Tips para manejar tus finanzas como freelancer

Cada vez hay más personas que se suman a la tendencia de trabajar por cuenta propia, ya sea desde casa o desde sus oficinas. Una de las características de los denominados millennials es que no quieren estar atados a un solo lugar para ejercer sus profesiones u oficios, sino que se toman muy en serio su libertad, lo que es además, uno de los argumentos que defiende su productividad y rendimiento.

Así como cada vez se suman más empresas dispuestas a que sus empleados trabajen algunos días desde donde les plazca, hay otras organizaciones que van incluso más allá y contratan los servicios de freelancers para llevar a cabo diversas tareas sin tener que lidiar con toda la responsabilidad de contar con plantillas de empleados.

En fin, así como crece la demanda, también crece la oferta y es por ello que cada vez luce más atractiva la idea de convertirse en freelancer.

Comenzar con esta plataforma es una buena idea ya que la misma es bastante intuitiva y puede darte la experiencia que necesitas antes de dar el salto a otras plataformas incluso más profesionales.

Los freelancers son una amplia categoría de trabajadores que van desde abogados, escritores, diseñadores, periodistas y casi cualquier otra persona que trabaje por día o por una asignación especial, que aman la libertad, establecer sus propios horarios, el ritmo de trabajo, tienen el control total de su tiempo, esfuerzo y por supuesto, de sus finanzas.

No obstante, con ese control también llega una gran responsabilidad que debes estar dispuesto a asumir ya que cuando eres freelancer no dependes de un sueldo que te caiga religiosamente cada quince días o mensualmente.

Aunque ser freelancer normalmente significa tener ingresos fluctuantes, no quiere decir que estén exentos de hacer una buena administración de su dinero. De hecho, sí es muy posible, aunque no todos los meses ganes lo mismo y quizá haya momentos en los que no sepas cuánto ganarás.

Si eres un freelancer activo y estás teniendo problemas para administrar tu dinero, las siguientes recomendaciones te aceran como anillo al dedo.

Recomendaciones para manejar tus finanzas como freelancer

            • Organizar tus finanzas: Como profesional independiente, no solo estás haciendo el trabajo que la gente te paga por hacer, sino que también estás dirigiendo un negocio: a ti. Por lo tanto, necesitas tener una infraestructura de negocios en su lugar. Necesitas una forma organizada para realizar un seguimiento del dinero, facturar a los clientes por tu trabajo y asegurarte de que los pagos se reciban y se registren.
            • Conoce el promedio de tus ingresos: Los freelancers no siempre ganan la misma cantidad mensualmente, pero si puedes tener un estimado de tus ingresos al sumar los últimos 3 meses y dividirlos entre tres. Este promedio puede servirte para saber con el dinero que puedes contar y lo ideal es que esté por encima de la cantidad que gastas. En caso de que no sea así, debes hacer algo al respecto ya que el dinero que estás gastando, pero no te está ingresando lo estás sacando de préstamos, tarjetas de créditos u otras fuentes que están hiriendo tu estabilidad económica. En caso de que necesites diversificar tus fuentes de ingreso porque las que tienes no te alcanzan, navega un poco por la red y busca información de como ganar dinero por Internet.
            • Definir la cantidad que gastas mensualmente: Esto lo puedes conocer a través de la generación un presupuesto ¿Cuáles son tus gastos fijos? ¿Cuáles son los gastos periódicos? En un presupuesto no se agregan solo los gastos grandes, sino también otros que pueden parecer insignificantes, pero que si te das a la tarea de sumarlos puedes darte cuenta de que hacen más peso del que te podías haber imaginado. Si no sabes la cantidad exacta -o al menos aproximada- que gastas mensualmente será mucho más complicado para ti llevar un control de tus gastos o saber la importancia de la buena administración, ya que prácticamente toda tu vida financiera está siendo llevada al azar.
            • Pagar impuestos: Si eres es un profesional independiente, se considera que trabajas por cuenta propia y, como tal, debes presentar una declaración anual de impuestos. Para esto, puedes asesorarte de contadores para que sepas cuánto es lo que debes pagar según tus actividades. Recuerda que también puedes solicitar asesoramiento en las oficinas de la SUNAT.
            • Asignar un presupuesto para tu salud: El trabajo independiente, en sí mismo, no proporciona acceso al seguro social. La forma en que los trabajadores por cuenta propia obtienen cobertura de salud en este momento es a través del matrimonio, seguro popular o pagar un seguro privado. Por ejemplo: Tener presupuesto para ese imprevisto o arreglar tu dentadura también debe formar parte del destino de tus gastos, velo como una inversión.
            • Agregar algo extra para emergencias y compras futuras: ¿Necesitarás alquilar un auto pronto? ¿Esperas comprar una casa algún día?, etc. Los planificadores financieros sugieren tener un mes de ingresos escondido para un fondo de emergencia, más un promedio de tres o cuatro meses adicionales de ingresos en reserva para manejar las caídas que vienen con el trabajo independiente.
            • Considerar abrir una cuenta de ahorros: Recuerda que incluso los freelancer se “retiran”. Muchos freelancers crearon trabajos para ellos mismos cuando no pudieron encontrar un lugar en una compañía. Para ellos, el trabajo independiente es una forma de ayudar a pagar las cuentas y puede abrir nuevas puertas. Pero incluso esas personas deben estar pensando en su jubilación antes de quedarse atrás en los ahorros para su retiro.

          Ser freelancer requiere de una gran disciplina y la idea es que no siempre seas un autoempleado, sino que puedas pasar al cuadrante de empresario y seguir escalando.

        • Fuente: Internet
        • Click aquí: “¿Qué significa administrar una empresa?”.
        • Click aquí para ver el vídeo: “Cómo Funciona Freelancer.com en Argentina”.

Comentarios