¿Qué son los análisis clínicos y para qué sirven?

Los análisis clínicos también son conocidos como pruebas o exámenes de laboratorio, consisten básicamente en el estudio de los componentes de muestras biológicas que se toman del cuerpo, tales como la sangre, la orina, el tejido, etc.

Los exámenes de laboratorio son un procedimiento común dentro de las evaluaciones médicas, y estos pueden revelar desde una anemia hasta una infección, aunque usted se sienta bien.


Los resultados de los análisis clínicos son de valiosa utilidad para el médico ya que le permiten confirmar o descartar un determinado diagnóstico.

Las pruebas de laboratorio examinan muestras de sangre, orina o tejidos corporales. Un técnico o el médico analizan las muestras para determinar si los resultados están dentro de los límites normales. Los análisis usan un rango de valores porque lo que se considera normal varía de una persona a otra. Muchos factores afectan los resultados de los análisis. Entre ellos:

– Sexo, edad y raza.
– Lo que come y lo que bebe.
– Las medicinas que toma.

El médico también puede comparar los resultados con análisis anteriores. Las pruebas de laboratorio son a menudo parte de un examen de rutina para detectar cambios en su salud. También ayudan a los médicos a diagnosticar cuadros clínicos, planificar o evaluar tratamientos y controlar enfermedades.

Prevenir siempre es mejor que solucionar un problema, especialmente cuando hablamos de salud. Tener una cultura de prevención y cuidado de nuestro cuerpo, hábitos y estilo de vida, es vital. Es por ello que a manera de chequeo, algunas personas tienen la costumbre de acudir a los centros médicos en búsqueda de campañas en este tipo de servicios médicos, lo cual les permite conocer tu estado actual de salud, de manera que puedas prevenir padecimientos o tener la posibilidad de tratarlos oportunamente.

¿Para qué sirven los análisis clínicos?

Los análisis clínicos forman parte del proceso de atención a la salud que brinda el médico y se sustentan en el estudio de distintas muestras biológicas mediante su análisis en el laboratorio. El resultado de este tipo de estudios le permite al profesional determinar si el paciente sufre algún trastorno o anomalía de acuerdo a una referencia estándar de los valores. El médico también solicita los análisis clínicos para monitorear el efecto de un determinado tratamiento.

Sin embargo, la utilidad de este tipo de pruebas de laboratorio no está limitada únicamente para los sujetos enfermos que necesitan ser diagnosticados, sino que las personas sanas también pueden realizarse una revisión periódica para prevenir y detectar diferentes padecimientos.

Los análisis clínicos permiten detectar a tiempo aquellas enfermedades o padecimientos de tipo crónico que al principio no generan síntomas en el paciente, como por ejemplo la diabetes, la hipertensión y el cáncer. Mediante el resultado de estos análisis el médico puede ayudar al paciente a prevenir la evolución de la enfermedad, manteniendo el buen estado de salud.

Los exámenes de laboratorio miden el estado de salud de la persona y son de gran ayuda cuando estos exámenes se hacen regularmente, ya que se puede seguir el progreso o deterioro de la persona.

Los exámenes de laboratorio más comunes

Entre los exámenes de laboratorio más comunes están :

  • Perfil de lípidos: es un grupo de exámenes que se le hacen a la sangre extraída del paciente para revisar si tiene algún riesgo de sufrir enfermedades cardiacas de origen coronario. Entre los exámenes más importantes está el de colesterol, el cual revisa los niveles de esta sustancia en la sangre para descartar afecciones cardiacas y de los vasos sanguíneos. Una persona sana tiene colesterol regularizado. El exceso de colesterol en el cuerpo se puede asociar con el tipo de alimentación (alta en grasas) o con desórdenes de la tiroides (hipotiroidismo), e incluso es probable que la persona tenga que cambiar a una dieta más saludable y hacer más ejercicio. Por otro lado, un bajo nivel de colesterol puede ser provocado por enfermedades intestinales.
  • Perfil bioquímico: es un proceso de pruebas que se le hacen a una misma muestra de sangre para verificar el correcto funcionamiento del cuerpo y así descartar ciertos males. Algunos de los parámetros que ayuda a determinar son los de glucosa, nitrógeno de la urea, creatinina, ácido úrico, colesterol, calcio total, fósforo, bilirrubinas, albumina, proteínas totales, globulina, relación albumina/globulina, TGO, TGP y fosfatasa alcalina.
  • Biometría hemática: es un examen completo de sangre que muestra el estado de tres aspectos de las células de la sangre, que son los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. La cuenta de eritrocitos (RBC, por sus siglas en inglés) determina la cantidad de glóbulos rojos en la sangre. Si este número es bajo, puede ser indicio de anemia, que puede resultar de una mala alimentación, pérdida de sangre, etc. Un número alto de eritrocitos sugiere que la persona padece de un problema pulmonar o falta de oxígeno. La cuenta de leucocitos (WBC) estudia los glóbulos blancos en la sangre por medio del microscopio. Una cuenta elevada de leucocitos indica que hay infección en el cuerpo (viral ó bacteriana). En casos muy raros esto también puede indicar el padecimiento de enfermedades como la leucemia (cáncer en la sangre). Una cuenta baja de leucocitos puede ser síntoma de ciertos tipos de infecciones, alergias o falta de vitaminas. Las plaquetas detectan problemas en la coagulación.

En resumen, los análisis clínicos contribuyen al estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de los problemas de salud de las personas. Por eso es importante recurrir al médico de manera regular para hacer un chequeo general de salud. Un control médico de rutina debe incluir estudios de hematología, inmunología, microbiología y química clínica.

Los laboratorios de análisis clínicos juegan un papel muy importante en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de enfermedades, por eso es indispensable que los métodos aplicados sean rigurosos, precisos y específicos. Cada uno de los estudios debe llevarse a cabo de manera adecuada, según las normas correspondientes a fin de garantizar resultados exactos.

Fuente: Internet

Click aquí: “Qué es y cómo tratar la Meningitis”.
Click aquí para ver el vídeo: “¿Sabes que debes hacer antes de un Análisis clínico?”.

Comentarios