¿Por qué y cómo dejar de fumar?

Dejar de fumar es importante por su salud, las causas de muerte más importantes relacionadas con el consumo de tabaco son las enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades respiratorias crónicas. Por su calidad de vida, cuando deje de fumar mejorará su salud en general, respirará mejor, se cansará menos, se encontrara más ágil, mejorará su sentido del gusto y del olfato, el aspecto de su piel y de sus dientes y desaparecerá el mal aliento de su boca. Por otra parte, los “fumadores pasivos” y su economía se lo agradecerán.

Si usted realmente quiere dejar de fumar, tiene que tener en cuenta que NO existe una manera correcta para dejar el cigarrillo y que NO existe una pastilla mágica que lo ayude a hacerlo.

La mayoría de los fumadores prefiere dejar de golpe sin ninguna ayuda. Otras fuman menos durante una o dos semanas antes de ese día. Los sustitutos de nicotina pueden ayudar a disminuir los síntomas de abstinencia, pero son más eficaces cuando se usan como parte de un plan para dejar de fumar que trate tanto el componente físico como el psicológico de la adicción.

Su “Día para dejar de fumar” debe estar relativamente cerca, si escoge una fecha muy lejana, tendrá tiempo para pensar y cambiar de opinión. Sin embargo, es importante tomarse algún tiempo para prepararse y hacer un plan. Puede elegir una fecha que tenga un significado especial, como un cumpleaños o aniversario o simplemente una fecha cualquiera. Si planea usar medicación, tiene que comenzar a tomar el medicamento una o dos semanas antes del día que fijó para dejar de fumar. En estos casos, agregue una nota en su calendario que le recuerde comenzar el medicamento antes de la fecha que fijó para dejar de fumar.

Un fumador es un enfermo de tabaquismo, de entrada, y potencialmente un paciente de cáncer y enfermedades inflamatorias crónicas como la EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica).

Una de las claves para dejar de fumar definitivamente es la preparación, pues combinan estrategias para mantenerlo enfocado, confiado y motivado para dejar de fumar. En las próximas líneas te compartiremos algunos consejos para personalizar uno.

¿Cómo preparar un plan para dejar de fumar?

