás todos los documentos y lo que necesitas en este computador.

La portabilidad, el fácil acceso a los puertos y los bajos requerimientos de energía permiten a las computadoras portátiles satisfacer las necesidades de uso personales, académicas y laborales.

Las portátiles por sus características son perfectas para los estudiantes y profesionales que requieren de una computadora mientras están en movimiento, si necesitan hacer presentaciones, compartir archivos o acceder al correo electrónico o a Internet mientras están lejos de sus casas.

También las computadoras portátiles gastan menos energía que las computadoras tradicionales, lo que permite gastar menos energía y reducir el gasto en este apartado. Además, para cargarlas solo necesitas de un enchufe o tomacorriente.

Ya que se tratan de computadoras completas, no dependen de periféricos como el ratón, los teclados y los monitores, aunque puedes agregarles fácilmente y conectarla a un monitor más grande, un televisor u otra pantalla.

Su batería se recarga, por lo que en caso de que la energía de tu empresa presente dificultades puedes seguir trabajando con ella.

Gracias a la tarjeta inalámbrica, con una computadora portátil podrás trabajar o navegar desde cualquier sitio, pues cuenta con tecnología que permite conseguir una conexión rápida y de mayor alcance respecto a los equipos de sobremesa. Esto facilita la conexión y por tanto lo hace muy cómodo y apto para el ritmo de trabajo que requieren muchas empresas, especialmente cuando es necesario viajar o trasladarse a diferentes espacios de trabajo. Esto no es posible con una computadora de escritorio, al ser un equipo fijo.

A veces las empresas asignan este tipo de computadoras al empleado o el empleado trabaja directamente con su portátil personal, esto dependerá de la política de trabajo que tengas en tu empresa. Lo importantes es que sepas que con el uso de estas los empleados de tu empresa pueden realizar su gestión en cualquier lugar y en cualquier instante.

Y si eres una persona que estás en constante movimiento y en frecuentes reuniones, sin duda alguna que un a computadora portátil será tu mejor opción.

Ademas, mejoran la productividad, esto se debe a que se pueden compartir archivos, hacer o ver una videoconferencia, contestar un correo urgente, escribir en un blog y otras muchas actividades, desde prácticamente cualquier lugar.

Desventajas de usar computadoras portátiles

El precio de estas computadoras suele ser siempre un poco más elevado que el de un ordenador de sobremesa o de escritorio con similares características. Si quieres obtener un rendimiento alto, tendrás que gastar mucho más dinero en una laptop, algo que puedes conseguir a un precio más económico si te decides por una computadora de escritorio.

Las computadoras portátiles son difíciles de reparar, actualizar o modificar debido a su diseño cerrado e integrado. Aunque las unidades de almacenamiento y la RAM son usualmente accesibles porque son las cosas que vas a querer actualizar, es a menudo difícil modificar o reemplazar la CPU, los chips gráficos o la placa base. Estos trabajos usualmente requerirán de un equipamiento y herramientas profesionales o de la contratación de un técnico profesional.

Además tienes que saber que estas, dependiendo del modelo y la marca, vienen con una variedad de configuraciones y existen en el mismo espectro de rendimiento general que las computadoras de escritorio. Los componentes más comunes de las portátiles incluyen la CPU, la placa base, la tarjeta de gráficos y el disco duro, que difieren a sus equivalentes de escritorio debido a que los componentes necesarios son más pequeños, pero son capaces de realizar las mismas funciones con menos espacio y energía. Por esto, las portátiles normalmente son más costosas que sus equivalentes de escritorio, debido al alto costo de fabricación.

Eso incluyen también el hecho de considerar el tema de la compatibilidad de componentes,  un aspecto muy a tener en cuenta a la hora de elegir una laptop, y es que, a la hora de cambiar o comprar algún componente, pueden surgir problemas de compatibilidad que darán lugar a molestos errores.

Adicionalmente, mientras que la computadora de escritorio tiene posibilidades de configuraciones casi ilimitadas, las configuraciones de una portátil se limitan a las opciones que otorguen los fabricantes. Algunos programas pueden también ser incompatibles con una portátil, e instalar un sistema operativo distinto al que viene de fábrica puede resultar en incompatibilidades con el equipo.

Tres factores afectan el precio de una computadora portátil: las especificaciones, el peso y el tamaño de la pantalla. Las especificaciones incluyen la velocidad de la CPU y el número de núcleos, la cantidad y velocidad de la RAM y la cantidad de espacio de almacenamiento.

Los números más altos de todos estos rubros significarán mejor rendimiento y precio más alto. Las más livianas y delgadas serán más costosas, y las que tienen pantalla más grandes también.

En el otro extremo del espectro están las netbooks, las cuáles tienen un precio menor que las portátiles y solo atienden las necesidades básicas de navegación web y procesamiento de textos. Estas portátiles de baja gama tienen una memoria pequeña, poco espacio de almacenaje, no son muy rápidas y tienen pantallas pequeñas. Las netbooks están ganando popularidad por su precio más bajo y por ser más portables que las voluminosas portátiles.

En el caso de las laptops, existe una clara desventaja en el sistema de refrigeración, pues no están tan preparados para aguantar altas temperaturas o largas sesiones de trabajo. Si este sistema no es lo suficientemente potente, el ordenador comenzaría a emitir un sonido muy molesto, se produciría una disminución del rendimiento, la base se calentaría e incluso dejaría de funcionar.

Desafortunadamente, los ordenadores portátiles tienen una vida útil más reducida que en el caso de los ordenadores de escritorio. Al sufrir elevadas temperaturas, los componentes de deterioran antes, junto con la exposición a los golpes que tiene respecto a un ordenador fijo. Esta es sin duda, una de las desventajas más destacadas.

Un ordenador portátil se caracteriza siempre por tener una potencia reducida. Así que, si necesitas un equipo que pueda trabajar a la vez con numerosas aplicaciones abiertas y programas a la vez, es posible que el rendimiento sea algo justo. Además están muy limitados en lo que a mejoras de nivel de hardware, cambio de disco duro o ampliación de la capacidad de memoria RAM se refiere.

Antes todo esto es necesario que sepas que, aunque la privacidad es siempre un tema con las computadoras, la naturaleza portable de las portátiles aumenta la vulnerabilidad de los datos.

Las características especiales como el bloqueo con identificación de la huella dactilar, el aumento de la encriptación y las características de seguridad remota han sido desarrolladas para proteger los datos, pero esa defensa no es perfecta. Si vas a dejar tu computadora en casa, siempre recuerda crear una cuenta de acceso y una contraseña para proteger tus datos. También, sé cauteloso con las inseguras redes inalámbricas, las cuales son fáciles de captar por la gente maliciosa y acceder a tu información personal.

Afortunadamente, hoy día la versatilidad de las computadoras portátiles para uso personal es muy variada, y por lo mismo es necesario evaluar cada característica de la computadora que deberás o quieras usar, para elegir el equipo que mejor se ajuste a tus necesidades teniendo en cuenta las ventajas y desventajas ya descritas.

Fuente: Internet

Click aquí: “Si soy amante de la tecnología ¿ Cómo puedo contribuir al cuidado del medio ambiente?”.
Click aquí para ver el vídeo: “Como elegir una buena laptop”.

Comentarios