¿Qué significa ser mamá?

Ser mamá es una aventura singular, única y variada a la vez pues todas las mujeres tienen esa capacidad y cada una puede vivir o sentir su embarazo y ver el desarrollo de su hijo(a) de forma distinta. Ser mamá es tener todas las emociones que el ser humano puede llegar a sentir, con sus diferentes grados de complejidad e intensidad.

Todo empieza con la sigilosa conquista de sus cuerpos, estado que a veces no se dan cuenta un principio. Y cuando se preguntan ¿Qué me está pasando? ¿Por qué me siento así? Y es cuando ya se está manifestando todo ya está funcionando de una manera distinta, desde la piel hasta en sus estados de ánimo y de humor. Poco a poco la nueva vida dentro, se va mezclando con sus cuerpos y su ser, sensación que de aquí algunos años volverán a extrañar.

Y es que en cuanto una mujer sabe que está embarazada casi de forma automática empieza a nacer el instinto maternal. Por este motivo, una madre que fuma dejará de hacerlo, cuidará su alimentación, hará más ejercicio, entre otros cambios y todo ello, para que el desarrollo de su bebé sea el correcto. También aparecerán las primeras preocupaciones ante las ecografías para saber que todo esté bien y que el embarazo va correctamente, sentimientos que sienten desde su interior las mujeres y que ya comenzaron a ser madres.

Ser mamá es una aventura que tiene todas las emociones que el ser humano puede llegar a sentir, con sus diferentes grados de complejidad e intensidad. Son guías, maestras, amigas, consejeras, facilitadoras, acompañantes, a veces también policías, enfermeras, choferes, cocineras, asesoras, diseñadoras y más.

De otro lado hay aquellas que aunque no pudieron concebir tienen ese noble sentimiento y tienen esa maravillosa oportunidad de darle a un ser es cariño afecto a personas que vida les puso en frente y que aman como si fueran parte de ellas, como hijos.

Cuando una mujer es madre ya sea biológica y por vocación sucede algo maravilloso pues se reafirma su lado femenino y ese sentimiento despierta diferentes facetas: la sufridora, la luchadora, los miedos, la alegría y el disfrutar, un montón de emociones que se manifiestan en cada uno de nuestros sentimientos.

Ser madre, ser mamá es educar, sentar las bases para darle forma a ese hijo que tanta ilusión nos hace ver. Ser madre también es acompañar en momentos de alegría, de llantos, de tristezas, de lágrima, etc. Ser mamá es aprender y enseñar a la misma vez, a ese ser que con tanta ternura tiene como herencia divina.

Ser mamás significa saber que hay que poner límites pero sin cortar las alas. Porque los niños deben aprender a crecer.

Ser madre no es abandonarte como mujer, debes enseñar a tus hijos el placer de dar y recibir, muéstrales la persona que realmente eres, con tus virtudes, que es lo que te gusta, que también tú necesitas tiempo para ti, tu espacio, que tienes emociones, que puedes ser muy feliz y que puedes tener algún día de tristeza. Ser madre no significa agotarte y darle a los demás todo cuanto puedas, e incluso más de lo que puedes. Sé una madre es dar a otros la oportunidad de demostrar a otros seres, hijos o pareja, que hay otro seres que la aman y la adoran.

¿Qué sentimientos tienen las mamás?

  • Miedo: Pues quieren proteger a sus hijos, su tesoro más preciado, para que nunca les pase nada. Ni física ni emocionalmente. Pero la cruda realidad es que la vida es un cúmulo de experiencias en las que es inevitable el dolor. Es una tarea muy difícil entender y que lo único que pueden hacer como mamás es acompañar a los hijos y darles el cariño amoroso que tenemos en nuestro corazón. Facilitarles los mejores cuidados y soltarlos a la vida.
  • Cansancio: Desde el primer día que el bebé llega a casa, la palabra cansancio toma otro significado. Pasar una noche en vela, esperando a que se duerma o que llegue de su salida con amigos. Pasan las noches pensando la mejor manera de educarlos, buscar el mejor consejo o la estrategia para resolver alguno de los problemas que tienen. Sin embargo, lo único que les queda es esperar a que lo resuelva él o ella por sí mismo, creer en él o ella y darle las herramientas para facilitarle el camino.
  • Incertidumbre: El temor a no hacerlo bien les acompaña desde antes que tengan al pequeño en brazos, hasta que ese bebé llega a ser un adulto. Siempre quieren hacer lo mejor, darles el consejo perfecto, ayudarlos hasta el punto en el que no estemos siendo invasoras de su autonomía. ¿Hasta dónde si, hasta donde no? ¿Qué hacer? ¿Qué decirles? ¿Cómo decírselos?.
  • Paciencia: No hay limites en cuanto a enseñar por ejemplo: a sentarse en la mesa, días, meses, años recordándole los mismos buenos modales. La cantidad de recordatorios para que aprenda por si mismo a ir al baño, lavarse los dientes, estudiar para un examen, ir al doctor, practicar para su partida, a abuela o las tías.
  • Euforia: Cuando su hijo le regala su primera sonrisa, sus primeros pasos, cuando dice “mamá” con esa vocecita tierna estrenándose en el arte de hablar. Cuando aprende a andar en bicicleta, el día que tiene su primer festival en su jardín, cuando nos comparte sus experiencias del día, con ese ímpetu milagroso que tienen los que tienen poco de haber llegado al mundo. Luego, sus graduaciones, sus logros… cada uno de sus pasos , los cuales siguen con mucha atención.
  • Plenitud:  Los hijos nos reflejan lo que somos, nos dicen nuestra verdad, aprecian nuestras cualidades y aprenden a aceptar nuestros defectos. Con ellos experimentamos la capacidad de dar servicio a otro, el dejar de pensar en nosotras mismas para darle a alguien más.
  • Amor: Dar es lo que les llena el alma, y dar lo mejor de ellas a ese ser que salió de tus entrañas, es el regalo más afortunado que una madre puede llegar a sentir. Un profundo suspiro que se cuela dentro y que se llama amor.

Ser madre es una de las cosas más bonitas de la vida, que tiene sus momentos gratos así como ocasiones difíciles.

Gracias a todas las madres que han dado vida y a todas aquellas otras que son madres sin haber creado, las que dan el aliento e impulsan a sus hijos, los cuidan, los educan y les enseñan sus valores para que ellos den forma a su propia vida.

Fuente: Internet

Click aquí: “¿Cómo y qué debes hacer para poner un nombre para tu negocio o empresa?”.
Click aquí para ver el vídeo: “La Aventura de crecer Juntos”.

Comentarios