Cualidades que debe tener un buen abogado

Los abogados tienen la responsabilidad de guiar a sus clientes en el sistema jurídico con habilidad y tacto. Un buen abogado puede marcar la diferencia en el caso de un cliente.

Aunque, existe una serie de atributos diferentes que se requieren para ser un abogado exitoso, el éxito de un abogado también depende de la manera en que cada uno decide medir el mismo.

Pero ¿Qué cualidades debe tener un buen abogado? ¿Que funciones tendrá que desempeñar?

La abogacía es una profesión que requiere tener madera, por ello, si estás pensando en matricularte en la Facultad de Derecho tal vez te convenga descubrir si cuentas con las debidas cualidades que te pueden hacer un excelente abogado.

Cualidades que debe tener un buen abogado

1. Disfrutar de las discusiones con buenos argumentos

Una de las características que no puede faltar en todo buen abogado es la argumentación; estos profesionales dedican parte de su día a exponer sus perspectivas frente a quien haga falta.

2. Negociar es una de sus actividades preferidas

Negociar es uno de los verbos predilectos de todo buen abogado. En casi cualquier caso los acuerdos entre las partes son parte esencial de su trabajo. Razón por la que si estás pensando dedicarte al mundo de las leyes, es importante que tengas buenas habilidades de negociación que te permitan llegar a buenos acuerdos antes de caer en procedimientos más engorrosos.

3. La persuasión es una habilidad que nunca falta

La persuasión es otra habilidad que hace a un buen abogado. Qué tan desarrollada tengas esta competencia puede marcar la diferencia no sólo a la hora de presentar el caso, sino también de “convencer” al jurado acerca de la postura de tu cliente. Por eso, si estás pensando en dedicarte a esto, será mejor que comiences a entrenar tu capacidad de persuasión.

4. Crear una buena coraza emocional

Diariamente los abogados están expuestos a muchas discusiones, malos humores e incluso a posibles amenazas; situaciones que de no tener una buena coraza emocional te será difícil soportar. Quienes ejercen esta carrera aseguran que tener una “piel gruesa” es clave para ser un buen abogado y lidiar con el estrés que trae consigo cada caso.

5. Ser capaz de llevar una excelente organización

Tienen una buena organización tanto del tiempo como de su trabajo. Pasan largas jornadas entre entrevistas con clientes, papeleo diario, llamadas telefónicas, comparecencias, así como otra cantidad de actividades las cuales las organiza correctamente.

6. La persistencia es otra de las grandes virtudes

La persistencia es otra de las grandes virtudes de estos profesionales; un abogado no tiene permitido rendirse nunca. Si quieres tener éxito debes estar dispuesto a luchar hasta el final por conseguir tus objetivos. Esto no quiere decir que no fallarás, sino que tendrás que estar preparado para levantarte las veces que haga falta.

7. El éxito también dependerá de la paciencia

Esta es una profesión que requiere esperar mucho tanto por los juzgados, los tribunales, como por otros actores del sistema legal. Si no quieres caer en el desespero debes ejercitar tu paciencia para aprender a esperar por horas, semanas e incluso meses antes de que salga una resolución.

8. Tener cierta dosis de agresividad bien entendida

Los tribunales no necesitan de boxeadores o personas violentas, pero sí de abogados con agresividad bien entendida. Está claro que todo cliente desea contar con un abogado resuelto, decidido, que trabaje con agilidad y que esté dispuesto a hacer frente a todos los obstáculos que hagan falta para conseguir sus objetivos.

Debes saber que estos profesionales son responsables de aspectos muy importantes. A continuación te mostramos algunas de las funciones que día a día realizan estos profesionales.

Las funciones de un abogado

  • Defender los derechos e intereses de sus representados en toda clase de procedimientos judiciales.
  • Negociar, además de redactar, todo tipo de contratos sean públicos o privados.
    Brindar asesoramiento en toda clase de operaciones inmobiliarias, especialmente cuando se trata de compraventa o arrendamiento de inmuebles o fincas.
  • Ofrecer asesoría fiscal y aprontar todo tipo de declaraciones y obligaciones fiscales y tributarias.
  • Actuar en materia testamentaria, siendo responsable de la redacción de testamentos, particiones hereditarias y declaraciones de herederos sin testamento.
  • Redactar capitulaciones matrimoniales.
  • Es el responsable de reclamar ante cualquier tipo de deudas u obligaciones contractuales.
  • Mediar ante cualquier conflicto, sea éste laboral, empresarial, vecinal e incluso familiar.
    Reclamar a las compañías en caso de accidentes.
  • Asimismo, también se encarga de la gestión de derechos y pensiones en materia de desempleo, maternidad, incapacidad, jubilación, etc.

Fuente: Internet

Click aquí: “La acreditación de las universidades peruanas y cuántas hay en Trujillo”.
Click aquí para ver el vídeo: “Averigua si tienes el perfil de un abogado”.

 

Comentarios