Lo que debes conocer sobre la diabetes infantil

La diabetes infantil es la segunda enfermedad crónica más común en la infancia. Durante muchos tiempo se pensó que la diabetes era una enfermedad que sólo afectaba a los adultos, pero el importante crecimiento de la obesidad en los menores también demostró que los más jóvenes pueden ser víctimas de esta patología.

Durante los primeros años de vida de los pequeños los progenitores son los principales responsables de su dieta, es decir, los padres tienen la posibilidad de evitarlo. Por lo mismo deben establecer una serie de hábitos saludables que luego los mantendrán con el tiempo. De ahí la importancia de educarles a comer bien desde bien jóvenes.

Por eso en el caso de que puedas darle pecho a tu hijo, siempre será mejor esta opción en lugar del biberón. Y es que la leche materna incrementa las defensas, haciéndolo menos vulnerable a la diabetes infantil.

Además de la alimentación, también es importante fomentar el ejercicio físico entre los niños. No dudes en animarle a practicar uno o dos deportes, que le ayuden a mantenerse activo y alejado del sedentarismo.

A medida que van creciendo, en su alimentación no pueden faltar las frutas, vegetales, hidratos de carbono complejos, menos azúcares y productos procesados. Tanto los dulces como las frituras y grasas resultan muy perjudiciales para la salud. Es necesario que aprenda a conocer desde muy temprano la necesidad de comer bien y sano.

En el momento de la merienda los padres no pueden decantarse por un dulce o un pastel. La mejor opción puede ser una pieza de fruta, como una manzana o un plátano, un yogur, unas galletas integrales, etc.

Ademas se debe evitar que lleven una vida sedentaria, permaneciendo mucho tiempo delante de la televisión, el ordenador o los videojuegos. Los niños necesitan una dieta rica en fibras y pobre en azúcar y estar activos.

Lo ideal sería disminuir la ingesta de azúcares de absorción rápida como el azúcar refinado, moreno, cristal y de miel, y sustituirlos por los azúcares que ya existen en las pastas y frutas.

La prevención también es necesaria. No dudes en realizar un control médico, sobre todo cuando el menor muestre tendencia a engordar con facilidad o cuente con factores hereditarios. En la lucha contra la obesidad infantil es preciso convertir al pediatra en tu aliado.

¿Qué tipo de diabetes puede darle a tu niño?

La diabetes infantil (Diabetes Mellitus Tipo 1) supone entre el 10 y el 15 por ciento del total de la diabetes y es la segunda enfermedad crónica más frecuente en la infancia. Por ejemplo, en España, unos 30.000 niños menores de 15 años tienen diabetes y cada año se producen unos 1.100 casos nuevos.

La diabetes se caracteriza por una alteración en la producción de la hormona insulina por el páncreas o por una resistencia a la acción de la insulina en el organismo. Es la insulina la que ayuda al organismo a transformar el azúcar (o glucosa) en energía, promoviendo así un buen funcionamiento del cuerpo humano.

La cantidad de insulina liberada depende mucho de la cantidad de azúcar que se ingiere. Si consumimos más alimentos ricos en carbohidratos (patatas, azúcar, pasta, arroz, galletas, etc.), estaremos exigiendo al páncreas a trabajar mucho más que lo normal.

Cuando los niveles de azúcar (o glucosa) que circulan por la sangre, presentan un aumento importante, hablamos de índice de glucemia.

Y aunque el origen de la enfermedad sea distinto, los especialistas afirman que un 90 por ciento de los casos se refiere a la diabetes tipo 1. Este tipo de diabetes aparece súbitamente y puede surgir a partir de las primeras semanas de nacimiento hasta los 30 años de edad, aunque es en el periodo de 5 a 7 años, y durante la pubertad, cuando la enfermedad tiende a ser más común.

La diabetes tipo 1 es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la infancia. Se caracteriza por la falta de producción de insulina y, en consecuencia, por un aumento de la glucosa en sangre o glucemia, de forma que medirse la glucosa en sangre varias veces al día, auto inyectarse insulina de forma subcutánea y realizar una dieta adecuada, son algunos de los pilares importantes de su tratamiento.

Hay estudios que garantizan que los niños que realizan deporte de forma regular, podrían tener mejores niveles de glucosa en la sangre que los que no lo practican. La diabetes tipo 2 es hereditaria y ocurre cuando las células resisten a la acción de la insulina.

¿Cómo establecer una dieta para los niños con diabetes?

Nunca pongas a un niño a dieta sin el visto bueno de un profesional, ya que existe el riesgo de que alteres su adecuado crecimiento. Lo más normal es que si los padres se alimentan de una forma normal y saludable, en donde se incluyan las hortalizas, proteínas, hidratos de carbono, frutas y grasas como el aceite de oliva, los hijos también pueden hacerlo de esta manera. Una de las mejores alternativas, que nunca fallan es la dieta mediterránea, que ayuda a mantenerse sano y es válida tanto para mayores como para jóvenes.

La forma en la que alimentas al niño es fundamental: incluye en su dieta más frutas y vegetales, carbohidratos complejos, comidas saludables y nutritivas y menos azúcares procesados, dulces que no aportan nada a su salud, frituras y grasas

Enséñale desde pequeño la importancia de comer bien, el peque debe saber que al momento de merendar su única opción no es un pastel o un dulce, que también lo puede hacer con un plátano, una manzana, un yogurt, unas galletas integrales, etc

Recuerda que como padre no solo debes brindarle un ambiente de amor y comprensión al pequeño sino también ofrecerle una vida más saludable para que pueda crecer sano y feliz

El control médico también es importante, sobre todo en los niños con factores hereditarios o que desde pequeños muestran tendencia a engordar. Haz que tu pediatra se convierta en tu aliado en la lucha contra la diabetes infantil

La información presentada en este arictulo es meramente informativa, por lo mismo te invitamos a acudir a un médico en el caso de que tu menor presente cualquier tipo de condición o malestar.

Fuente: Internet

Click aquí: “¿Cómo evitar que los bebés y niños padezcan de anemia?”.
Click aquí para ver el vídeo: “Diabetes infantil y sus síntomas (METVC)”.

Comentarios