Cuál debes elegir, ser ¿Persona Natural o Persona Jurídica?

El ingreso al mundo laboral no es algo sencillo. Existen muchas maneras por las cuáles una persona busca su independencia y mejora económica, ya sea trabajando en una empresa con un sueldo específico y cumpliendo los objetivos de la compañía, o bien creando una propia.

Si ese es tu caso, debes saber que muchos emprendedores como tú, investigan sobre las diferentes formas que existen en el Perú para generar ingresos, sin faltar sus deberes como contribuyentes y pagando los tributos que se necesitan, para a su vez obtener todos los beneficios tributarios que da el gobierno a las empresas formales.

Uno de los primeros pasos para abrir un negocio, es decidir sobre si será a través de una Persona Natural o de una Persona Jurídica. Ambas opciones tienen sus propias ventajas dependiendo del tipo de negocio que se cree.

Al formar una empresa, debe decidir si la crea como persona natural o como persona jurídica. Una persona natural y una persona jurídica tienen diferentes derechos y obligaciones frente al Gobierno y sus clientes.

¿Qué son las personas naturales?

Persona Natural es una persona humana que ejerce derechos y cumple obligaciones a título personal. Al constituir una empresa como Persona Natural, la persona asume a título personal todos los derechos y obligaciones de la empresa.

Lo que implica que la persona asume la responsabilidad y garantiza con todo el patrimonio que posea (los bienes que estén a su nombre), las deudas u obligaciones que pueda contraer la empresa.

Si, por ejemplo, la empresa quiebra y es obligada a pagar alguna deuda, la persona deberá hacerse responsable por ella a título personal y, en caso de no pagarla, sus bienes personales podrían ser embargados.

Una persona natural puede ejercer cualquier actividad económica, siempre y cuando la persona en sí cumpla con todos los requisitos y parámetros correspondientes. Conviene elegir ser una Persona Natural cuando:

  • Se inicia un negocio propio pequeño como una bodega, peluquería, zapatería, bazares u otros.
  • Se realizan actividades comprendidas dentro del Nuevo Régimen Único Simplificado (RUS).
  • Cuando los principales clientes serán otras personas y no empresas.
  • Cuando el negocio iniciado tendría una baja exposición al riesgo para poder enfrentar las deudas u obligaciones con el patrimonio personal.

En este caso la formalización es más sencilla porque no requieres hacer una minuta, es más barato, llevas menos libros contables y puedes acogerte a regímenes tributarios más favorables. Además, si el negocio va mal puedes cambiar de giro o cancelar la empresa.

Es cierto que las desventajas de este género radican en que no sueles tener socios, por lo que tu responsabilidad del capital y de las deudas y bienes con tu negocio es ilimitada y tienes menos chance de conseguir buenos créditos financieros.

¿Cómo puedes convertirte en una Persona Natural?

Basta con hacer un Registro Único de Contribuyentes (RUC) en alguna de las sucursales de la SUNAT y obtener tu número de RUC, que por lo general demora unos 03 días aproximadamente.

Ventajas de la Persona Natural

  • La constitución de la empresa es sencilla y rápida, no presenta mayores trámites, la documentación requerida es mínima.
  • La constitución de la empresa no requiere de mucha inversión, no hay necesidad de hacer mayores pagos legales.
  • No se les exige llevar y presentar tantos documentos contables.
  • Si la empresa no obtiene los resultados esperados, el giro del negocio puede ser replanteado sin ningún inconveniente.
  • Las empresas constituidas bajo la forma de persona natural pueden ser liquidadas o vendidas fácilmente.
  • La propiedad, el control y la administración recae en una sola persona.
  • Se puede ampliar o reducir el patrimonio de la empresa sin ninguna restricción.
  • Pueden acogerse a regímenes más favorables para el pago de impuestos.

Desventajas Persona Natural

  • Tiene responsabilidad ilimitada, es decir, el dueño asume de forma ilimitada toda la responsabilidad por las deudas u obligaciones que pueda contraer la empresa.
  • Garantizar dichas deudas u obligaciones con su patrimonio o bienes personales.
  • Capital limitado solo a lo que pueda aportar el dueño.
  • Presenta menos posibilidades de acceder a créditos financieros (los bancos o entidades financieras suelen mostrar poca disposición a conceder préstamos a Personas Naturales).
  • Falta de continuidad en caso de incapacidad del dueño.

