Redmi, la submarca bajo la tutela de la gigante china Xiaomi, ha dado el salto desde la gama media a la gama alta y ha presentado sus nuevos teléfonos insignia: Redmi K20 y Redmi K20 Pro.

El lema de la compañía se conserva: mantener las mejores características del mercado al precio más asequible. Por lo mismo, estos nuevos modelos presentan especificaciones con nada que envidiar a la competencia, pero a un precio muy inferior.

El más letal es el K20 Pro, quien cuenta con un procesador Snapdragon 855 de Qualcomm, con una frecuencia máxima de 2,84 GHz. Junto a esto, llegan los gráficos Adreno 640, una apuesta que está siendo utilizada en los llamados “celulares gamers”.

Por el lado de la cámara, el K20 Pro posee una cámara trasera triple: un lente principal de 48 MP con apertura de diafragma de 1.75; un teleobjetivo de 8 MP con f/2.4 con zoom digital x10, y un gran angular de 13 MP con un rango de 124.8 grados. Podrás grabar en 4K a 60 fotogramas por segundo.

La cámara delantera es de 20 MP y sobresaldrá de la pantalla. Asimismo, cuenta con 4,000 mAh de batería y una carga rápida de 18 W.

Mientras tanto, el K20 estándar llegará con un procesador Snapdragon 730 con un máximo de 2,2 GHz de potencia y el GPU Adreno 618.

Comentarios