La era digital ha llevado que las empresas inviertan en tecnología de punta, junto a la implantación, dentro de ellas, de una cultura organizacional más ágil, orientada a que puedan cumplir con sus objetivos empresariales.

Según el Mgrt. Mariano Altuna Gonzáles, especialista en temas de innovación, cultura ágil y cultura digital, estas empresas se denominan “organizaciones ágiles” y Lima es la región que concentra el mayor número de ellas, mientras que en otras ciudades del país, es muy escaso el número de este tipo de empresas. “Son pocas las empresas en Perú que cultivan esta clase de organizaciones, porque implican una fuerte inversión económica y la cultura de la empresa se resiste a esos cambios; o demoran en suceder”, manifestó Mariano Altuna Gonzáles.

Para el experto, toda organización se debe adaptar a los cambios del mercado, en base a comunicación, confianza, colaboración y priorización, siendo la tecnología un aliado importante para pasar de ser una organización tradicional a una organización ágil.

“Se usa la transformación digital para convertirse en una organización ágil; pero lo más difícil es la transformación no digital, aquella que involucra a las personas y se refiere al cambio que ellas deben de realizar dentro de la organización, en la línea de la cultura de la empresa”, indicó Mariano Altuna Gonzáles.

Es difícil que una organización llegue a convertirse en ágil porque sus funcionarios desconocen del tema y por su elevado costo de implementación; adicionalmente, muchas empresas peruanas son familiares y no ven la necesidad de invertir en el tema, pues carecen de una visión de largo plazo.

“Otro de los escollos que afrontan las empresas para convertirse en una organización ágil es que los que los funcionarios no asumen el liderazgo del cambio positivo, pues consideran que solo los colaboradores de los niveles operativos de la empresa están llamados al cambio”, señaló Altuna Gonzáles.

Comentarios