Más de la mitad de los usuarios de smartphones en el mundo está en la gama media, y son muchos los modelos que ofrecen diferentes condiciones para capturar la atención de los consumidores.

Xiaomi es una marca que ha sabido capitalizar ese interés, y ha lanzado tremendos equipos al mercado en los últimos dos años. Después del Redmi Note 7, se ha conocido al Redmi 7, y sus características son de cuidado.

A diferencia del Redmi 6, que llevaba un Helios P22 en las entrañas, ahora Xiaomi da el salto a Qualcomm incorporando un Snapdragon 710, un procesador que supera al 636 que hemos visto en los recientes modelos de Motorola Moto G7 presentados en Sao Paulo. Este chipset ya viene mejor perfilado para Inteligencia Artificial, por lo que ya cae en la categoría “media premium”.

Las cámaras llegan a poner un nuevo hito en la categoría, con un sensor de 48 megapíxeles. Los rumores apuntan al Samsung ISOCELL GM1, de apertura focal 1.8 y enfoque PDAF, esto, sumado al posible lente delantero de 20 MP potenciado con modo retrato, y un procesador que permite a la inteligencia artificial trabajar con soltura en la fotografía, haría de este modelo un fuerte competidor. Recordemos que esta submarca de Xiaomi suele ser muy apreciada entre los usuarios que buscan la mejor relación “calidad – precio”.

La batería es el segundo gran elemento atractivo del dispositivo. 4000 miliamperes son el alma de este equipo, y al no tener una pantalla IPS no tan demandante – 5,8 pulgadas en resolución HD+ y relación de aspecto 19:9 con notch -, la energía de este equipo podría ser más que suficiente para llegar al día y medio sin recarga. Y hablando de carga, no hay confirmación de la carga rápida en esta versión.

Esperamos ver las novedades de Xiaomi en el Mobile World Congress, pues tiene una conferencia programada para el 24 de febrero, todos los detalles de este evento los tendrás en la sección de tecnología de RPP Noticias, que asistirá nuevamente al MWC.

Comentarios