Cientos de personas y alumnos de los principales centros de estudios del Cusco participaron en la ceremonia de encendido del Pebetero Panamericano, el cual se realizó al final del recorrido de la Antorcha por las principales calles de la ciudad.

Con representaciones artísticas que recuerdan la majestuosidad del Imperio Inca, el estadio Inca Garcilaso de la Vega, testigo de los grandes triunfos del Fútbol cusqueño, se llenó de fiesta y mucha alegría al ser elegida como el inicio del recorrido de la Antorcha Panamericana por todo el país.

Carlos Neuhaus, Presidente del Comité Organizador Lima 2019, llegó especialmente desde Machu Picchu para participar en esta simbólica ceremonia, donde la elegida para encender el pebetero fue la atleta Rina Cjura, quien competirá en Lima 2019 en los 3,000 metros con obstáculos.

“La emoción de ver la unión de dos culturas es impresionante, Las ruinas de Teotihuacán pertenecen a la cultura con 2,000 años de antigüedad, la cual fue mantenida como un monumento sagrado por los aztecas y lo que hemos hecho es unir nuestras culturas principales, que fueron la azteca y la incaica con la llegada de la Antorcha Panamericana”, señaló Neuhaus.

“El deporte no conoce fronteras, ni credos ni divisiones, es transversal. El deporte une a la gente. Por el deporte, van a venir a participar en los Juegos Lima 2019 41 países, incluido el nuestro, y van a estar 6,680 atletas de los mejores del mundo. Tenemos 22 competencias clasificatorios para los Juegos Olímpicos Tokio, algo que no pasó en otros Juegos, donde el número era menor”, añadió el titular del COPAL en su alocución en el estadio cusqueño.

En tanto, Rina Cjuro dijo sentirse emocionada por haber sido elegida para encender el pebetero. “Es una emoción tremenda tener este privilegio. Estamos felices de que la antorcha haya llegado a nuestro querido Cusco. Los deportistas prometemos mucho esfuerzo para darle alegrías a nuestro país”, afirmó la atleta.

Comentarios