¿Qué es y qué beneficios aporta el cordyceps?

Los cordyceps sinensis son hongos muy valorados y utilizados en la medicina tradicional China como remedio popular por sus propiedades que mejoran la vida y aumentan la energía.

A este tipo hongos se les conoce como hongos parasitarios ya que durante el invierno invaden el cuerpo de algunos insectos, normalmente orugas, mientras hibernan y ya en la primavera el hongo empieza a crecer unido al cuerpo momificado de la oruga.

Pese a ser un poco desagradable la manera en la que este hongo se desarrolla, la medicina oriental tradicional lo aprecia más por sus propiedades que por su rareza.

Cuando los cordyceps se cultivan para fabricar suplementos nutricionales, son cultivos ecológicos en los que no se suelen utilizan los nutrientes de los insectos, por lo que son aptos para vegetarianos y veganos.

Desde que los pastores observaron hace mucho tiempo que su ganado después de comer el “pasto marrón” se mostraba más fuerte y robusto, incluso tan vigorosos como en la época de celo descubrieron que la hierba marrón no era hierba y se empezaron a utilizar para mejorar la vitalidad y la capacidad reproductiva del ganado.

Su uso tradicional para las personas se ha utilizado para aumentar la capacidad física y mental, como afrodisíaco y vigorizante, como reconstituyente, regulador del sistema inmune y como antioxidante.

Se consideran adaptógenos, esto quiere decir que estos hongos pueden ayudar al cuerpo a adaptarse a su entorno provocando cambios mínimos en las capacidades fisiológicas sin resultar tóxicos.

No hablamos de un dopante natural, sino que su consumo incrementa la resistencia del organismo a las influencias adversas.

Los cordyceps contienen minerales, vitaminas, aminoácidos, ácidos orgánicos, polisacáridos y proteínas. Sus principales compuestos activos son el ácido cordicéptico, el ácido glutámico y la cordicepina.

Ha sido la excepcional capacidad del hongo cordyceps para aumentar el rendimiento físico lo que ha hecho que se empiece a considerar este hongo de uso milenario como ingrediente para la suplementación deportiva en la fabricación de suplementos que aumentan la energía y resistencia.

Los cordyceps crecen en Asia de forma silvestre en las altas mesetas, a más de 3.800 metros de altura.

¿Qué beneficios y propiedades aporta el cordyceps?

  • Fortalece el sistema inmune: Sus componentes actúan fortaleciendo el sistema inmune aumentando nuestras defensas y protegiéndonos contra bacterias y virus.
  • Potente afrodisíaco: Mejora la circulación sanguínea, por lo que también es aconsejable si padeces mala circulación. Estimula el riego sanguíneo en los genitales, aumenta la libido y los niveles de testosterona.
  • Protege los riñones: Sus compuestos activos mejoran las funciones del riñón y protegen de infecciones urinarias. El consumo de cordyceps puede prevenir el daño ocasionado a los riñones por el uso de antibióticos sin reducir su efecto.
  • Mejora la resistencia y la energía: Su consumo aumenta la energía y la fuerza porque mejora la utilización de oxígeno en el cuerpo. También reduce la fatiga y mejora el estado del ánimo. Es muy recomendable para personas con fibromialgia o altos niveles de estrés.
  • Protege el sistema respiratorio: Sus propiedades antibacterianas y antivirales ayudan a prevenir enfermedades infecciosas como catarros y gripes. Relaja las vías respiratorias mejorando algunas afecciones de las vías superiores.
  • Es antioxidante: Cuida de los órganos internos y los protege porque además es un buen antiinflamatorio. Estimula la memoria y la producción celular para mantenerte joven.
  • Los estudios han demostrado que el extracto de cordyceps mejora la actividad de las enzimas antioxidantes (SOD), disminuyendo así la oxidación de los lípidos e inhibiendo la actividad de las monoaminoxidasa (un grupo de enzimas que deterioran los neurotransmisores como la serotonina).
  • Es un importante adaptógeno que ofrece una mejor resistencia al estrés y a las enfermedades.
  • Mejora la función respiratoria y cardiovascular.
  • Tiene propiedades inmunoestimulantes, y se ha empleado para tratar trastornos respiratorios, renales, hepáticos y cardiovasculares.
  • Es rico vitaminas, zinc y aminoácidos.
  • Mejora el rendimiento físico.
  • Tiene efecto antiestrés y antifatiga asociado a un aumento de los niveles de ATP (adenosíntrifosfato), la molécula energética de las células, y a una mejora de la eficacia en el uso del oxígeno.
  • Contiene multitud de minerales, vitaminas (A, B1, B2, B12, C, E y K), aminoácidos, ergosterol (un precursor de la vitamina D), polisacáridos y cordicepina.
  • La función nefroprotectora del cordyceps ha sido avalada por diferentes estudios: se ha descrito una protección frente a daño renal y una mejora de la función renal e inmune en pacientes que sufrían insuficiencia renal crónica tras la administración de C.
  • En relación a las propiedades beneficiosas para el aparato respiratorio, el cordyceps presenta actividad antitusiva, expectorante y antiasmática y ayuda en la prevención del enfisema pulmonar.

El hongo cordyceps despierta cada vez más interés en el ámbito científico por los sorprendentes resultados de numerosos estudios. Sus compuestos activos aumentan la energía y la fuerza de forma completamente natural y además resultan beneficiosos para combatir enfermedades y dolencias al fortalecer el sistema inmune.

En muchas ocasiones hablamos de complementos para la salud, la nutrición, que son muy fáciles de encontrar. O bien son plantas, minerales. El caso de hoy no, el cordyceps es un hongo, pero además es un hongo que trabaja convirtiéndose en parásito de arañas, orugas y hormigas y que crece a través de ellas. Algo muy desagradable, la verdad pero que, sin embargo, extraído correctamente es sumamente beneficioso para nuestra salud.

La enorme demanda de cordyceps silvestre y su poca disponibilidad en la naturaleza han dado pie a una sobreexplotación que ha conducido a una mayor escasez. Por ello, en 1999 se clasificó como especie en peligro de extinción en China. Hoy gran parte del cordyceps que se comercializa es de cultivo, lo que se hace sobre un sustrato de arroz o de habas de soja o bien en un medio líquido vegetal.

Además, tomar cordyceps de cultivo tiene una gran ventaja para los escrupulosos, y es que sólo se toma el hongo (y no el insecto al que ha parasitado cuando ha sido recogido de la naturaleza). Y es que al consumir cordyceps silvestre, en realidad lo que se está ingiriendo es el estroma del hongo junto al cuerpo de la oruga, mientras que en el caso del de laboratorio sólo toma el hongo puro.

Todos los beneficios y propiedades del hongo cordyceps que hemos enumerado hasta ahora son razones suficientes para que cualquiera empiece a consumirlo, pero especialmente los deportistas por el desgaste y esfuerzo físico que supone el entrenamiento diario.

El consumo de cordyceps aumenta los niveles de testosterona y las propiedades anabólicas de la testosterona estimulan la producción de músculo. Además, aumenta la energía y la fuerza por lo que resulta muy adecuado para las sesiones de entrenamiento y para regular el estrés de los deportistas profesionales en época de competición.

La información aquí expuesta es solo referencial e informativa. Te recomendamos que antes de iniciar algún tratamiento, puedas despejar todas tus dudas con algún especialista médico.

Fuente: Internet

Click aquí: “¿Por qué debemos consumir clorofila en el agua?”.
Click aquí para ver el vídeo: “HONGO CORDYCEPS SINENSIS – EL SUPER ALIMENTO”.

Comentarios