¿Cómo vencer la timidez?

La timidez en psicología se define como un rasgo de nuestra personalidad, esto implica que es una tendencia intrínseca en nuestra manera de ser y actuar. Los rasgos de personalidad se pueden moldear y adaptar a nuestro entorno, sin embargo, es extremadamente improbable que una persona introvertida se convierta de golpe en alguien extrovertido y altamente sociable.

Ser tímido/a no es algo categóricamente malo, pero puede generar dificultades de adaptación y relación si no se trabajan las habilidades sociales. Podemos poner nuestros esfuerzos para adaptarnos mejor y llevar una vida lejos del miedo que nos pueden producir las relaciones sociales.

Tener un poco de verguenza en ti mismo no es gran cosa a largo plazo, pero hay que saber identificar cuando ésta empieza afectar negativamente tu desenvolvimiento en tu vida cotiana. La timidez no controlada no beneficia a nadie.

Al vencer la timidez, te das la oportunidad de ser reconocido y promovido, puedes crear nuevas oportunidades, puedes obtener relaciones interpersonales significativas.

¿Qué puedes hacer para vencer la timidez?

  • La clave para vencer la timidez, es el reconocimiento de estos desaires percibidos como algo “sin sentido” para saber que no se debió tomar como algo personal. Y, si alguien alguna otra vez reacciona negativamente ante ti mientras tratas de expresar algo, detente a tomar por un momento el lugar de esa persona.
  • Debes saber que hay otras personas padeciéndo de timidez en sus vidas. Muchos son inseguros y con miedo a la vergüenza. Otras personas a lo mejor no son tan inteligentes y seguros como tú piensas. No creas que eres el único y excepcional porque eres tímido, porque seguramente hay muchos otros igual a ti en el mundo, y probablemente con motivos de experiencias pasadas más impactantes que las tuyas.
  • Como la causa de la timidez es la inseguridad, piensa en lo siguiente: Si tú mismo no piensas que tienes algo bueno por aportar en tu interior, ¿Cómo no sentir vergüenza al hablar? . Trabaja en ello y verás que te sobran motivos para hablar. Es fundamental identificar y reconocer el mérito de tus propios pensamientos y el valor que representan para los demás. Es sencillamente irónico saber que las personas más propensos a la timidez, son las más reflexivas.
  • Para desarrollar todo tu potencial, necesitas compartir tus pensamientos con el mundo, porque tus más brillantes ideas no tienen ningún valor hasta que no hayan iluminado a alguien más. La mejor manera de compartir lo que pensamos, es con práctica. Forzarte a hablar cuando no lo deseas. Intenta cada vez de una forma diferente… Escribe en una hoja tus ideas y pásala a un amigo para que las lea, o habla con tus familiares de lo que piensas, o publica en una red social tus pensamientos. Encuentra la manera más amena para ti de hacerlo, y convéncete que nada puede salir mal, porque tienes derecho a expresarte libremente y el mundo aceptará que les ayudes a ser mejorar.
  • No guardes tu talento en tu interior. Muchas cosas buenas resultarán cuando decidas hablar, tenlo por seguro.
  • Confía en tus capacidades para comunicarte, pues si ni siquiera confías en ti mismo y te valoras, nadie lo hará. El amor propio y el refuerzo de la autoestima es el primer paso para poder luchar contra el miedo y la timidez.
  • Acepta tu personalidad, no te fuerces a ser otra persona, admite tu timidez y trabaja tus habilidades comunicativas a través de ella.
  • Practica la comunicación asertiva, la cual se basa en expresar y defender nuestras emociones sin miedo pero de un modo tranquilo y sin agresividad.
  • Aprende a aceptar cumplidos, pues una persona tímida tiene muchas dificultades para aceptar cumplidos y responder a ellos con un simple “gracias”. Cuando alguien de confianza te diga lo bien que haces algo o lo guapo(a) que estás hoy, acepta lo que te dice, permítete creer que alguien te está diciendo algo positivo. Aceptar comentarios agradables de personas en las que confiamos puede ayudarnos a mejorar la imagen que proyectamos hacia los demás.
  • Intenta entablar una nueva amistad, pues la introversión puede llevarte al aislamiento y, a su vez, provocar e intensificar aún más timidez. Puedes intentar superar la timidez saliendo de tu zona de confort y estableciendo un nuevo vínculo personal con alguien.

Cómo vencer la timidez extrema

Por suerte, existen muchos tratamientos dados por profesionales de la salud metal, los cuales son efectivos para superar la timidez y el miedo a hablar. Por ejemplo, la terapia cognitivo-conductual suele estar muy indicada para curar dicho problema. El tratamiento puede basarse en los siguientes puntos:

  • Conoce tus fortalezas y debilidades: Para saber cómo superar la timidez y la inseguridad, en primer lugar, es importante hacer un ejercicio de autoconocimiento personal para identificar qué debemos mejorar y cuales son nuestras mejores herramientas. Asi mismo debemos conocer lo que nos hace más vulnerables para de esa manera saber exactamente qué actitudes tendremos tienes que cambiar para lograr superar la timidez.
  • No te compares, confía en ti y nada más: Muchas veces, la timidez surge del miedo a sentirnos inferiores a los demás, es posible que no hablemos por temor a decir algo incorrecto o incómodo. Confía en ti, seguro que tienes mucho que aportar a la conversación. Tampoco es muy indicado compararse con otras personas, cada individuo tiene su propia manera de comportarse y de relacionarse con los demás, puede que una persona extrovertida tenga más facilidad para entablar una conversación, sin embargo, este hecho no significa que sea mejor persona que alguien introvertido.
  • Ponte metas pequeñas y realistas: Para un cambio de la conducta tan importante, es recomendable establecer objetivos realistas y a corto plazo. Lograr dar pequeños paso subirá nuestra autoestima y veremos que, efectivamente, somos capaces de salir de nuestra burbuja de timidez e introversión. Puedes probar con ir a reuniones sociales con un número reducido de personas, intentar iniciar una conversación con un conocido, acudir a la fiesta de un amigo, etc.

Recuerda que cambiar un rasgo de personalidad no es sencillo, requiere tiempo y paciencia.

Este artículo es meramente informativo por lo mismo te invitamos a acudir a un psicólogo para que trate tu caso en particular.

Fuente: Internet

Click aquí: “Lo que significa ser hipocondríaco y cómo superarlo”.
Click aquí para ver el vídeo: “Cómo Dejar de Ser Tímido” – La Clave para Vencer la Timidez.

Comentarios