¿Qué son las Personas Jurídicas?

Persona Jurídica es una empresa que ejerce derechos y cumple obligaciones a nombre de ésta. Al constituir una empresa como Persona Jurídica, es la empresa (y no el dueño) quien asume todos los derechos y las obligaciones de la empresa.

Lo que implica que las deudas u obligaciones que pueda contraer la empresa, están garantizadas y se limitan sólo a los bienes que pueda tener la empresa a su nombre. Si, por ejemplo, la empresa quiebra y es obligada a pagar alguna deuda, ésta se pagará sólo con los bienes que pueda tener la empresa a su nombre.

En este caso, la empresa como Persona Jurídica es la que asume las obligaciones y no quien la creó. Las deudas y compromisos que se tengan están limitadas a los bienes registrados a la misma, por lo que las obligaciones están garantizadas, ya que no combinan con el patrimonio personal de alguien.

Es conveniente constituirse como Persona Jurídica cuando:

  • Se necesitan más clientes grandes e importantes como empresas y mayor reputación en el mercado.
  • Se necesita acceder a créditos o préstamos en bancos y entidades financieras con mejores condiciones.
  • Se necesita que ingresen inversionistas o socios que contribuyan con la empresa y así facilitar la transferencia de participantes.
  • Se quiere asegurar que si algo sale mal en el negocio, se afecten los bienes de la empresa y no los personales.
  • Se planea que en el futuro este negocio pueda ser vendido o disuelto luego de un tiempo.

Con una persona jurídica tienes mayor disponibilidad de capital, pues no aportarás al negocio tú solo y aumentas tus posibilidades de acceder a préstamos bancarios a menores tasas, además de poder postular como proveedor del Estado.

Es cierto que constituirla es más complejo y que el cambio de giro o la liquidación son más complicados; pero es bueno que evalúes, según tu tipo de negocio, cuál de las figuras te conviene más.

Ventajas Persona Jurídica

  • Tiene responsabilidad limitada, es decir, el dueño o los dueños de la empresa asumen solo de forma limitada la responsabilidad por las deudas u obligaciones que pueda contraer la empresa, las cuales solo se garantizan con los bienes, capital o patrimonio que pueda tener la empresa.
  • Mayor disponibilidad de capital, ya que éste pude ser aportado por varios socios.
  • Mayores posibilidades de acceder a créditos financieros (los bancos o entidades financieras suelen mostrar mayor disposición a conceder préstamos a Personas Jurídicas antes que a Personas Naturales).
  • Posibilidad de acceder a concursos públicos sin mayores restricciones.
  • El propietario y los socios trabajadores de la empresa pueden acceder a beneficios sociales y seguros.

Desventajas Persona Jurídica

  • Mayor dificultad al momento de constituirla, presenta una mayor cantidad de trámites y requisitos.
  • Requiere de una mayor inversión para su constitución.
  • Se les exige llevar y presentar una mayor cantidad de documentos contables.
  • La propiedad, el control y la administración pueden recaer en varias personas (socios).
  • Presenta una mayor cantidad de restricciones al momento de querer ampliar o reducir el patrimonio de la empresa.
  • Presenta una mayor dificultad para liquidarse o disolverse.
Diferencias entre una Personal Natural y una Persona Jurídica

Cada una de ellas tiene una función con respecto al tipo de negocio que se quiere crear. Las principales diferencias se encuentran en las obligaciones de cada uno y cómo estas afectan al creador de la empresa. Mientras que la Persona Natural tiene obligaciones ilimitadas, puede perder todo su patrimonio personal si algo sale muy mal, una Persona Jurídica solo limita sus deudas con respecto al patrimonio inscrito a nombre de la empresa.

No obstante, una Persona Natural no tendrá grandes inversionistas o clientes como lo podría tener una Persona Jurídica, ya que el crecimiento de la misma dependerá de la contribución de sus participantes y su desempeño en el mercado.

Fuente: Internet

Click aquí: “La Asesoría legal y las Pymes”.
Click aquí para ver el vídeo: “Aula Virtual MEP: Tipos de Empresas: Persona Natural y Jurídica (EIRL, SAC, SA, SRL)”.

Comentarios