¿Qué es y por qué es importante el reciclaje?

El reciclaje es el proceso que busca recuperar parcial o completamente la materia prima que contiene un producto ya elaborado luego de su consumo, convirtiéndose así en un producto reutilizable. Es curioso saber que la idea del ser humano de volver a usar un producto y de tratar que los insumos sirvan para un uso adicional es muy antigua. Por ejemplo se ha descubierto en la era anterior a Cristo la gente ya recurría a una forma de reciclaje muy precaria. Claro está que la razón por la que se reciclaba en esa época no era por una causa ambiental, sino por un motivo económico: la producción era cara y resultaba mucho más barato reutilizar que volver a confeccionar y a disponer de los bienes.

Es cuando surge la Revolución Industrial, en donde aparece el cambio de paradigma, ya que la producción de cosas pasó a ser en serie. La automatización permitió que muchas compañías produjeran en masa y que les resultara a estas mucho más barato volver a producir que reutilizar, en donde el reciclaje cayó mucho. pero es en el periodo de la gran depresión, una gran crisis económica – mundial de 1929 y durante la Segunda Guerra Mundial, en donde las terribles condiciones económicas exigían conservar las cosas: a las dificultades financieras se sumaba la escasez de materiales. Luego de la guerra, en el ímpetu consumista apareció la idea de desechar todo lo que ya no sirva, y desde entonces eso no se ha detenido.

Sin embargo, debido a el cambio climático y al crecimiento de de problemas de excesiva contaminación y efectos colaterales, es que el reciclaje cobra auge pues el objetivo ahora además del económico si no que ahora prima el cuidado del medioambiente.

Ventajas del reciclaje en el aspecto ambiental y económico

Entre las ventajas del reciclaje hay que destacar que este contribuye a evitar el deterioro del planeta por sobreproducción. La destrucción de gran cantidad de bosques o el deterioro progresivo de la capa de ozono ocurren fundamentalmente por la intención de producir muy por encima de las necesidades de las personas. El reciclaje es una suerte de salida a esa situación, y permitiría ahorrar gran cantidad de la energía que se utiliza para esos fines.

Cuando se consuman menos combustibles fósiles se generará menos dióxido de carbono y con ello se reducirá el nocivo efecto invernadero. Además, cuando en el proceso de producción se utilizan materiales reciclados se pueden salvar grandes cantidades de recursos naturales no renovables, como los árboles. La disminución en los volúmenes de basura producida también es indispensable, y para el reciclaje es muy importante el tiempo que le demanda a cada sustancia degradarse, ya que mientras no se degrada se suma a la enorme cantidad de basura ya existente. El papel, por ejemplo, se degrada en algo más de un mes, mientras que un envase de aluminio tarda casi 400 años en hacerlo, y los plásticos tardan más de 500 años en descomponerse.

Por ejemplo, de cada 100 Kg. de basura sólo el 70% se recolecta, más de 30 mil toneladas diarias llegan a barrancos, ríos y terrenos baldíos convirtiéndose en agentes contaminantes y fuentes de infección.

La mayor parte de los desechos son reutilizables y reciclables, el problema está en que al mezclarlos se convierten en basura.

En promedio una familia genera mensualmente basura constituida por papel, cartón, vidrio, metal, plásticos y desechos de control sanitario. Si se aprende a separarla adecuadamente podremos controlarlos y evitar posteriores problemas.
Al separar nuestros desperdicios correctamente antes de que se conviertan en basura es posible reducir un 80% del espacio total que ésta ocupa.

Importancia del reciclaje

La importancia de hacerlo es que nos puede ayudar a resolver muchos de los problemas creados por la forma de vida moderna. Se pueden salvar grandes cantidades de recursos naturales no renovables cuando en los procesos de producción se utilizan materiales reciclados. Los recursos renovables, como los árboles, también pueden ser salvados. La utilización de productos reciclados disminuye el consumo de energía. Cuando se consuman menos combustibles fósiles, se generará menos CO2 y por lo tanto habrá menos lluvia ácida y se reducirá el efecto invernadero.

En el aspecto financiero, podemos decir que el reciclaje puede generar muchos empleos. Se necesita una gran fuerza laboral para recolectar los materiales aptos para el reciclaje y para su clasificación. Un buen proceso de reciclaje es capaz de  generar ingresos.

