Tecnología Inteligente: Aplicada para mejorar la productividad

Vivimos en la era de la globalización y de la información en donde las tecnologías inteligentes (TI) brindan muchos beneficios que logran optimizar la productividad, refuerzan el valor práctico y la eficiencia, permitiendo de esta forma un retorno de inversión más rápido.

La tecnología inteligente en los últimos años ya se está dirigiendo a atender temas fundamentales de las empresas como la productividad, la eficiencia y el servicio al cliente.

El aumento de la productividad con el uso de tecnología aplicada puede ser tan simple como:

  • Personal oficina.
  • Permitir a los trabajadores contar con un fácil acceso a los datos, de manera que puedan tomar decisiones bien informadas en tiempo real y no en estimados o en hojas de cálculo con varios días de antigüedad.
  • Los gerentes pueden ser estratégicos y los usuarios de primera línea pueden ser eficientes.
  • Así también, los distintas áreas pueden ver cómo su rol impacta en la rentabilidad.

Las actividades dentro de una empresa en donde la Tecnología Inteligente aplicada a la búsqueda de productividad puede ayudar pueden ser:

Plantas de producción.
Los procesos en las plantas también pueden optimizarse con la tecnología inteligente. Sensores enfocados en la maquinaria de la planta permiten al equipo de mantenimiento monitorear el estado de ella y automatizar el mantenimiento preventivo. Por ejemplo, los sensores pueden programarse para monitorear condiciones de temperatura, vibración y presión, que son las primeras señales de algún problema. Así si se alcanzan los puntos establecidos, las alertas pueden enviarse al equipo de mantenimiento para que éste intervenga evitando tiempo de paradas inesperadas.

Control y supervisión de inventario.
Capturar, monitorear y analizar los datos sobre el mantenimiento y las reparaciones ayudará a las empresas, especialmente las de manufactura, a predecir exactamente qué repuestos son necesarios, cuándo y dónde. Esta predicción evita la redundancia en el inventario ahorrando fondos, los que son fundamentales en empresas donde los componentes son caros. Poder eliminar el inventario “por si acaso” libera el capital para otras inversiones

Ubicación y monitoreo.
El uso de sensores y el seguimiento por GPS en el almacén, con equipo de manejo de materiales y flotas de vehículos, brinda un rápido ROI. Saber exactamente dónde se encuentran físicamente los productos y los vehículos, incluso las personas, es un enorme beneficio que logra ahorros. El inventario y los envíos serán mucho más precisos. Además, la capacidad de ubicar y seguir a los vehículos de entrega, ayuda al armado de ruta de los despachos y a predecir el horario de entrega. De esta manera, los datos confiables eliminan las discrepancias y mejoran la productividad.

De esta manera, cuando las máquinas, departamentos, sistemas, empleados y proveedores están todos conectados, el personal puede tener una imagen más completa y luego ver los detalles de algún incidente en particular.

Las tecnologías inteligentes (TI) brindan muchos beneficios que logran optimizar la productividad, refuerzan el valor práctico y la eficiencia, lo que permitirá obtener logros en las empresas a corto plazo y éstos marcarán el inicio de mayores inversiones, desarrollando así una base fuerte mejorar las operaciones.

Fuente: Internet

Click aquí: “La gestión del talento en la era digital”.
Click aquí: “Nuevas tecnologías para mejorar la producción industrial 2017”.

Comentarios