Crisis de identidad ¿Qué es y cómo superarla?

Hay preguntas que todos nos hacemos alguna vez en la vida pero cuando estas preguntas se convierten en la parte fundamental de nuestro pensamiento hasta el punto de interferir en las actividades rutinarias de nuestro día a día nos encontramos con un problema.

La identidad individual es algo que se va creando poco a poco conforme vamos interactuando con la sociedad que nos rodea, nuestra familia, circulo social, amoroso y nos va a ayudando a conformar nuestra personalidad y una percepción de nosotros mismos como individuos que forman parte de la misma.

Cuando estos estereotipos se vienen abajo por grandes crisis sociales ocurren también grandes crisis de identidad que derivan en mayores problemas emocionales y psicológicos manifestándose a modo de interrogantes.

Las preguntas a las que nos referimos son algunas como las siguientes: ¿Quién soy?¿Qué estoy haciendo con mi vida? ¿hacia donde me dirijo?, etc. Y el problema al que nos referimos es el de la Crisis de Identidad. Momentos en la vida en los que no sabemos quienes somos ni nuestro cometido en nuestro entorno.

Lo cierto es que de alguna manera todos en algún momento de nuestra vida nos vemos obligados afrontar estas crisis debido a que en cada etapa de nuestra vida tenemos que afrontar situaciones distintas, ya sea en la adolescencia, con todos los cambios que ocurren a nivel físico y mental, la adultez y el tener que hacer frente a nuevos retos como la búsqueda de empleo, en algunos casos el divorcio, enfrentar la pérdida de seres queridos, entre otras cosas. Todo esto nos provoca en su momento cierto desequilibrio emocional, el cual si es bien gestionado nos puede ayudar incluso a crecer más como personas.

 

Normalmente llamamos Crisis de Identidad es el reflejo en la mayoría de los casos de otros problemas como la angustia, los miedos y temores, la ansiedad, la imposibilidad de tomar una decisión, en definitiva, se trata de una reacción negativa ante momentos de dificultad en la vida o por lo menos, momentos que se perciben como difíciles.

Según Erik Erikson, quién estudió muy bien a las personas con crisis de identidad dijo que en esos momentos de crisis la persona realiza un análisis exhaustivo de si mismo. Este análisis puede tener resultados tan negativos que pueden derivar en problemas más graves. Por eso es bueno que estos procesos de análisis los puedan llevar estas personas de la mano de expertos.

Lo bueno de las crisis de identidad es que si se resuelven de forma favorable nos encontraremos con una nueva imagen de nosotros mismos, con nuevos objetivos y nuevas ilusiones. Este es el caso más optimista y es por el que luchan los profesionales de la psicología a la hora de ayudar a una persona con problemas de crisis de identidad. Se trata de ayudarlo a encauzar su vida, a encontrar sus metas, en ultima instancia, ayudarlo a encontrar su identidad.

Si es que es bien abordado o tratado a tiempo, al final de una crisis de identidad se convierte en crecimiento personal, un crecimiento que para cada persona es diferente, por eso no se pueden aplicar fórmulas mágicas y aplicables a todos los casos.

Síntomas de la crisis de identidad

Antes queremos dejar en claro que. Hay que tomar en cuenta que todos estos síntomas, así como la intensidad con la que se viven, varían de una persona a otra.

  • Tener una sensación de estar perdido(a), como sin rumbo.
  • Sentirse sola y vacía (vacío existencial).
  • Dificultad para tomar decisiones debido a que no sabes lo que quieres realmente.
  • Ansiedad.
  • Desconocer como solucionar un problema ya que los métodos anteriores ya no son eficaces para tu nueva situación .
  • Inestabilidad emocional.
  • Tener la sensación de no estar preparado(a) para los cambios que estás comenzando a tener.

Los psicólogos establecen un dato importante, y es que una crisis no dura únicamente 1 o 2 días, incluso tampoco unas semanas. Cuando nos encontramos ante una crisis de identidad implica que la hemos estado atravesando por un periodo determinado de tiempo en donde han estado presentes uno o varios de los síntomas mencionados anteriormente.

¿Qué puede causar una crisis de identidad?

