La necesidad de crear un nuevo ministerio capaz de gestionar el desarrollo de la ciencia e innovación tecnológica en el Perú, así como la elaboración de nuevos enfoques educativos, fueron los retos planteados en la Primera Cumbre Mundial de Investigación e Innovación Tecnológica “GRATISUM 2019”, evento organizado por el Vicerrectorado de investigación de la Universidad César Vallejo.

“Gratisum 2019” contó con la participación de reconocidos investigadores nacionales e internacionales provenientes de los países de Brasil, Chile, Colombia, España, México, Bolivia, Corea del Sur, Japón, Estados Unidos y Perú.

Tras brindar una cálida bienvenida a todos los participantes e inaugurar este magno evento, el rector de esta casa superior de estudios, Humberto LLempén Coronel, sostuvo que todas las instituciones de educación superior deberían implementar y mejorar sus políticas de innovación, pues pese a que existe una interesante capacidad de investigación, se necesita un poco más de esfuerzo.

“Es vital la creación de un ministerio de ciencia y tecnología, cuyo grupo de trabajo no solo sea capaz de promover la formación de investigadores, sino también de elevar el nivel del conocimiento y de la tecnología, pues para lograr un óptimo desarrollo necesitamos resolver primero los problemas reales de la sociedad actual”, expresó Llempén Coronel.

Marisol Espinoza Cruz, Congresista de la República también se sumó a esta gran jornada académica, disertando sobre el tema: “Conectividad para la educación y calidad educativa”. La parlamentaria se preguntó: “¿Qué tipo de educación estamos brindando a nuestros escolares o es que todavía seguimos trabajando con programas curriculares del siglo XVIII?”.

“Lo que necesitamos es diseñar un plan para poder saber exactamente qué país queremos tener; y para eso necesitamos un nuevo enfoque de la educación que no solo conjugue habilidades blandas, sino también capacidades socioemocionales, de esta manera los jóvenes estarán preparados para las universidades del futuro, que ya brindan carreras profesionales en arqueología submarina, biomatemática, abogados en bioderecho, urbanismo digital, tecno agricultores entre otros”, indicó Espinoza Cruz.

Comentarios