Una transformación de las direcciones regionales de Educación (DRE) y de las unidades de gestión educativa locales (UGEL) para lograr un sistema descentralizado de gestión de la educación más cercano y más sensible a las necesidades de la comunidad, planteó la ministra del sector, Flor Pablo.

“Hay que cambiar la imagen de las DRE y las UGEL, sin olvidar que somos servidores públicos, para que estén al servicio de las instituciones educativas”, dijo Pablo al clausurar el Primer Encuentro de Intercambio de Experiencias de Buenas Prácticas de Gestión Educativa organizado por el Ministerio de Educación (Minedu).

Dirigiéndose a los responsables de DRE y UGEL presentes en la reunión, los invitó a innovar y a invertir el sistema y a poner por delante la escuela para el desarrollo de los aprendizajes con maestros competentes y cada vez más comprometidos con la acción pedagógica.

“La finalidad última no es el Minedu, ni las direcciones regionales de Educación o las UGEL, la finalidad es que los estudiantes logren aprendizajes en la institución educativa, y debemos asegurarles trayectorias que comiencen en la inicial, la primaria, la secundaria, la educación técnica y concluyan en la educación superior”, afirmó.

Pablo destacó la labor de las DRE y UGEL que, de manera creativa, imaginan y buscan soluciones para resolver problemas con el fin de que el servicio educativo llegue de manera adecuada a las escuelas.

“Lo importante es que esas soluciones no se queden en el ámbito territorial en el que fueron planteadas sino que se difundan en otros lugares y se contextualicen. Y este Encuentro de Buenas Prácticas de Gestión Educativa es una oportunidad para que sus características y principios comunes se extiendan y nos ayuden a mejorar la normatividad y las estrategias”, anotó.

Comentarios