El sector inmobiliario y la necesidad de transformarse digitalmente

La digitalización del sector inmobiliario, fue una opción,ahora es una necesidad en un mundo cada vez más conectado, en donde los profesionales no tienen otra opción: digitalizar o desaparecer.

En este contexto, agencias, notarios, arquitectos, artesanos: todas las profesiones que giran en torno al sector se están volviendo digitales.

Por ejemplo algunos agentes de bienes raíces de hoy en día usan un sitio web para presentar sus productos y servicios. El sitio se adapta cada vez más a la tecnología de diseño responsive, lo que hace que se pueda buscar en todos los medios conectados a Internet, actualizándose regularmente con nuevos anuncios. Agregado a esto está el creciente uso de redes sociales y sistemas de mensajería instantánea a través de Internet, con lo que la transformación digital está casi completa.

Una figura esencial en la cadena de valor de bienes inmuebles, el agente también se ha adaptado en los últimos años al nuevo modo de consumo de los clientes, que favorecen la búsqueda de productos a través de medios digitales. Desmaterialización, desintermediación, intercambio de datos en acceso abierto, simplificación de procesos, facilidad de vinculación … muchas empresas de nueva creación han lanzado importantes innovaciones al hacer que los agentes sean los primeros en contribuir a su transformación digital. Por consiguiente, una mejor calidad de servicio. Este es particularmente el caso de las plataformas de publicidad inmobiliaria que nacieron con el surgimiento de la Web.

En un contexto hipercompetitivo, esta digitalización de agentes tiene muchas ventajas. Para los clientes, refuerza la calidad de los anuncios propuestos, que son controlados y filtrados. Para el agente inmobiliario, garantiza resultados rápidos y mesurables: visibilidad, adquisición de clientes, ventas, lealtad, etc. Y esto es solo el comienzo.

La clave para que el negocio de la intermediación inmobiliaria pueda sobrevivir a esta revolución digital pasa porque sus profesionales ofrezcan servicios diferenciales que acompañen al cliente en todo el proceso de compraventa.

Esta experiencia ya se ha producido en los mercados inmobiliarios del norte de Europa y en el estadounidense, donde el porcentaje de operaciones que cierran los agentes inmobiliarias es superior y donde la mayor competencia ha llevado a una concentración del sector de la intermediación a favor de las grandes firmas, que crecen a través del régimen de franquicias, frente a los agentes independientes.

Oportunidades que ofrece la transformación digital en el sector inmobiliario

Una de las oportunidades que ofrece la transformación digital es la de aprovechar los avances tecnológicos para mejorar la eficiencia de los procesos operativos, aportando mayor valor y contribuyendo a su digitalización.

La primera clave será conseguir un nuevo modelo de gestión más eficiente a través de la industrialización de los procesos tradicionales del sector, alineando la organización con una visión “end to end” e identificando mejoras que impacten en la reducción de los plazos y los costes de gestión de los activos.

El segundo aspecto relevante será optimizar la capacidad de ejecución, tanto en los procesos de admisiones de los activos como en su comercialización, generando soluciones de tipo tácticas y estratégicas.

Adicionalmente, un tercer factor fundamental será asegurar la trazabilidad y calidad de la información, garantizando la disponibilidad, la fiabilidad y explotación de los datos.

Las Las soluciones digitales evolucionan a gran velocidad, por lo que es fundamental que las empresas del sector se adapten y las incorporen a sus estrategias de negocio para poder seguir compitiendo en el mercado.

A través de la tecnología activaremos el cuarto elemento clave para el éxito de la digitalización de los procesos operativos, y es que se podrá centralizar en una herramienta el ciclo de vida “end to end” de los procesos de gestión de activos, donde todos los intervinientes puedan acceder a realizar las gestiones que están bajo su responsabilidad, registrando en la aplicación todas las actividades que se lleven a cabo. De esta forma, se facilitará el seguimiento del cumplimiento de hitos por cada uno de los departamentos implicados y la detección de cuellos de botella.

Asimismo, la tecnología proporcionará el quinto elemento clave que es la oportunidad de implantar el control y la medición de los procesos, evitando el censado duplicado de la información y asegurando la calidad y veracidad de los datos y de la documentación asociada a los mismos.

En definitiva, los beneficios asociados son múltiples, como la agilización de la operación, la minimización de riesgos asociados y la posibilidad de explotación de los datos de Negocio, para poder generar informes de situación y reportes que ayuden a la gestión y favorezcan la toma de decisiones. La automatización de los procesos permitirá a las empresas del sector reorientar a su personal a tareas más estratégicas y gestionar el rendimiento de sus plantillas a través de sistemas de información digitales que mejoren los niveles de productividad.

Para conseguir el éxito de la transformación, los factores clave a tener en cuenta serán la incorporación de metodologías más eficientes y soluciones tecnológicas que ayuden a mejorar la rentabilidad, así como el conocimiento de las Best Practices del sector inmobiliario, que permitirán dinamizar la transformación a través de la identificación de quick wins.

Y todo ello, acompañado de una gestión del cambio continua que minimice los tiempos de implantación. De esta forma, se conseguirá una rápida reducción del time to cash y, en consecuencia, se acelerará el incremento del valor de la compañía.

Fuente: Internet

Click aquí: “Home Staging para vender o alquilar tu casa más rápido”.
Click aquí: “Estos son los tres retos que la industria inmobiliaria deberá enfrentar ante la digitalización”.

Comentarios