En un vistoso simulacro, un total de 100 caballos peruanos de paso hicieron gala de lo que será el homenaje que recibirá el Papa Francisco a su ingreso al distrito de Víctor Larco, durante su visita pastoral a Trujillo, el próximo sábado 20 de enero.

Con el igual número de jinetes, los corceles se desplazaron desde la Asociación de Criadores de Caballos de Paso hacia la Panamericana Norte para tener sus respectivas ubicaciones y recibir las indicaciones de su instructor. Todos ellos, entre jóvenes y adultos recibieron también la motivación y bendición del sacerdote, Carlos Anaya Escobar, coordinador del Arzobispado Metropolitano de Trujillo para esta comisión.

“Vamos a pedir a la Virgen Santísima y la Virgen de la Puerta que bendigan y protejan a todos ustedes y a sus familiares que tendrán el honor de recibir y dar la bienvenida al Papa Francisco, Vicario de Cristo y sucesor de San Pedro, en este sector. Bendiciones a todos ustedes”, expresó el sacerdote.

El Sumo Pontífice pasará por este lugar con dirección a su encuentro con todos los damnificados del norte del Perú que dejó El Niño costero, en la Plaza de Armas de Víctor Larco, al promediar el mediodía del sábado 20 de enero del próximo año.

El caballo peruano de paso es una raza equina oriunda del Perú, descendiente de los caballos introducidos durante la conquista española y los primeros tiempos de la Colonia.

Trujillo fue elevada a la categoría de Arquidiócesis por el Papa Pío XII, el 23 de mayo de 1943. Actualmente la jurisdicción de la Arquidiócesis de Trujillo abarca las provincias de Pacasmayo, Otuzco, Santiago de Chuco, Julcán, Ascope, Virú, Gran Chimú, Chepén y Trujillo, en el departamento de La Libertad.

Comentarios