  • Cambios inesperados. Cuando una persona tiene que atravesar por distintos cambios en su vida de manera inesperada. Por ejemplo, atravesar un proceso de duelo ante una pérdida significativa, ya sea algunos de los padres, un hijo, etc. Un divorcio, pérdida del empleo, tener que mudarse a vivir a otro país, entre muchos otros cambios bruscos que pueden aparecer momentáneamente en la vida de una persona.
  • Etapa de la adolescencia. Esta etapa es sumamente propensa a que se presenten las crisis de identidad ya que se trata de una etapa en donde la persona experimenta continuos y profundos cambios físicos, psicológicos y mentales. El adolescente al encontrarse en una fase intermedia entre ser un niño o un adulto, tiene que ir desarrollando una nueva identidad e integrarse a la sociedad apoyándose en sus grupos de iguales.
  • No conocerse bien a sí mismo. Cuando no se tienen claros los valores personales y ocurre alguna situación inesperada, como por ejemplo, el tener que tomar alguna decisión importante, nos damos cuenta de que realmente no nos conocíamos tanto a nosotros mismos como lo pensábamos y entramos en conflicto ya que desconocemos que es lo que tenemos que hacer. El conocerse a sí mismo implica también conocer nuestros valores personales ya que a partir de ellos podemos tomar decisiones con mayor claridad.

¿Cómo se puede superar una crisis de identidad?

Si te encuentras afrontando una crisis de identidad, independientemente de la edad que tengas, esta serie de consejos te pueden ser de gran ayuda para que puedas salir adelante ante esta situación.

  • Percibe tu crisis de identidad como una oportunidad. Deja de centrarte únicamente en el lado aparentemente negativo de la crisis por la que estás atravesando y mejora tu perspectiva acerca de ella. Tienes que estar consciente de que las crisis son también oportunidades para evolucionar, desarrollarte y seguir creciendo como persona.
  • Trabaja en el autodescubrimiento. Para salir adelante ante una crisis de identidad es indispensable que comiences a hacer ejercicios de introspección y te vayas conocimiento más a ti mismo. Para ello puedes hacer continuamente reflexiones acerca de cuales son tus valores en la vida, tus creencias, ideales, metas, etc. también podría ayudarte mucho recibir la ayuda de un profesional que puede servirte de guía para lograrlo.
  • Aumenta la confianza en ti mismo. Aprende a aceptarte de manera incondicional, reconoce tu valía y tus potenciales. El amor hacia si mismo y la autoconfianza son fundamentales para poder afrontar cualquier tipo de situación que nos genere malestar.
  • Modifica o planteate nuevos objetivos. Si la situación que te ha generado la crisis de identidad ha hecho que perdieras la dirección o el rumbo acerca de que es lo que quieres y deseas en la vida, es hora de que comiences a partir de ahí a reevaluar y a modificar tus objetivos personales. Se trata de encontrar nuevamente aquellos que te brinden más motivación y sentido a todo lo que hagas.
  • Acepta los cambios. Lo peor que puedes hacer es resistirte a los nuevos cambios ya que eso provocará que te estanques cada vez más. Tienes que saber adaptarte a los cambios que se te han ido presentando y los que vas teniendo en tu interior ya que es lo que te permitirá seguirte desarrollando y aumentar tu bienestar emocional.

Si bien es cierto vivimos en sociedad y respondemos al interactuar con todo el mundo, lo cierto es que tenemos que trabajar con nosotros mismos, rescatando lo bueno y lo malo, y para ello podemos basarnos en principios espirituales, hacer preguntas, reconocer que no somos seres perfectos y como tal tampoco debemos centrarnos en los errores o en el de los demás, debemos ser realistas y aceptar los cambios circunstanciales se van a dar en cualquier momento.

Recuerda que superar una crisis de identidad en ocasiones no es una tarea fácil y requiere de tiempo, paciencia e incluso esfuerzo.

Lo antes mencionado cumple solo un papel informativo. Lo recomendable es pedir ayuda a algún especialista y así tener una opinión mas acorde a lo que estas pasando y de ser necesario recibir alguna terapia profesional.

Fuente: Internet

Click aquí: “Psicógenia, el abandono mental que puede matarte”.
Click aquí para ver el vídeo: “Cómo sobrevivir a una crisis económica”

Comentarios