En cuanto a los beneficios financieros y económicos del reciclaje, puede decirse que el costo de la energía, que en la actualidad es tan alto, se reduciría fuertemente. Reciclar una tonelada de papel de periódico ahorra unos 4000 KW de electricidad, aproximadamente la electricidad necesaria para una casa de tres dormitorios a lo largo de un año entero. Además, el reciclaje de papel también reduce el gasto de agua y aceite. En cuanto al reciclaje de productos de consumo hogareño y de oficina, como puede ser el del cartucho de la impresora, el reciclaje reduce el costo en casi la mitad en comparación con la compra de cartuchos nuevos.


La categoría mas grande de reciclaje son los plásticos, estos son utilizados para la fabricación de productos de uso cotidiano, tales como envases de bebidas, juguetes y muebles.

Modalidades de reciclaje

Recolección: Separación, en el hogar, de los residuos en dos grupos básicos: residuos orgánicos por un lado e inorgánicos por otro; en la bolsa de los residuos orgánicos irían los restos de comida, de jardín, y en la otra bolsa los metales, madera, plásticos, vidrio, aluminio. Estas dos bolsas se colocarán en la vía pública y serán recolectadas en forma diferenciada, permitiendo así que se encaucen hacia sus respectivas formas de tratamiento.

Reemplazos: Por ejemplo cambiar el uso de envases de vidrio en vez de latas, cuadernos con tapas de cartón en vez de plástico, pañuelos de tela en vez de papel, incluso algunas simples reutilizaciones (como las de los envases de vidrio, el papel de ambos lados o los filtros de café) pueden contribuir en gran medida al cambio.

Centro de reciclado: Aquí se reciben los residuos plásticos que son almacenados a la intemperie. Existen limitaciones para el almacenamiento prolongado en estas condiciones, ya que la radiación ultravioleta puede afectar a la estructura del material, razón por la cual se aconseja no tener el material expuesto más de tres meses.

Clasificación: Luego de la recepción se efectúa una clasificación de los productos por tipo de plástico y color. Si bien esto puede hacerse manualmente, se han desarrollado tecnologías de clasificación automática, que se están utilizando en países desarrollados. Este proceso se ve facilitado si existe una entrega diferenciada de este material, lo cual podría hacerse con el apoyo y promoción por parte de los municipios.

El separar la basura es una postura que algunas ciudades e incluso algunos países han adoptado para llevar un manejo adecuado de las toneladas de desechos que se generan cada día y que permiten que haya un control para que incluso acciones como el reciclaje se extiendan en la gente.

Nuestros valores y el reciclaje

La reutilización presume una serie de valores que tienen las personas, muy distintos de los que acompañan al consumo excesivo y la producción masiva. Por un lado, aquellos que reciclan le dan una gran importancia al planeta en el que viven, que no les pertenece a ellos solos, sino también a todas las demás personas, incluso a las que aún no han nacido. Este pensamiento en las generaciones futuras basado en el amor por la naturaleza mejora mucho la calidad de vida en la tierra, y es de vital importancia que se intente inculcar en todos los niños esta visión del mundo.

Además, una educación en reciclaje comprende también un cambio en la relación entre el individuo y los desechos: se acepta la secuencia permanente de comprar-usar-tirar, de forma tal que todo el tiempo se debe estar buscando la versión mejorada y más moderna de lo mismo. Quien tiene el hábito de reciclar no solo recurre a separar sus desechos de acuerdo a su origen biológico, sino que también se aparta de esa idea de desechar todo lo obsoleto y revaloriza lo que para otros ya estaría en condiciones de ser olvidado.

La mejor forma de inculcar la práctica del reciclaje es desarrollando en los niños un gran amor por la naturaleza, cosa que se puede logar fácilmente acercándolo a espacios naturales: aprender a plantar un árbol o hacer una huerta, ir de excursión al campo o a una granja, cuidar una mascota, conocer ríos, plantas y flores, todo eso seguramente hará que el niño adquiera amor por su entorno y será mucho más fácil luego que comprenda la importancia del ahorro de agua y luz, o de no tirar basura en la calle.

Te invitamos a que consumas productos reciclables y/o biodegradables como bolsas de basura, servilletas y platos de papel por ejemplo.

Fuente: Internet

Click aquí: “Qué es un Sistema de Gestión Ambiental2.
Click aquí: “Reducir, Reutilizar y Reciclar. Las tres R Para mejorar el mundo”

Comentarios