“Velar por la salud física y mental de los colaboradores debería ser prioridad de toda empresa, acción que se reflejará en el mejor desempeño laboral y en el óptimo uso de sus recursos”, señaló la Dra. Rosa Suing Correa, responsable del área de Seguridad, Salud Ocupacional y Medio Ambiente de la UCV.

La experta en salud laboral resaltó que si una empresa tiene colaboradores enfermos física o emocionalmente, su producción global decaerá, pues ésta depende del aporte de cada uno de los trabajadores.

“Hay algunas empresas que aún se resisten a invertir en su capital humano, pues para sus directivos, actividades como los exámenes médicos ocupacionales de ingreso, que permitirían conocer si el trabajador que llega a la empresa está apto física y emocionalmente para el puesto al que postulan, representan un gasto excesivo”, precisó Rosa Suing Correa.

Infringir la Ley N° 29783 es una falta que puede acarrear una sanción grave, es decir una multa de 40 a 90 UITs. La sanción dependerá del rubro que tenga el negocio o empresa.

“Hay muchas empresas que no cumplen con la Ley N° 29783, Ley de seguridad y salud en el trabajo, porque aún son informales y esto implica que no hay un registro exacto del tipo de trabajo que desempeñan, de las condiciones de trabajo en el que desarrollan sus labores o de los accidentes que ocurren en sus instalaciones. Sin embargo, las grandes empresas si cumplen con lo exigido por la Ley, pues hay instituciones estatales que están constantemente fiscalizando”, indicó Suing Correa.

“La Ley nos indica que debemos declarar todos los accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales, pero lamentablemente muchas empresas, incluso las formales, no lo hacen, por falta de organización, descuido o porque no tienen el personal idóneo para tal función”, resaltó la Dra. Rosa Suing Correa, responsable del área de Seguridad, Salud Ocupacional y Medio Ambiente de la UCV.

Comentarios