La Cafeína quita el sueño pero también puede ayudar a ordenarlo

Investigadores de la Universidad de Colorado en Boulder (Estados Unidos) han explicado como el consumo de cafeína antes de dormir retrasa cuarenta minutos el reloj interno de los humanos y nos desvela.

cafe-aumenta-las-posibilidades-de-sobrevivir-al-cancer-de-intestino

El reloj interno, a través de un mecanismo bioquímico que sintoniza el organismo con los ciclos del día y la noche, logra que el cuerpo sepa cuándo conviene que esté listo para dormir, comer o para realizar un esfuerzo de trabajo diurno.

Dicho mecanismo se reajusta ante la influencia de señales externas, por ejemplo, la exposición a una luz brillante a la hora de dormir puede retrasar el tiempo circadiano y nos desvela. Este efecto se ha observado con el uso de dispositivos electrónicos como celulares o tablets.

Para comprender el funcionamiento de este mecanismo, los autores hicieron un seguimiento durante 49 días a cinco personas que tomaron diariamente una pastilla de cafeína equivalente a dos cafés antes de irse a dormir. Luego compararon el efecto de esa cafeína sobre el reloj circadiano con el que produce la exposición a luz intensa.

Los resultados, publicados en la revista ‘Science Translational Medicine’, demostraron que la cafeína retrasó el reloj interno en cuarenta minutos, la mitad del efecto producido por la luz.

Para medir las variaciones en el reloj circadiano se tomó como referencia el ciclo de secreción de melatonina, la hormona que avisa al cuerpo la llegada de la noche y que promueve el sueño y otros procesos relacionados con el descanso nocturno. Además, los autores analizaron los efectos de la cafeína sobre el reloj circadiano a nivel celular.

No obstante, Kenneth Wright, profesor de la Universidad de Colorado y uno de los autores del artículo, afirma que los resultados “indican que, administrada en el momento adecuado, la cafeína se puede utilizar para poner en hora el reloj”, lo que la convertiría en una herramienta que, además de quitar el sueño, ayude a ordenarlo.

Comentarios