  1. Escoja una fecha para dejar de fumar: Cuando se trata de elegir una fecha, antes es mejor que después. Muchos fumadores eligen una fecha dentro de un plazo de dos semanas para dejar de fumar. Eso le dará suficiente tiempo para prepararse. Piense detenidamente en la fecha. Evite escoger un día en el que sabe que estará ocupado, estresado o tentado a fumar (por ejemplo, una noche de salida con amigos, días en los que puede fumar en el trabajo).
  2. Marque esa fecha en su calendario: Escríbala en algún lugar donde la vea todos los días. Eso le recordará su decisión de dejar de fumar y le dará tiempo para prepararse.
  3. Comuníquele a sus seres queridos que va a dejar de fumar: Dejar de fumar es más fácil con el apoyo de las personas importantes en su vida. Dígales con anticipación la fecha en la que planea dejar de fumar. Explíqueles cómo pueden ayudarle. Todos necesitamos cosas distintas, así que asegúrese de que su familia y sus amigos sepan exactamente cómo pueden ayudar.
  4. El apoyo es una de las claves para lograr dejar el tabaquismo: Sin embargo, puede ser difícil pedir ayuda, incluso de las personas más cercanas a usted. Revise las recomendaciones para asegurarse de recibir la ayuda que necesita.
  5. Elimine todo lo que le recuerde a cigarrillo: Librarse de las cosas que le recuerdan al cigarrillo puede ayudarle a mantenerse firme mientras deja de fumar. Algunas de estas cosas pueden ser cigarrillos, fósforos, ceniceros y encendedores. También puede ser útil que todo en su trabajo, su carro y su casa esté limpio y fresco. Hasta el olor del cigarrillo puede provocar antojos de fumar.
  6. Deshágase de todos sus cigarrillos y fósforos.:Regale o tire sus encendedores y ceniceros. No guarde una cajetilla de cigarrillos “por si acaso tiene dudas”.
  7. Identifique sus motivos para dejar de fumar: Cada persona tiene sus propios motivos para dejar de fumar. Tal vez sea para estar más sano, ahorrar algo de dinero o cuidar a su familia. Cuando se prepare para dejar de fumar, piense en sus propios motivos para dejar de fumar. Recuérdeselos todos los días. Pueden ser una inspiración para dejar de fumar definitivamente.
  8. Elabore una lista de todos los motivos por los que quiere dejar de fumar: Consérvela en un lugar donde pueda verla todos los días. Cada vez que sienta ansias de fumar, revise su lista. Eso lo mantendrá motivado para seguir sin fumar. ¿Le cuesta pensar en motivos para dejar de fumar? Complete nuestra Lista de motivos para dejar de fumar, y descubra su motivación para lograrlo.
  9. Identifique que podría desencadenar el deseo de fumar: El fumar se vincula con muchas partes de la vida del fumador. Ciertas actividades, sentimientos y personas se vinculan con el hábito de fumar. Cuando usted se encuentra con estas cosas, pueden “desencadenar” o despertar su necesidad de fumar. Trate de anticipar estos desencadenantes y desarrollar formas de lidiar con ellos.
  10. Prepare una lista de todo lo que le causa deseos de fumar: Ahora escriba una manera de manejar o evitar cada elemento de su lista. Mantenga la lista cerca mientras deja de fumar. ¿Se le dificulta preparar la lista? Encuentre ejemplos de formas de lidiar con los desencadenantes en nuestra página sobre antojos. Identifique sus desencadenantes y reciba recomendaciones para lidiar con ellos completando nuestra Lista de verificación de desencadenantes.
  11. Desarrolle estrategias para afrontar síntomas de abstinencia: La nicotina es la sustancia química que contienen los cigarrillos y produce adicción. Cuando deja de fumar, su cuerpo tiene que adaptarse a no tener nicotina. Esto se llama síntomas de abstinencia. Los síntomas de abstinencia pueden ser desagradables, pero usted puede superarlos. Desarrollar anticipadamente estrategias para afrontar los síntomas de abstinencia puede ayudarlo a dejar de fumar definitivamente.
  12. Los medicamentos y los cambios de conducta pueden ayudarlo a controlar los síntomas de abstinencia: Existen muchos medicamentos para dejar de fumar que se venden sin receta. Asegúrese de tenerlos a mano antes de dejar de fumar. Aunque los medicamentos ayudarán, no hacen todo el trabajo por usted. Desarrolle otras estrategias para dejar de fumar que pueda usar junto con los medicamentos. Recuerde que los síntomas de abstinencia, incluso los antojos, irán desapareciendo con cada día que pase sin fumar.
  13. Tenga datos de lugares a los que pueda acudir para recibir ayuda inmediata: Dejar de fumar es más difícil durante las primeras semanas. Tendrá que lidiar con sensaciones molestas, tentación de fumar, síntomas de abstinencia y antojos de fumar. Asegúrese de tener opciones de apoyo en todo momento, ya sea una línea de apoyo telefónico, un grupo de apoyo o un buen amigo.
  14. Planee usar una variedad de opciones de apoyo para dejar de fumar: Téngalas a mano por si las necesita durante el proceso. Estas son algunas opciones que puede considerar: Líneas de apoyo telefónico 0800, grupos de apoyo, amigos y familiares que no fumen, medicamentos para dejar de fumar.
  15. Prepare un plan de auto recompensa es decir de premios para sus logros: Dejar de fumar ocurre un minuto, una hora y un día a la vez. Recompénsese mientras deja de fumar. Celebre los logros individuales, como estar 24 horas sin fumar, una semana sin fumar y un mes sin fumar. Dejar de fumar es difícil, así que debe estar orgulloso de sus logros.

Fuente: Internet

Click aquí: “Enfermedades que causan la muerte de más personas en Perú”.
Click aquí para ver el vídeo: “Información sobre el cáncer de pulmón”.

Comentarios