¿Qué es el dengue y cómo se trata?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dengue es una infección vírica transmitida por la picadura de las hembras de mosquitos ,llamadas “Aedes”.

Hoy por hoy, no existe ningún tratamiento específico contra el dengue. Cuando esta enfermedad es grave, se convierte en una complicación potencialmente mortal, pero su diagnóstico clínico precoz y una atención clínica cuidadosa suele salvar la vida de los pacientes.

El dengue, es una enfermedad infecciosa que se desarrolla principalmente en zonas calurosas y tropicales, como las del norte del Perú. Se produce luego de que el mosquito pica a una persona enferma y después contagia a una sana.

Puede ser mortal si es que no se recibe atención inmediata. Es fundamental no automedicarse si se tienen los síntomas. Es transmitida por la picadura del zancudo Aedes aegypti, que se desarrolla en aguas estancadas y a temperaturas elevadas.

El zancudo Aedes Aegypti se reproduce en recipientes de agua empozada. Entre las enfermedades que puede transmitir están el dengue, chikungunya y zika

Como explica la OMS, más del 70% de la carga de morbilidad por esta enfermedad se concentra en Asia sudoriental y en el Pacífico occidental. En los últimos años, la incidencia y la gravedad de la enfermedad han aumentado rápidamente en Latinoamérica y el Caribe. En las regiones de África y el Mediterráneo oriental también se han registrado más brotes de dengue en los últimos 10 años.

Existen cuatro serotipos del virus del dengue: DEN 1, DEN 2, DEN3 y DEN 4. Se trata de una enfermedad similar a la gripe que afecta a lactantes, niños pequeños y adultos. Los síntomas aparecen entre tres y 14 días después de la picadura infectiva.

Ante esta amenaza, la prevención se convierte en el factor fundamental para evitar la proliferación de mosquitos transmisores del dengue, el contagio y las muertes por la enfermedad. Solo en Piura en el año 2017 producto de las fuertes lluvias y la falta de medidas preventivas y ayuda a las zonas afectadas hubo más de 15 fallecidos y cerca de 2,500 casos en tratamiento. Estar informado es la mejor arma para evitar contagios.

¿Cuántas clases de dengue existen?

Existen cuatro: el asintomático (afecta a una persona pero no presenta síntomas); el febril (produce fiebre común que dura poco tiempo); el clásico (con síntomas leves en el paciente que pueden incluso no percibirse) y el hemorrágico (que es potencialmente mortal).

Síntomas del dengue

Muchas personas, especialmente los niños y los adolescentes, pueden tener signos o síntomas durante un caso leve de dengue. Cuando los síntomas se presentan, por lo general, comienzan entre cuatro y siete días después de la picadura de un mosquito infectado.

El dengue provoca fiebre alta, de 104 °F (40 °C), y, por lo menos, dos de los síntomas que se indican a continuación:

  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en los músculos, los huesos y las articulaciones.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor detrás de los ojos.
  • Glándulas inflamadas.
  • Erupción cutánea.

La mayoría de las personas se recuperan en aproximadamente una semana. En algunos casos, los síntomas empeoran y pueden ser potencialmente mortales. Los vasos sanguíneos a menudo se dañan y pierden sangre. Y disminuye la cantidad de células formadoras de coágulos (plaquetas) en el torrente sanguíneo. Esto puede provocar una forma grave de dengue llamada “fiebre hemorrágica del dengue”, “dengue grave” o “síndrome de choque por dengue”.

Los signos y síntomas de la fiebre hemorrágica del dengue o dengue grave, que representa una urgencia que puede poner en riesgo la vida, comprenden:

  • Dolor abdominal intenso.
  • Vómitos constantes.
  • Sangrado de encías o nariz.
  • Sangre en la orina, las heces o el vómito.
  • Sangrado debajo de la piel, que podría tener el aspecto de un moretón.
  • Dificultad para respirar o respiración rápida.
  • Piel fría o húmeda (choque).
  • Fatiga.
  • Irritabilidad o desasosiego.

¿Cómo prevenir el dengue?

Una vacuna contra el dengue, Dengvaxia, está aprobada para su uso en las personas de 9 a 45 años de edad que viven en zonas con alta incidencia de dengue. La vacuna se administra en tres dosis a lo largo de 12 meses. La vacuna Dengvaxia previene las infecciones de dengue en poco más que la mitad de las veces.

La vacuna está aprobada únicamente para niños mayores porque los niños más pequeños que la reciben parecen tener un mayor riesgo de presentar dengue grave y requerir hospitalización dos años después de recibir la vacuna.

Así que, por ahora, si vives o viajas a un área afectada por el dengue, la mejor manera de evitar el dengue es evitar las picaduras del mosquito que transmite la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (World Health Organization) hace hincapié en que la vacuna no es una herramienta efectiva, por sí sola, para reducir el dengue en las zonas en donde la enfermedad es frecuente.

Por lo anterior si es que vives o viajas a zonas tropicales donde el dengue sea frecuente, los siguientes consejos te ayudarán a reducir el riego de picaduras de mosquitos:

  • Permanece en ambientes con aire acondicionado y bien protegidos con mosquiteros. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue están más activos al amanecer y al atardecer, pero también pican durante la noche.
  • Usa ropa de protección. Cuando vayas a zonas infectadas de mosquitos, usa una camisa de mangas largas, pantalones largos, calcetines y zapatos.
  • Usa repelente de mosquitos. Puedes aplicarlos sobre tu ropa, zapatos, equipo de campamento y mosquiteros de cama. También puedes comprar ropa que ya contenga rerpelente. Para la piel, usa un repelente que contenga al menos una concentración del 10 por ciento de DEET (N,N-dietil-m toluamida).
  • Reduce el hábitat de los mosquitos. Los mosquitos que transmiten el virus del dengue normalmente viven dentro de los hogares y alrededor de estos, y se reproducen en aguas estancadas que se pueden acumular en objetos como neumáticos de automóviles. Puedes ayudar a reducir las poblaciones de mosquitos eliminando los hábitats donde ponen los huevos. Por lo menos una vez por semana, vacía y limpia los recipientes que contienen agua estancada, como las macetas, los platos de animales y los floreros. Mantén los recipientes con agua estancada tapados entre una limpieza y otra.

La prevención se convierte en un factor fundamental para combatir el dengue.

Para este tipo de enfermedad no existe específicamente un tipo de tratamiento, sin embargo, se pueden controlar los síntomas manteniendo una buena hidratación con suero y bajo supervisión médica con analgésicos.

Para la prevención, es fundamental lavar los recipientes donde se almacena agua y utilizar tapas herméticas o bolsas plásticas. De esta manera se evita que los zancudos depositen sus huevos. También se debe eliminar las llantas, latas y botellas donde el agua de lluvia se pueda empozar.

En caso de que desees y estés en las posibilidades puedes optar por la vacuna llamada  Dengvaxia se te puede ser administrada para prevenir la transmisión de esta enfermedad. Esta vacuna lleva 20 años siendo probada en laboratorios, por lo cual debería de ser considerada por el Estado peruano en su lucha contra el dengue.

Fuente: Internet

Click aquí: “¿Qué es la obesidad y cómo afecta nuestra salud?”.
Click aquí para ver el vídeo: “¿Qué es el DENGUE?”.

Comentarios