Habilidades que exige el mercado laboral de hoy

Al terminar la universidad, todo estudiante debe enfrentar la realidad del mercado laboral, es decir, descubrir si es lo suficientemente bueno para tener oportunidad de ser contratado por las empresas.

A partir de sus necesidades empresariales, cada empresa crea un “perfil ocupacional” para contratar a su personal, en él, se describen las características idóneas que deberán tomarse en cuenta al momento de la entrevista de los candidatos a un puesto. Es aquí, donde entrarán en juego todas las características del entrevistado.

El que un alumno haya tenido las mejores notas no siempre lo convierte en un candidato deseado para las empresas, y mucho menos en un líder. 

Hoy se busca una persona con “saber”, con “saber ser” y con “saber hacer”, es decir, un ser competente que va a utilizar todos sus recursos, tanto los personales como los intelectuales adquiridos en la universidad, para poder enfrentarse a los problemas del mundo laboral.

Es el valor agregado que sepan darle a sus conocimientos lo que llamará la atención del contratante. Ya no se busca al “cerebro” de clase que pueda trabajar al ritmo de una computadora, sino, que se requiere de un universitario con responsabilidad social.

El mundo actual, el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información aplicados a diversos sectores empresariales así como la internacionalización digital, es decir el acceso a cualquier parte del mundo por Internet, están dando lugar a la apertura de nuevos horizontes, en donde innovar no es solo ya una cuestión material, sino que ya se está estableciendo en la forma de actuar de las personas, de los profesionales.

Las necesidades actuales del mercado laboral han hecho que las búsquedas de competencias sean cada vez más desafiantes. Dependiendo de los estudios que estemos llevando a cabo, las demandas son distintas.

Las habilidades más buscadas en el mercado laboral de hoy

  • Creatividad e innovación: Se buscan profesionales que se enfrenten a la actividad laboral de forma proactiva, que sean capaces de activar nuevos mecanismos empresariales. Que inventen, que aporten, que busquen alternativas a lo que ya conocemos.
  • Flexibilidad y polivalencia: Se pide que seas capaz de trabajar en diferentes puestos. La ubicación geográfica o la disposición a moverte e incluso a cambiar de sector y profesión, tienen que ver con estas habilidades.
  • Manejo de idiomas: El conocimiento del idioma inglés es un factor determinando en toda búsqueda de empleo. No dejes que tu camino quede trunco a falta de empeño y esfuerzo para aprender este idioma. Además, no olvides que el inglés es tan solo el primer paso, debes continuar tu camino con más idiomas que te permitirán convertirte en una importante adhesión a cada empresa.
  • Capacidad de gestión y liderazgo: Una de las habilidades más buscadas por todas las empresas es la capacidad de gestionar y liderar equipos efectivamente. Ya no se trata de presentarse solo a una entrevista de trabajo con una serie de conocimientos, sino que se debe demostrar que uno es capaz de respaldar una estrategia de negocios con un buen liderazgo.
  • Habilidades interpersonales y capacidad de comunicación: Si una persona no es capaz de trabajar en equipo, prácticamente puede considerar fuera de competencia. No permitas que la timidez o el mal temperamento acaben con tus oportunidades de trabajo, y aprende a establecer mejores relaciones con tu equipo de trabajo, además de lograr entablar relaciones satisfactorias y duraderas con los clientes.
  • Adaptación a la cultura organizacional: La estructura y procesos de una empresa están establecidos incluso desde antes que llegues a ella. Es cierto que si eres elegido para formar parte de dicho equipo podrás influir en cambios para la mejora de la empresa, ello no significa que desde el inicio debas pretender realizar modificaciones. Las empresas valoran a las personas capaces de adecuarse a la manera en que ya se vienen manejando los negocios, así que toma en cuenta este importante hecho.
  • Capacidad para trabajar en un entorno cambiante: Esta competencia está estrechamente ligada con la capacidad de tomar decisiones: Es importante presentarse e intervenir de forma decisiva y abierta a múltiples retos.
  • Experiencia: Es importante que muestres aquello que te han aportado todos los proyectos que has ido realizando.
  • Movilidad geográfica: Las empresas empiezan a verlos como algo perteneciente al puesto.
  • La capacidad de utilizar la tecnología y vivir en un mundo digital: Tener y fortalecer el conocimiento y practica en el uso de las tecnologías digitales tanto de comunicación, social media así como de las aplicadas a gestión empresarial. Prepararse para las necesidades de talento que el trabajo dominado por tecnologías emergentes demanda es imprescindible.

Fuente: Internet

Click aquí: “El teletrabajo, la nueva tendencia laboral”.
Click aquí para ver el vídeo: “Tips para entrevistas de trabajo: Lenguaje Corporal – Renata Roa”.

Comentarios