La Libertad: Colegios ejecutan proyectos que solucionan los retos de la educación virtual

Los cuatro proyectos de innovación pedagógica desarrollados en diferentes colegios de La Libertad reconocidos por el Fondo Nacional de Desarrollo de la Educación Peruana, por ganar –junto a otras 149 iniciativas de diversas regiones del Perú- el Concurso Nacional de Proyectos de Innovación Educativa 2021 son un ejemplo de adaptación a las condiciones adversas. .

Los proyectos brindan solución a los retos que aún persisten en la educación virtual, tras casi dos años desde que los niños abandonaran las aulas. Sus objetivos varían entre asegurar un aprendizaje efectivo pese a las nuevas condiciones, la evaluación de lo aprendido y el necesario acompañamiento de la familia, ante la ausencia física de los profesores.

Videocuentos en Cushuro

El primero de ellos es la implementación de la biblioteca virtual “Carrusel de libros” en la I.E. N° 80207, ubicada en Cushuro, en el distrito de Sanagorán, en la provincia de Sánchez Carrión. Fue ideado por la profesora Flor Fernández Polo y otros 6 docentes ante el poco interés y los malos resultados que tenían sus alumnos en el curso de plan lector.

“Soy profesora de sexto grado, trabajábamos por WhatsApp, les enviábamos una página con la lectura, pero no se sentían motivados. Entonces, empecé a explorar cómo puedo crear ese mismo capítulo de una manera que le llame la atención al estudiante, es así como empecé –inicialmente- con Power Point, a manera de libro, usando gifts”, dice la docente.

Agrega que al ver que tenía mucha acogida tanto entre estudiantes y como en los padres de familia, y la expectativa que generaba la llegada de un nuevo capítulo, realizaron un trabajo colegiado con los demás docentes para ampliar esta estrategia de videocuentos cortos para los demás grados de primaria.

Ahora la biblioteca virtual que creó contiene obras, rimas, adivinanzas, trabalenguas, “todo material que ayuda al niño a desarrollar sus competencias comunicativas”, enfatiza, destacando que son los propios docentes de la institución, quienes usando diferentes aplicativos como Kahoot, Pine Master, Power Point, crean todo este material que incluyen música y avatares en movimiento.

“Y les invitamos a leer a través del “Menú del Día”, por ejemplo, el “Menú del Día” es “Patito Feo”, “El lobo y los 7 cabritos”, etcétera”, refiere.

También usan la estrategia de la “Alfombra Voladora” que lleva al niño a visitar virtualmente a diferentes lugares, por ejemplo, Machu Picchu, las Islas Ballestas, o la Laguna de Sausacocha. “Es como una teletransportación, el niño aparece en diferentes lugares y eso les emociona, todos están esperando cuándo les toca a ellos”, comenta.

“Nos hemos dado cuenta que tienen resultados favorables. Nuestros niños son muy expresivos, a pesar de ser de zona rural, antes eran más calladitos, más tímidos y también se sienten emocionados”, aseveró.

Literatura regional en El Milagro

La I.E. Julio Gutiérrez Solari del centro poblado El Milagro, de Trujillo, notó un problema similar entre la lectura y sus estudiantes de secundaria. De acuerdo a su directora, Marianela Alfaro, no tenían interés en lo que se les enseñaba y se notaba en las evaluaciones de comprensión lectora.

Entonces, motivada por el incipiente entusiasmo que generó en sus alumnos una serie de relatos regionales, decidieron cambiar los textos establecidos en la currícula para leer en su lugar literatura, mitología y leyendas regionales, los cuales según una encuesta aplicada a los propios jóvenes era de su mayor interés.

Para ello, se contó con la autorización y el apoyo de diversos autores locales, entre ellos, XXX Y YY, para difundir los PDF de sus obras. Y para que los estudiantes pudieran discutirlas se les pidió conformar grupos de trabajo para aplicar la metodología del Kamishibai japonés (teatro) para representar lo leído en un material audiovisual.

