La Unidad Ejecutora 007: Marcahuamachuco, adscrita al Ministerio de Cultura, manifestó que la institución Cultura promueve el desarrollo de las poblaciones adyacentes al sitio arqueológico, mejorando los estándares económicos a través de la oferta laboral y la especialización en los distintos campos..

Desde sus inicios en el 2010, dicha Unidad viene implementando actividades de investigación y conservación arqueológica, sin perder de vista el trabajo con la población adyacente a los sitios arqueológicos de la provincia de Sánchez Carrión.

El Ministerio de Cultura ha ejecutado un total de 10 proyectos de inversión en Marcahuamachuco, Wiraqochapampa y Cerro Miraflores, en los que ha encontrado como una de sus principales fortalezas, el involucramiento de la población adyacente en los procesos de intervención en conservación e investigación arqueológica.

En tal sentido, existen experiencias de desarrollo profesional como el caso de Arturo Cruz Barreto (26), natural del caserío de Wiraqochapampa y de Orlando Ascate Altamirano (30) natural del distrito de Huamachuco, quienes se han especializado en el campo de la conservación arqueológica. Cruz Barreto ha adquirido 06 años de experiencia en materia de intervenciones en conservación arqueológica. “Inicié mis actividades de intervención en el patrimonio arqueológico como peón de campo, poco a poco fui adquiriendo experiencia y la acompañé con capacitaciones, lo que me ha permitido especializarme y actualmente me desempeño como asistente de conservación”, expresó.

Por su parte, Orlando Ascate Altamirano comentó que tiene 08 años de experiencia y ha trabajado en 07 intervenciones arqueológicas en los principales sitios arqueológicos de la provincia. Al igual que su compañero, inició como peón y ahora cumple las funciones de conservador en el proyecto de inversión que se ejecuta en el Conjunto 2 de Wiraqochapampa.

“Trabajar en el patrimonio arqueológico es una oportunidad valiosa para los jóvenes, personalmente me ha generado mejores perspectivas laborales y, por ende, económicas; así también, veo en nuestros sitios arqueológicos un potencial de desarrollo social y económico en los cuales la población debe tener una participación constante”, comentó Ascate.

Comentarios