Talento de la UNI crea laboratorio virtual para mejorar aprendizaje de universitarios

En tiempos de pandemia Jhonny Cristian Mauricio Abarca descubrió su grandeza. Al ver que muchos jóvenes universitarios como él no podían poner en práctica sus conocimientos, debido a la suspensión de las clases presenciales a causa del Covid-19, el talento puso en marcha su gran creatividad: diseñó un laboratorio de realidad virtual. Su innovación ha sido premiada por su universidad con un importante financiamiento.

“El proyecto de realidad virtual tiene como objetivo mejorar las competencias de los estudiantes universitarios”, indica Jhonny, estudiante de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la Universidad Nacional de Ingeniería y ganador de la Beca Permanencia del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación.

El joven de 24 años sabe que la práctica es tan importante como la teoría en la formación de los futuros profesionales. “Muchos se han perdido, por ejemplo, la experiencia de saber qué hay dentro de un transformador”, explica Jhony sobre la situación de sus compañeros, y que puede replicarse en diversas disciplinas y carreras profesionales y técnicas, como las de ciencias de la vida.

En este nuevo laboratorio, solo hace falta que el estudiante se coloque los lentes de realidad virtual. La experiencia es como la de un videojuego. Verá y sentirá que ha entrado a una sala muy bien iluminada donde podrá interactuar con las máquinas. “Es como un juego virtual. Los lentes tienen los mandos incorporados. Podrás manipular el transformador, y si fallas desarmándolo, sale una advertencia. Es divertido y a la vez aprendes”, señala Jhonny. Toda una innovación.

El trabajo de investigación tiene como mérito, como resalta Jhonny, haber logrado realizar un software de aprendizaje virtual diseñado por estudiantes de pregrado: “Hay empresas que suelen emplear este tipo de tecnología para la selección y capacitación de personal, pero compran el software, y aquí nosotros lo hemos desarrollado”. El proyecto ya se encuentra concluido en su primera etapa y el objetivo es que pueda implementarse en las clases de la UNI.

También participan en la iniciativa los estudiantes Carlos Capuñay Nuñez y Terry Mallqui Pérez, y cuenta con la asesoría del ingeniero Daniel Rojas Cama. El proyecto ha ganado el Concurso de Proyectos de Investigación del 2020 II de la Facultad de Ingeniería Mecánica y el Concurso de Trabajos de Investigación y/o Publicación de Resultados del Vicerrectorado de Investigación, ambos de la UNI.

Los grandes proyectos no le son ajenos al joven talento del Pronabec. Él ha formado parte de ese selecto grupo de estudiantes de la UNI, el equipo Tharsis, que ganaron, también en este 2020, el primer lugar en el Desafío Rover de Exploración Humana 2020 de la NASA. Y en la actualidad, integra el equipo de la UNI que participará en el Solar Energy Boat Challenge, donde construirán una embarcación tripulada que sea propulsada por energía solar: “El concurso es en julio de 2021 y es en Mónaco. No sé si pueda o me toque viajar, pero puedo apoyar desde aquí”.

Su fuente de inspiración

“La motivación para mí es mi familia. Ser ejemplo para mis hermanos, sobre todo para mi hermano menor de 14 años que está en el colegio. Estoy muy dedicado a investigar porque soy muy hábil con las matemáticas y con las ciencias. Me gusta aplicarlas, como lo estoy haciendo ahora con los lenguajes de programación, lo aplico en lo que me gusta, en las áreas de electricidad”, refiere Jhonny.

Su motivación va más allá. “Me gustaría que lo que estamos creando sirva para apoyar a la UNI y a cualquier universidad nacional. Que se haga realidad mi compromiso de servicio al Perú. Creo que si alguien te apoya, como lo hace el Estado con mi educación, lo mínimo que puede hacer uno es retribuir esa ayuda”, señala el futuro ingeniero con la firme convicción de que su idea contribuirá a que más talentos mejoren su aprendizaje.

“Este tipo de software va a mejorar la educación de los que no tienen recursos. También puede servir a los colegios, puede fomentar la investigación en los niños”, dice el joven que seguirá haciendo de las matemáticas algo tangible y de gran impacto como su deseo por seguir aprendiendo. Estamos seguros de que pronto tendremos nuevas noticias de este creativo innato.

Comentarios