“Procedieron a realizar los hechos más resaltantes de la historia que habían leído. Luego les tomaron fotografías y las guardaron en formato JPG y luego los chicos han elaborado los mismos dibujos, sin cambiar la historia, sin distorsionarla, han puesto su voz, elaborado sus guiones, colocado sonidos ambientales. Y así un PDF pasó a ser una producción MP4, gracias a un trabajo de los propios niños”, explica la directora.

“Después se organizó un conversatorio virtual con los autores para mostrarles sus obras convertidas en kamishibai, en formato MP4. Esto generó emoción en los escritores como en los chicos, que muchos de ellos dicen que van a ser escritores. Hemos logrado que se expresen mejor y escriban”, acotó.

En el “Combo Kamishibai”, como se llama el proyecto, están involucrados 5 maestros y 420 estudiantes de primero y segundo de secundaria, pero la directora comenta que van a extenderlo también a los demás grados y niveles del colegio.

Educación en familia

Por otra parte, la dificultad que encontraron en la educación virtual los docentes de la I.E. 80842 del caserío La Morada, de la provincia de Otuzco, fue que los niños, pese a tener las tablets donada por el Ministerio de Educación, la familia no apoyaba al estudiante, dificultando efectivizar su aprendizaje.

Para revertir esos problemas, los docentes empezaron a enviarles mensajes de textos motivadores a los padres de los 22 niños de cuarto grado para que entiendan la importancia de la convivencia en familia y la ayuda mutua para compartir las tareas del hogar y la escuela. Y se valieron de las herramientas tecnológicas que les proveía el dispositivo entregado.

Así, se les pidió a los estudiantes mostrar sus aprendizajes por medios de videos en los que interviniera toda su familia, “eso nos sirvió e integró a la familia”, dice Ramiro Ibáñez director de dicha institución.

Según él, existe mucha diferencia entre la educación virtual con el acompañamiento de los padres y la del estudiante en solitario.

“La comunidad donde laboramos no solo es de bajos recursos económicos, sino que el nivel cultural es muy limitado. El 80% de ellos solo han terminado primaria y se han convertido en analfabetos por desuso. Además, con la ayuda de la familia, el padre se convierte en guía y asesor su aprendizaje y eso se ve reflejado en las evidencias que hacen llegar al docente”, manifiesta.

“Si no trabajamos en conjunto con la familia, la educación no va a cambiar, la educación va a seguir siendo igual como ha sido hasta ahora”, puntualiza Ibánez.

Evaluación por retos

La evaluación del aprendizaje se convirtió al inicio de la pandemia en uno de los más grandes problemas del sistema educativo nacional. Por esto, es que el equipo de innovación educativa de la I.E. Futura Schools se dedicó a idear una nueva forma de evaluar no solo los conocimientos, sino las habilidades y actitudes de los alumnos.

“Siempre se ha buscado un tipo de evaluación que no sea tan cognitiva, sino que también pueda medir por ejemplo, habilidades socioemocionales, y algunos otros elementos que siempre se han buscado implementar. Entonces nosotros hemos implementado un tipo de educación por retos que contempla diferentes argumentos que se buscan actualmente en el logro de competencias del estudiante”, dice José Luis Guzmán Pérez, director de Innovación de este colegio.

Comenta que el modo de evaluación tradicional está un tanto divorciado de la forma de aprender, que ahora se enfoca en las diferentes competencias que un niño puede aprender. Por eso, su modelo establece retos bimestrales que abarquen de manera transversal todas las áreas que los estudiantes deberán resolver investigando, trabajando en equipo y haciendo análisis de la realidad.

Este modelo, les permite desempeñar diferentes roles, como el de vocero, líder, secretario, entre otros, que ayudan a los alumnos a aplicar lo aprendido en todas las áreas de educación. Y los puntajes obtenidos se suman a su evaluación bimestral.

Comentarios