Vamping, una costumbre juvenil perjudicial resultado del mal uso de los dispositivos con acceso a internet

El vamping es un neologismo que se compone de los términos vampiro y texting y se usa para describir a una persona que se mantiene en vigilia durante las noches (como los vampiros) con el propósito de utilizar cualquiera de los muchos dispositivos que le ofrece la tecnología para enviar mensajes de texto o usarlos con otros fines. Este fenómeno es especialmente frecuente entre los jóvenes, aunque nadie está libre de caer en sus redes.

El vamping hoy por hoy se ha convertido en un fenómeno a nivel mundial, y a pesar de sus muchos detractores, que son adultos generalmente, cada día la lista de quienes se dedican a ello, adolescentes en su mayoría, va en aumento.

El vamping como fenómeno nació casi que con el avance de los medios de comunicación: tablet, teléfono móvil, ordenador, interne, etc. Es decir el apego a estar siempre conectado a los dispositivos con Internet ha llevado a,muchos a no tener control en el el uso apropiado.

¿Qué factores contribuyen el vamping?

Son varios los motivos que llevan a los jóvenes a prescindir de horas de sueño en beneficio del uso de la tecnología, aunque entre las causas principales está la falta de tiempo para socializar durante el día.

Los aparatos electrónicos y las bondades que ofrecen (interactividad, socialización las 24 horas, inagotable caudal de información de todo tipo) unidas al tiempo que cada vez se hace más corto, por lo menos para quienes lo saben aprovechar, conduce a los adolescentes a someterse al vamping por ejemplo: conectándose a Internet y relacionarse con personas que viven al otro lado del mundo con la finalidad de conocer otras culturas o maneras de pensar.

Se sabe que una de las principales características de la adolescencia es la necesidad que se siente de formar parte del grupo, entonces el vamping se convierte en algo “necesario” para ellos.

Algo que contribuye a que este fenómeno se incorpore gradualmente en el comportamiento juvenil es el hecho de que no todos cuentan con la privacidad y la paz necesaria en casa como para relajarse durante el día o “hacer y deshacer” sin que sus padres los estén vigilando. Por eso utilizan la noche para contarse sus vivencias, hablar sobre sus dudas, compartir sus problemas, sus experiencias en las redes sociales y cualquier otra inquietud.

A los estudiantes universitarios les faltan horas para acabar con los trabajos y estudiar todos los temarios que se deben aprender, por ello utilizan las noches para ponerse al día con los amigos y las redes sociales.

Otra causa importante está en la necesidad de integrarse y ser aceptado dentro de un grupo o colectivo. Aunque son muchos los jóvenes que desean descansar, deciden quedarse despiertos hasta bien entrada la noche con tal de encajar entre sus compañeros.

¿Qué efectos perjudiciales trae el practicar vamping?

  • Practicar vamping es peligroso para la salud, ya que este evita que el organismo disfrute del sueño y del descanso que el cuerpo necesita. Es decir causa trastornos en los ritmos circadianos (cambios físicos, mentales y conductuales que siguen un ciclo diario, y que responden, principalmente, a la luz y la oscuridad en el ambiente de un organismo. Dormir por la noche y estar despierto durante el día es un ejemplo de un ritmo circadiano relacionado con la luz).
  • Insomnio: Dejar los aparatos electrónicos en la mesita de noche o en la propia cama aumenta el riesgo de padecer esta anomalia. La melatonina es la hormona encargada de regular los ciclos del sueño. Esta se activa con la luz, sobre todo con esa luz blanca o azul que emiten los teléfonos móviles y las tabletas.
  • Alteraciones psicosomáticas. La falta de sueño en el organismo favorece el cansancio durante el día, pero además incrementa las probabilidades de sufrir debilidad e irritabilidad, fluctuaciones en el carácter y sus estados de ánimo, disminuye las defensas y altera el metabolismo.

La falta de sueño en el organismo favorece el cansancio durante el día, incrementa las probabilidades de sufrir debilidad e irritabilidad, fluctuaciones en el carácter, altera el metabolismo, aumenta la dificultad en los procesos de aprendizaje, impide la concentración y favorece la pérdida de la memoria

  • Bajo rendimiento académico. Por si fuera poco, aumenta la dificultad en los procesos de aprendizaje, impide la concentración y favorece la pérdida de la memoria. Prestan poca o ninguna atención a sus profesores, duermen en clases y tienden a faltar seguidamente a la escuela para quedarse en casa descansando.
  • Adicción a la tecnología y la tendencia a preferir una vida virtual antes que la real.
  • Baja tolerancia a las opiniones que emiten sus padres sobre su comportamiento.
  • Debilidad y cansancio al punto de convertirse en crónico.
  • Depresión.
  • Fatiga ocular que puede acarrear algunos problemas con la visión.

Este fenómeno también puede estar detrás de la adicción a las nuevas tecnologías, los cambios de conducta y los problemas de socialización. ¿Sufres ansiedad cuando se te olvida el móvil, te quedas sin batería o pierdes la cobertura? ¿Prefieres comunicarte vía online?
Debes tener una visión clara respecto al uso de la tecnologia en esos tiempos, recuerdar que tecnología no es buena ni mala, pero sí es cierto que todo depende como una persona haga uso de los dispositivos electrónicos.

Si quieres prevenir el vamping o dejar de practicarlo, o que los más jóvenes caigan en es costumbre, tienes que utilizar la tecnología de manera responsable y predicar con el ejemplo.

Fuente: Internet

Click aquí: “Poner límites a tus hijos, decir NO a veces es necesario, pero también hay que saber cómo hacerlo”.
Cñlick aquí para ver el vídeo: “Adolescentes y redes sociales: ¿qué es el vamping?”.

Comentarios