El Servicio de Gestión Ambiental de Trujillo (Segat) recogió 2 mil metros cúbicos de residuos, acumulados en la avenida Federico Villarreal, a pocos metros de la Villa Bolivariana, que dificultaba el acceso de los vehículos a la zona, principalmente, al mercado La Hermelinda.

“Hace unos meses estuvimos levantando 5 mil metros cúbicos de desmonte [del mismo lugar] y ahora hay unos 2 mil. Por este motivo, también estamos llamando a la gente del mercado [La Hermelinda] para que se ordene y nos ayude a vigilar con cámaras o un agente”, sostuvo el gerente general del Segat, Kenny Eduardo Heredia García.

En este sentido, el funcionario manifestó que los generadores de estos residuos no son los ciudadanos comunes, sino aquellos volqueteros y tricicleros que se dedican a recoger desmonte.

“Llegan en carros, motos o triciclos a dejar desmonte, por ello, en la noche, podemos solicitar el apoyo de Seguridad Ciudadana para que nos ayude a controlar y detectarlos”, sugirió Heredia García.

Asimismo, dijo que se reunirá con el alcalde provincial, Daniel Marcelo Jacinto, a fin de poder disponer de camionetas en la zona o desarrollar un proyecto que implique la construcción de veredas y sembrado de árboles para evitar que este lugar siga siendo usado como botadero.

Heredia también mencionó que la sanción económica para los que cometan estas inconductas será del 35% de 1 UIT, es decir, 1 470 soles, según el código de infracción G-102 de la Ordenanza Municipal 003-2008 MPT, al atentar contra la tranquilidad y salud de los contribuyentes. “Para aquellos que generan residuos de material de construcción y que contratan personas que arrojan sus desechos en estas vías, la disposición será sancionar al generador del desmonte o basura”, enfatizó Kenny Heredia.

Comentarios