La Dra. María Gallo Ancajima destacó la formación y labor en la sociedad del profesional en nutrición, esto fue durante la tradicional ceremonia de envío a internos a sus centros de labores.

“Hoy en día, el nutricionista es indispensable en cualquier organización, ya sea en un colegio, hospital, en centros deportivos, etc. En tanto, su formación debe ser integral, no solo en conocimientos sino también en valores”, agrega la Directora de la Escuela de Nutrición de la UCV, Gallo Ancajima.

Los estudiantes aptos a realizar el internado pondrán en práctica todo lo asimilado en los cuatro años de estudio, tanto en la parte preventiva como promocional de la salud, ellos fueron distribuidos en establecimientos de salud de primer y segundo nivel de la unidad ejecutora de la región La Libertad; ubicados en los centros poblados El Milagro y Alto Trujillo, y en los distritos de Víctor Larco, La Esperanza y Porvenir, donde la prioridad es la educación alimentaria y comunitaria.

“Nuestros internos trabajarán con persona, familia y comunidad; promoviendo una vida saludable, buscando mejorar la calidad de vida de los grupos vulnerables, conformados por la mujer gestante, niño por nacer y niño menor de tres años. Esa es nuestra prioridad cuando trabajamos en el campo clínico comunitario”, agregó Gallo Ancajima, Directora de la Escuela de Nutrición de la UCV.

La nutricionista también comentó que los internos de la UCV vienen trabajando desde los primeros ciclos en instituciones educativas, a través de la enseñanza del lavado de manos; de sesiones de aprendizaje sobre loncheras escolares saludables; realizando la valoración nutricional del niño y adolescente.

Las salidas a la comunidad la realizan desde el segundo ciclo, interviniendo en la salud pública, y desde el cuarto año de estudios, los jóvenes empiezan a tomar decisiones respecto al tratamiento de sus pacientes.

Comentarios