El investigador turco, Aziz Sancar, actual profesor de la Universidad del Norte de Carolina y ganador del Premio Nobel de Química de 2015 por sus aportes en el estudio de la reparación del ADN (Ácido desoxirribonucleico), se encuentra de visita en Trujillo.

A su salida de la reunión con profesores investigadores en la Sala de Sesiones – Local Central UNT y luego de recibir el grado académico Doctor Honoris Causa en el Paraninfo de la Universidad Nacional de Trujillo, compartió su sentir, sobre lo que considera importante en cuanto al desarrollo de la creatividad para las nuevas generaciones.

El Dr. Aziz Sancar declaró que es muy importante en el Perú la niñez tenga un temprano contacto con la ciencia, contacto con el mundo real, que experimenten, que no solo vean el mundo a través de la pantalla de un ordenador, sino que en la práctica puedan ver in situ la realidad.

“Hacer algo con las manos que promueva su creatividad es el primer paso. El desarrollo de su yo creativo, en base a la experiencia no solo en el papel”, manifestó al ser requerido.

Para el investigador turco esa es la clave, es decir enrumbar nuestros pasos hacia una cultura de investigación, que es el motor de la creatividad, sobre todo en los más pequeños. “Estos serán los primero pasos para lograr un ser que cuestione, que pregunta y que busca respuestas”, remarcó.

El trabajo del investigador turco es de vital importancia pues como ha anotado la Real Academia Sueca de Ciencias, ha proporcionado el conocimiento fundamental de cómo funciona una célula viva y a partir de ahí, el desarrollo a nuevos tratamientos contra el cáncer, que es, en sus palabras, el legado que quiere dejar al mundo y su siguiente paso en lo académico.

Comentarios